Insumisas

Miren Ibarrola - Jueves, 8 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

¿Qué pasaría en la comunidad cristiana si las mujeres se declarasen insumisas? Templos vacíos y sucios, curas y obispos a buscarse la vida, niños y jóvenes sin catequesis;enfermos, ancianos y desarrapados más abandonados de lo que ya están, “machitos eclesiales” sin sirvientas ni amantes clandestinas. ¿Qué pasaría con la moral, la teología, la espiritualidad y el derecho? La comunidad de machitos ayuna de cooperación para el desarrollo y sin contemplativas a su antojo, sin poder presumir de caridad y espiritualidad. Mujeres cristianas en pie de guerra ante tanta impostura y desvergüenza que no provienen de Jesús;mujeres cristianas insumisas al poder de los machitos, siguiendo otra moral, otra teología, otra espiritualidad, la nuestra, que desde que mataron al nazareno no se ha visto en la comunidad de Jesús. En la comunidad cristiana no se ha producido una revolución femenina. En las mujeres célibes la obediencia es una rémora;en las que viven en pareja, conceptos como matrimonio, natalismo o aborto las tienen subsumidas a los patrones de una ética despiadada, clerical y misógina, que no proviene de Jesús. Se anuncia un Sínodo de escucha para los jóvenes. ¿Para cuándo un Concilio de mujeres, compuesto íntegramente por ellas?

Cada una verá si le interesa seguir en ese chiringuito de pederastia, corrupción y santidad. Cada una verá cómo seguir al Resucitado desde parámetros de libertad e insumisión. Cada una verá cómo mantener viva la llama de Jesús, su rebeldía ante el poder injustamente establecido, su amor infinito por las últimas. Porque “más vale morir de pie que vivir de rodillas”.

Últimas Noticias Multimedia