En marcha la reforma de Paseo de Pamplona y muro

Sale a concurso el proyecto de ambas calles por 157.000 euros
Se harán dos carriles en cada sentido, con más espacio para peatones y cambios en carril bici

Fermín Pérez-Nievas Fermín Pérez-Nievas Itxaso Mitxitorena - Domingo, 11 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Inicio de Paseo de Pamplona y unión con la calle Muro.

Inicio de Paseo de Pamplona y unión con la calle Muro. (Fermín Pérez)

Galería Noticia

Inicio de Paseo de Pamplona y unión con la calle Muro.

Tudela- El Ayuntamiento de Tudela comenzará a acometer en 2018 la reforma de las calles Paseo de Pamplona y Muro con la intención de que sean más amables para el peatón y las bicicletas e implicará un cambio en la ordenación del tráfico y las plazas de aparcamiento actual en ambas calles. Para ello va a sacar a concurso la redacción del proyecto de las obras de remodelación de este espacio (entrada principal a Tudela) y las acometidas de las redes de agua por un montante máximo de 157.300 euros, dentro de unas obras que se prevé tengan un coste total superior a los 3 millones de euros, de los que el programa EDUSI (Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado) de la Unión Europea acordó financiar en un 50%.

Los trabajos se prevé acometerlos en tres fases y la primera de ellas se iniciaría dentro de 2018. Así se aprobó el pasado viernes en la Junta de Gobierno donde se dio el visto bueno al pliego de cláusulas que saldrá a concurso en los próximos días. Aunque el diseño final dependerá del proyecto ganador, las líneas básicas que se prevén para el cambio en el paseo de Pamplona, se centran en el diseño que realizó en su día Rafael Moneo para urbanizar la calle teniendo en cuenta el centro cultural San Francisco (cuyo dibujo aparece junto a este artículo).

En líneas generales se prevé ganar espacio al peatón en la acera de Sementales del Paseo de Pamplona y recolocar la amplia acera actual. Habrá dos carriles de entrada y dos de salida en dirección a Pamplona para vehículos, uno de los cuales conducirá directo hacia el aparcamiento de la zona inundable bajo el puente del ferrocarril. La reordenación del espacio será total porque desaparecerán los aparcamientos en batería que se encuentran en la zona de los contenedores, si bien se mantendrá una mediana con los árboles actuales. El carril más cercano a la acera de las viviendas y zona comercial servirá para el acceso a los garajes y a los aparcamientos que se mantengan. En la parte de Sementales se ganará acera para los peatones que “deberá contar con cierta anchura pues se trata de la zona más soleada y previsiblemente de un uso peatonal más intenso” y se potenciará la conexión peatonal con el río. Además se indica que el actual carril bici y su conexión con el prado y Azucarera “no está resuelta” por lo que abre la posibilidad a realizar modificaciones.

En lo referente a la calle Muro el diseño definitivo dependerá más del redactor del nuevo proyecto si bien se apunta la posibilidad de trasladar el actual carril bici de la calle Carrera-Gaztambide a esta vía, por los problemas que se originan entre bicis y peatones en la calle Carrera, más peatonal que el Muro. “Habría que estudiar concretamente la ubicación de este carril-bici, a la creación de zonas de aparcamiento para éstas, sus conexiones con la red existente y la posible modificación o traslado del carril-bici existente en la C/ Carrera-Gaztambide a la calle Muro, dados los problemas detectados de convivencia entre el tránsito peatonal de esta calle y el ciclista”.

tres fasesLas previsiones son acometer los trabajos en tres fases bien diferenciadas, una primera para el Paseo Pamplona en los números pares a la mediana existente, una segunda para el Paseo Pamplona, resto (números impares a mediana existente) y una última fase para la calle Muro.

La primera fase cuenta con una superficie aproximada de 6.400 metros cuadrados y comprende los entronques al Paseo del Prado y el de Avenida Zaragoza-Muro-Pamplona en los que, tal vez, la actuación de reurbanización sea mínima. La previsión es que las obras comprendidas en esta primera fase sean ejecutadas en el año actual.

La segunda fase cuenta con una superficie aproximada de 3.300 metros cuadrados y comprende también el entronque con la vía cercana al complejo Deportivo Municipal de Ribotas en el que, tal vez, la actuación de reurbanización sea mínima.

Por último se encuentra la tercera fase sobre una superficie de 4.100 metros cuadrados.

El pliego del concurso concluye que “se trata de redactar el proyecto constructivo de este ámbito, que propicie una regeneración del entorno (Casco Antiguo y centro de la ciudad) que, en la actualidad, aún siendo un espacio central de Tudela, es un espacio urbanizado y construido en la Ciudad durante las décadas de los cincuenta y ochenta, que a veces presentan inadecuadas condiciones de accesibilidad, ignorando la necesaria dotación de espacios libres y zonas verdes y la conexión e integración urbana con el resto de la Ciudad, lo que hace urgente la intervención para su regeneración urbana, económica y social desde un planteamiento de sostenibilidad e integración con el conjunto de la Ciudad”.