Por fin

Visibilizar e interiorizar la igualdad

por javier arizaleta - Sábado, 10 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Galería Noticia

Es difícil saber si la huelga del 8-M es un momento histórico a partir del cual la igualdad entre hombre y mujer se vaya a producir. En esta evolución no hay plazos ni porcentajes. La igualdad o existe, o estamos ante más de lo mismo. Curiosamente la jornada demostró que hay un estamento que ocupa la pirámide superior del poder que no se encontró cómodo. Desde esa perspectiva es donde más se ve que la presencia mayoritaria de hombres que ejercen el poder no es directamente proporcional al número de mujeres que pudieran asumirlo con normalidad. Y aquí aparece una de las trampas en las que caemos frecuentemente por que la mujer realiza diferentes funciones que los hombres no siempre podemos o queremos. Ese pasito adelante que en muchos casos dan las mujeres en sus casas y en otros ámbitos, es el que muchas veces se aprovecha para desbancarla y que sea un hombre predispuesto a ocupar un puesto que de otra manera no le hubiera correspondido. Digamos que desde el pasado jueves en ese vértice de la pirámide hay más hombres cuya posición en fuera de juego se nota más. De aquella jornada se destacó una palabra sobre el resto: visibilizar. Un concepto reivindicativo que habla de dar la importancia que tiene el trabajo femenino en la sociedad y que, mostrándolo;pueda cuantificarse y restablecer el equilibrio de los géneros de manera equitativa. Pero por otra parte, también el 8-M puede ser una jornada para reforzar el convencimiento de muchos hombres, de que lo normal está en la igualdad y que el equilibrio de ambos géneros llega al eliminar todos los brotes de injusticia que todavía permitimos. Y lo escribo para que lo visibilicemos y, por fin, lo interioricemos.

Últimas Noticias Multimedia