el proceso social ha generado una mesa de trabajo

Etxabakoitz quiere vencer estereotipos

Una mesa de trabajo con colectivos reflexiona sobre la percepción de un “barrio segregado, abandonado y fracturado”

noticiasdenavarra.com - Viernes, 9 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 12:55h

Renovar la imagen de EtxabakoitzVER VÍDEOReproducir img

'El Drogas'durante su intervención en el vídeo.

(YOUTUBE)

Galería Noticia

Renovar la imagen de EtxabakoitzReproducirCarteles del proceso social participado de Etxabakoitz.

PAMPLONA. Hace ahora poco más de un año fueron presentados al barrio de barrio de Etxabakoitz los principales resultados del diagnóstico de situación realizado en 11 meses y coordinado por la Universidad Pública de Navarra a propuesta de las profesionales de la Unidad de Barrio de la zona y del Área de Acción Social y Desarrollo Comunitario. Tras ese diagnóstico, durante los últimos 12 meses se ha llevado a cabo un proceso participado de identificación de áreas de intervención prioritaria a partir de las propuestas de mejora de la convivencia recogidas. Asimismo se han ido creando espacios de trabajo conjunto en el barrio. Esta mañana la concejala delegada de Acción Social, Edurne Eguino y la directora de ese mismo Área, Marisol de la Nava, junto con los profesores del Departamento de Trabajo Social de la UPNA, Rubén Lasheras Ruiz e Izaskun Andueza Imirizaldu, han explicado el trabajo que se está realizando actualmente en el barrio basado en el diagnóstico ‘Etxabakoitzcon) (vive / Etxabakoitzenelkar) (bizi’ y los posibles próximos pasos a acometer.

Producto del diagnóstico han emanado dos contenidos informativos tangibles: el propio informe editado en formato libro y dos productos audiovisuales para dar a conocer el barrio y enfrentar los estereotipos negativos que existen sobre el barrio. En estos momentos ya se han editado 400 ejemplares del ‘Diagnóstico social sobre convivencia en Etxabakoitz’ (50% en castellano y 50% en euskera) que se podrán obtener en espacios de estudio, investigación, e intervención social: Bibliotecas, Universidades, Servicios sociales, de Salud, Asociaciones, etc. La publicación, explicaban los ponentes, quiere ser también un reconocimiento explícito a las más de 500 personas que, hasta este momento han participando en el proceso de mejora del barrio. Pero además, dado que el diagnóstico mostraba la extensión de un fuerte estigma social, asumido incluso por parte del propio vecindario, en estos momentos un grupo de personas, coordinado por el equipo de la UPNA, trabaja en dos productos audiovisuales para reforzar el sentimiento de pertenencia y enfrentar la imagen negativa del barrio.

Un proceso participado/ foros de encuentro

Desde el Área de Acción Social y Desarrollo Comunitario se consideró que la herramienta técnica idónea para abordar el estudio de Etxabakoitz era un proceso participado, que combinara diversas técnicas y herramientas de investigación, un sistema que ya se había empleado con éxito en municipios de Navarra, como Falces, Larraga y Cintruénigo, en colaboración de la Universidad Pública de Navarra. En el diagnóstico han participado múltiples entidades y personas vinculadas Etxabakoitz: Servicios sociales, Área de Acción Social y concejal de barrio del Ayuntamiento de Pamplona, centro de salud, escuela infantil y C.P. Nicasio de Landa, Parroquia Nuestra Señora del Pilar, Asociación Etxabakoitz Bizirik, Fundación ANAFE-CITE, SDC Etxabakoitz, Asociación de vecinos, Comisión de fiestas, Jazar, Biblioteca, Lavadero de coches y mascotas de Etxabakoitz, Estanco nº 43, farmacia, etc. El propio proceso se convierte así en un espacio de intercambio-convivencia. Este esfuerzo es importante dado que una de las carencias detectadas es la falta de la cohesión social en Etxabakoitz debido, entre otros factores, al carácter de ‘barrio de paso’ y también a la falta de relación entre la población antigua ya asentada y gran parte del nuevo vecindario. A resultas del proceso se conformó la Mesa por la Convivencia de Etxabakoitz, un foro abierto a todo el barrio que es un espacio de trabajo intercultural e intergeneracional con el objetivo de promover y mejorar la convivencia. Su actividad está programada, estructurada, es continua y con vocación de permanencia. En ella están actualmente participando entidades y personas de orígenes, culturas, géneros y edades diversas.

Contra el estereotipo que estigmatiza

Desde esa mesa se trabaja por paliar otro de los problemas detectados: la ‘mala imagen’ detectada en la mirada ajena de Etxabakoitz y la autopercepción de “barrio segregado, abandonado y fracturado”. La Mesa ha realizado más de una decena de reuniones de trabajo para elaborar dos productos audiovisuales, con la dirección técnica de personas vinculadas al barrio como Daniel Comes (vídeo), Pili Zozaya (fotografía) y Pablo Zaratiegi (música). Uno de los productos, financiado gracias a la colaboración del Gobierno de Navarra, realiza un breve recorrido histórico por el barrio. Explican cómo Etxabakoitz es, desde los años 60, un barrio receptor de migración. Al hilo de la industrialización primero llegaron trabajadores fundamentalmente extremeños y andaluces y ahora recibe a personas de origen extranjero de hasta 65 países diferentes que se conjugan, además, con un importante núcleo de población de etnia gitana. Según el diagnostico de los 5.250 vecinos, un 23,4% han nacido en el extranjero. El segundo producto es un collage de sonidos y músicas del barrio. Esta diversidad y la multiculturalidad –que el estudio identificaba como un riesgo potencial de fractura social y de hostilidad se reivindican en los vídeos no sólo como señas de identidad del barrio, sino también como motivo de orgullo, algo que ya expresaban el 70% de las personas que fueron encuestadas en la fase de diagnóstico. El esfuerzo de realización de los vídeos se aborda desde la filosofía “con”, una forma de trabajar participada, colaborativa, propositiva y comunitaria que otorga importancia al “cómo”. El trabajo es resultado de un cultivo colectivo de ideas que suministra garantía de calidad a la intervención y promueve la convivencia intercultural.

Los siguientes pasos

En este proceso abierto en sus contenidos y sus tiempos, los posibles siguientes pasos a dar por el barrio están vinculados a otras dos líneas de actuación preferentes detectadas en el informe diagnóstico. Por un lado se propone la constitución de una cooperativa de consumo/producción ecológica ante las dificultades para la provisión de alimentos en el barrio debido al paulatino cierre de establecimientos.

Por otro, se plantea la oportunidad de trabajar en el espacio educativo como un eje central de la convivencia en Etxabakoitz lo que se enfoca a la posibilidad de constituir un equipo de trabajo que implique tanto a las instituciones competentes (Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Pamplona) como al conjunto del tejido comunitario del barrio.