más de 22 temporadas en el ruedo profesional

Aimar y la eternidad

AIMAR | Olaizola renueva con la empresa Asegarce hasta el 2020 y continuará en los frontones, por lo menos, hasta los 41 años

Igor G. Vico - Viernes, 9 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Aimar Olaizola firma una de las pelotas que seleccionó ayer en el Atano III.

Aimar Olaizola firma una de las pelotas que seleccionó ayer en el Atano III. (Javi Colmenero)

Galería Noticia

Aimar Olaizola firma una de las pelotas que seleccionó ayer en el Atano III.

DONOSTIA- En cinco minutos, según cuenta Aimar Olaizola, se gestaron las negociaciones entre el pelotari de Goizueta y Asegarce. La empresa y el manista navarro, inmerso en la liguilla de semifinales del Parejas de Primera, se reunieron el miércoles por la tarde para charlar sobre la situación contractual del veterano puntillero, cuya vinculación con la promotora bilbaina se cerraba en diciembre del presente año. Asegarce le ofreció dos cursos más de prórroga y Olaizola II aceptó.

Con todo, el navarro continuará en las filas de la escuadra vizcaina hasta 2020. Finalizará con 41 años y más de 22 temporadas en el ruedo profesional, ya que debutó el 12 de abril de 1998 en el Jaian Jai de Lekunberri. En sus vitrinas destacan cuatro txapelas del Manomanista, tres del Parejas y siete del Cuatro y Medio.

“Como mínimo, seguiré hasta finales de ese curso”, valoró ayer el goizuetarra, quien estaba citado con Imaz en el frontón Atano III de Donostia en la elección de material para el enfrentamiento de semifinales del domingo ante Altuna III-Martija. “Estoy contento. Siempre me he sentido muy valorado desde que entré en la empresa en el año 2000. Es como mi otra familia. Llevo mucho tiempo con ellos”, consideró el navarro, quien argumentó que “todavía me quedan casi tres años. Después, no sé cómo estará el cuerpo. Lo importante es que la empresa siempre ha hecho una apuesta fuerte por mí. Estoy muy agradecido. Eso sí, no sé qué vendrá después”.

“Los años están pasando, pero lo más importante es que me encuentro bien jugando y estoy programado en combinaciones como hace cinco años. Además, me están respetando las lesiones. No he tenido nada importante. Mientras el cuerpo diga que sí, continuaré. Espero que no sea el último contrato que haga”, concretó el de Goizueta, quien analizó que “siempre me he sentido muy valorado en Asegarce. No ha habido problemas. Estamos a gusto y tenemos una buena relación. Siempre han tenido confianza en mí y quiero dar el nivel”.

Si bien Olaizola II tiene 38 años, el nivel demostrado no le quita de la cabeza ningún sueño. La brújula del de Goizueta sigue apuntando a la lana en todos los torneos. Da igual individual o por parejas. Busca la eternidad. “Sin ninguna duda, mi intención es seguir en las grandes competiciones. No me veo dejando alguna. Lo que importa es el nivel que estamos dando. A medida de que pase el tiempo, el mano a mano se irá haciendo más complicado, pero quiero jugar durante todo el año como hasta ahora”, recitó Aimar, que superó una fascitis plantar tras el Cuatro y Medio y está en uno de los mejores Parejas de su carrera. Ander Imaz, su compañero, que suspendió el último choque de cuartos de final debido a problemas de manos, se encuentra en plenas condiciones para la batalla.

Por su parte, Jokin Altuna, actual campeón del Cuatro y Medio y semifinalista de la presente edición del torneo de binomios unido a Julen Martija, confesó que “siempre motiva jugar contra Aimar. Es uno de los mejores de la historia”. “Desde pequeño le he visto por la tele y siempre me ha sorprendido por su juego”, analizó el puntillero, que rivalizará en el Atano III con el veterano.

“Se ha visto en nuestro juego que he transmitido confianza a Martija. El año pasado Abel Barriola siempre me decía que había que comunicarnos y decirnos todo. Así lo estamos haciendo”, reveló el de Amezketa. El guardaespaldas de Etxeberri, en su primera titularidad, confirmó que “es un encuentro importante para mí”. “Nos estamos apoyando el uno al otro”, agregó Martija.

Últimas Noticias Multimedia