presidente del grupo automovilístico Volkswagen

Landaben producirá coches eléctricos si aumenta su demanda en el Estado, apunta Matthias Müller

D.N. - Martes, 13 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 12:42h

El presidente de la junta directiva de Volkswagen, Matthias Müller, en rueda de prensa

El presidente de la junta directiva de Volkswagen, Matthias Müller, en rueda de prensa (EFE)

Galería Noticia

El presidente de la junta directiva de Volkswagen, Matthias Müller, en rueda de prensa

BERLÍN. El presidente mundial del grupo automovilístico Volkswagen, Matthias Müller, dijo hoy que si aumenta la demanda de eléctricos en España, la factoría de Volkswagen en Landaben (Pamplona) y la de Seat en Martorell (Barcelona) podrían producir también eléctricos en el futuro.

Müller anunció que van a aumentar a 16 el número de fábricas que produzcan eléctricos en 2022, frente a las 3 fábricas que lo hacen ahora, pero ninguna de ellas está en España.

En la rueda de prensa de presentación de los resultados del 2017, Müller matizó que podría estudiar producir eléctricos en España al ser preguntado por ello.

En los dos próximos años el número de fábricas que producirán eléctricos se incrementará a 9.

Diez de las 16 fábricas para eléctricos estarán en Europa, cinco en Asia y una en EEUU.

La marca Volkswagen tendrá seis fábricas para eléctricos en Europa, de ellas cuatro en Alemania (Wolfsburg, Hannover, Dresde y Zwickau), una en Wrzesnia (Polonia) y otra en Bratislava.

Además, Audi tendrá una en Bruselas y otra en Neckarsulm, Porsche otra en Zuffenhausen y Skoda otra en Mladá Boleslav.

Las cinco en Asia estarán en China y son de la marca Volkswagen (Changchun, Qingdao, Yizheng, Anting y Foshan) y la de EEUU estará en Chattanooga, también de la marca VW.

El grupo Volkswagen invertirá un total de 124.000 millones de euros en los próximos cinco años en vehículos eléctricos y de combustión, así como en conducción autónoma, en servicios de movilidad y también en sus plantas y operaciones diversas en todo el mundo.

De este total, 90.000 millones de euros irán a parar, principalmente, a vehículos de combustión convencional, tanto diésel como de gasolina, así como otras actividades y a sus plantas, entre otros aspectos.

El directivo indicó que esta inversión en tecnología de combustión convencional se produce porque cree que estos vehículos continúan siendo una parte "importante" en el reto de rebajar las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y óxidos de nitrógeno (NOx). Además, afirmó que los vehículos diésel "modernos" (que cumplen con la normativa Euro 6), no son parte del problema medioambiental, sino todo lo contrario.

"Estamos haciendo grandes inversiones en la movilidad del mañana, pero sin descuidar las tecnologías y los vehículos actuales, que seguirán desempeñando un papel importante en las próximas décadas", subrayó.

En este sentido, explicó que la empresa con sede en Wolfsburg invertirá 19.800 millones en su gama de vehículos de propulsión interna (diésel y gasolina) y también en sus factorías y en otras operaciones durante este año y un total de 90.000 millones en los próximos cinco años (hasta 2022).

La multinacional ya explicó a finales del año pasado que invertirá más de 34.000 millones de euros en movilidad eléctrica, conducción autónoma y digitalización para dicha fecha, con el objetivo de "redefinir" la movilidad urbana. De este total, la firma destinará 6.600 millones de euros a los capítulos de movilidad eléctrica, conducción autónoma y servicios de movilidad en 2018.

El grupo Volkswagen espera producir hasta tres millones de vehículos eléctricos por año para 2025, con más de 80 modelos en el mercado. El grupo alemán cuenta en la actualidad con una cartera de ocho modelos eléctricos de todas sus marcas. Este año se sumará el Audi Q6 e-tron, el primer todocamino eléctrico de la firma de los cuatro aros con una autonomía de 500 kilómetros, mientras que en 2019 llegarán el Porsche Mission E y el Volkswagen I.D. Vizzion.

Asimismo, Volkswagen Vehículos Comerciales lanzará el eCrafter en otoño de este año y los primeros autobuses urbanos eléctricos de MAN y Scania entrarán en fase de prueba antes de que finalice 2018, para su posterior producción en 2019.

"En los últimos meses hemos realizado todos los pasos necesarios para implementar 'Roadmap E' (hoja de ruta) con velocidad y determinación", agregó Müller.