SEGUNDA B

La fortuna les sonríe

victoria un solitario gol de miguel díaz al filo del descanso confirma la mejoría del filial rojillo

Diego Eusa - Domingo, 11 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Albisu conduce la pelota ante la presencia de un rival.

Albisu conduce la pelota ante la presencia de un rival. (Foto: Oskar Montero)

Galería Noticia

Albisu conduce la pelota ante la presencia de un rival.

Osasuna B 1

Real Unión 0

OSASUNA PROMESAS Gonzi, Julen Hualde, Endika, Mikel Fernández, Albisu, Perea, Jaime (Iván Martínez, min.86), Otegui (Moncayola, min.90), Borja Domingo (Barbero, min.76), Miguel Díaz y Javi Martínez.

REAL UNIÓN Otaño, Urkizu (Garcés, min.82), Gayoso, Senar, Azkoiti, Esnaola, Llamas, Alonso (Letamendia, min.56), El Haddadi, Domínguez y Capelete (Rodellar, min.71)

Gol 1-0, min.40: Miguel Díaz.

Árbitro Hernández Lorenzo (Comité Riojano). Asistido en bandas por Villoria Urrechu y Martínez Martínez. Amonestó a los locales Endika, Borja Domingo y Javi Martínez y al visitante Ekhi Senar.

Estadio Instalaciones Deportivas Tajonar, ante la presencia de unos 300 espectadores. Se guardó un respetuoso minuto de silencio en memoria de Don Fermín Ezcurra Esáin.

tajonar- Osasuna Promesas consiguió la victoria por la mínima ante un Real Unión que no creó excesivo peligro sobre la portería de Gonzi. Un solitario gol de Miguel Díaz, al aprovechar un fallo en el despeje del meta visitante Otaño, sirvió para que el filial rojillo siga soñando con la permanencia en la categoría de bronce.

El encuentro comenzó con un Real Unión muy superior durante el primer cuarto de hora de partido, mientras que el conjunto navarro se mostró seguro en defensa.

Con el paso de los minutos el medio campo rojillo fue entrando en contacto con la pelota, y fruto de ello comenzaban a llegar los acercamientos sobre la portería de Otaño. Un centro de Jaime Dios desde banda derecha lo cabeceaba en el segundo palo Borja Domingo obligando al meta visitante a estirarse para mandar el cuero a saque de esquina.

Osasuna vio en las bandas un agujero por el que hacer daño a la defensa irundarra, pero los envíos al área por parte de Hualde, Endika, Jaime o Javi Martínez no encontraban rematador. Pasada la media hora de juego, Borja Domingo dispuso de dos ocasiones para estrenar el marcador, pero los dos disparos del ariete se marcharon desviados.

Poco antes de llegar al descanso, un error en el despeje de Otaño lo aprovechó Miguel Díaz, que había acompañado la jugada presionando a la zaga rival, para conseguir el que a la postre sería el único gol del encuentro. La réplica del Real Unión no tardaría llegar. Un centro por la banda izquierda de Mario Capelete lo remató Ander El Haddadi ajustado al palo izquierdo de la portería de Gonzi.

La segunda parte empezó con un Osasuna dueño de la pelota y un par de ocasiones de Jaime Dios que mandó por encima del larguero. El Real Unión respondió con un cabezazo de El Haddadi, pero la fortuna, para los intereses navarros, no estuvo de su lado.

En el último cuarto de hora el conjunto navarro juntó las líneas para defender las acometidas de un Real Unión que quemó las naves en busca del empate con la entrada del canterano Juan Pablo Garcés. El filial, bien ordenado, esperaba su oportunidad a la contra, pero el resultado no se movió.

Con este resultado el conjunto que dirige Sergio Amatriain se encuentra, a falta de 9 jornadas para que concluya el campeonato, a seis puntos de la zona de permanencia que ocupa el Izarra, rival de los rojillos en la antepenúltima jornada liguera.