Sus recursos gestionados aumentan un 6,4%

Caja Rural crece, mejora su resultado un 30,5% y gana 86,8 millones en 2017

La entidad cooperativa compensa la debilidad del margen con más actividad en productos de valor añadido

Juan Ángel Monreal / Patxi Cascante - Sábado, 10 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Edificio que alberga la sede central de Caja Rural de Navarra en Pamplona.

Edificio que alberga la sede central de Caja Rural de Navarra en Pamplona. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

Edificio que alberga la sede central de Caja Rural de Navarra en Pamplona.

Pamplona- Caja Rural de Navarra siguió creciendo en 2017, un año en el que logró un beneficio neto individual de 86,8 millones de euros. Se trata no solo de la cifra más elevada de la historia de esta entidad, la única que mantiene su sede en la Comunidad Foral, sino que supera en más de 30,5% la obtenida el año pasado.

Este hito no se ha logrado mejorando el negocio habitual y clásico de la entidad, sino sobre todo con un esfuerzo en otras áreas que permiten compensar la debilidad del margen de intereses. Con el euribor en negativo, el margen de intereses de la cooperativa de crédito se quedó en apenas 142,9 millones de euros, un 3% que en 2016, si bien el margen bruto crece un 3,2% hasta los 217,4 millones de euros. La entidad, que espera mejorar la rentabilidad durante el actual ejercicio, ha acusado también en los últimos ejercicios la eliminación de las cláusulas suelo en miles de hipotecas y su sustitución por otras condiciones.

“Para la consecución de estos resultados ha sido relevante la positiva comercialización de productos de mayor valor añadido, como los fondos de inversión, los planes de pensiones y otras fórmulas de ahorro similares, así como la contribución del área de seguros, en la que la caja está consolidada como un competidor de referencia en el mercado”, explicó la entidad. Al resultado han ayudado también las menores necesidades de saneamiento de la cartera de crédito y de activos adjudicados en pago de duda.

Por su parte, Caja Rural ha seguido fortaleciendo su presencia tanto en Navarra como en sus territorios naturales de expansión. Abrió dos oficinas en 2017 y abrirá otras tres en 2018, un crecimiento que se encuentra acompañado del aumento de los recursos gestionados a los clientes. Aquellos que se encuentran dentro del balance, fundamentalmente depósitos y cuentas a la vista, alcanzan los 7.533,5 millones, lo que supone un 6,4% más que el año pasado. “A nivel nacional el sector ha descendido un 3,2% en este parámetro”, explicaban desde Caja Rural de Navarra, que destacaba asimismo el hecho de que la entidad supere ya una cuota de mercado del 27% en Navarra en este apartado y que el volumen de recursos fuera de balance haya crecido un 15,2%. En el área de fondos de inversión, el crecimiento de la entidad llega al 23,3%. La entidad cuenta ya con unos 10.000 clientes de banca privada, con un notable aumento este año.

El crecimiento en recursos ha permitido a Caja Rural seguir aumentando la inversión crediticia y hacerlo manteniendo si habitual ratio de prudencia. La relación entre créditos y depósitos escala hasta el 97,1%, frente al 96,5% del año anterior. En total, la inversión crediticia alcanza los 7.315,4 millones, un 7,1% más que el año anterior. En el conjunto del sector, el crédito total ha descendido un 2,49%. “En financiación a empresas hemos crecido un 12%”, destacaban desde Caja Rural, que prestado 730 millones de euros en este segmento de negocio.

A lo largo de la última década, la cooperativa de crédito dirigida por Ignacio Arrieta ha sido capaz de mantener su índice de morosidad por debajo de la media. Y así sigue. Según sus propios datos, cerró 2017 den un 2,0%, por debajo del 2,6% del año anterior y muy lejos del 7,8% de la media del sector financiero. La entidad cuenta además con una cobertura del 89,9% de los créditos morosos.

La baja morosidad y, sobre todo, la prudencia de la entidad a la hora de gestionar sus resultados ha permitido a Caja Rural de Navarra mantenerse como uno de las entidades con mayor solvencia de España. En estos momentos, su coeficiente de capital ordinario CET1 se sitúa en el 15,9%. Casi la totalidad del beneficio (84,8 millones de euros) se destinará incrementar las reservas “reforzando así los recursos propios y la capacidad de crecimiento futuro de la entidad”, explicaba Caja Rural.

apunte

Más red comercial. Caja Rural de Navarra cuenta con 250 oficinas repartidas de la siguiente forma: 140 oficinas en Navarra, 37 en Guipúzcoa, 33 en Vizcaya, 16 en Álava y 24 en La Rioja.

LAS CIFRAS

959

trabajadores. Es la plantilla a 31 de diciembre de 2017.

34.100

nuevos clientes. En 2017, un total de 34.100 personas iniciaron su actividad financiera como nuevos clientes de Caja Rural, un 6,5% más que en 2016.