Los sectores de frutas, hortalizas y vino, prioritarios para la Agencia de Control Alimentario en Navarra

EP - Martes, 13 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 11:57h

Un estudiante coge una pieza de fruta en el comedor escolar de su colegio.

Un estudiante coge una pieza de fruta en el comedor escolar de su colegio. (Foto: Oskar Martínez)

Galería Noticia

Un estudiante coge una pieza de fruta en el comedor escolar de su colegio.Alimentación rica en frutas y verduras frescas.

PAMPLONA. El director de la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA), José Miguel Herrero, ha presentado este martes en Pamplona los planes específicos de actuación de AICA en la Comunidad foral para 2018, año en el que llevará a cabo nuevas campañas de vigilancia en los sectores vitivinícola y de frutas y hortalizas, con el fin de perseguir la morosidad en los pagos y asegurar las ventas con contrato por escrito en las empresas navarras.

Herrero también ha presentado el balance de inspecciones y sanciones de 2017, en el que AICA ha realizado 35 inspecciones, el 60% de ellas en los sectores oleícola y vitivinícola. Además, ha llevado a cabo controles en los sectores cárnicos, frutas y hortalizas y lácteo.

Las investigaciones culminaron con cuatro sanciones a una industria alimentaria, con sede en Navarra, por no cumplir los plazos de pago que marca la ley de la Cadena.

En los cuatros años que lleva controlando las operaciones comerciales en la cadena alimentaria, AICA ha investigado todos los sectores y agentes que operan en la cadena, convirtiéndose en un aliado del sector y un organismo de referencia en la vigilancia del cumplimiento de la Ley.

En 2018, AICA llevará a cabo nuevas campañas de vigilancia en los sectores vitivinícola y de frutas y hortalizas para perseguir la morosidad en los pagos y asegurar las ventas con contrato por escrito en las empresas navarras.

José Miguel Herrero ha explicado que "AICA, junto con el Ministerio de Agricultura, está trabajando a través de un programa de precios anómalamente bajos en los sectores de leche líquida y aceite de oliva que tiene por objetivo comprobar si las empresas que ofertan dichos productos cumplen la ley de la Cadena". "En Navarra la sanción impuesta proviene de las inspecciones llevadas a cabo en el marco de este programa. Las investigaciones realizadas en el sector vitivinícola en Navarra corroboran que las bodegas se han adaptado a la ley de la Cadena", ha añadido el director de AICA.

En cuanto a las denuncias por venta a pérdidas, práctica prohibida por la ley del Comercio Minorista y que es competencia de las Comunidades Autónomas, AICA ha trasladado a la Administración regional competente las 20 denuncias recibidas para que las investigue.

AICA ha afirmado que 2017 ha sido el año en el que se ha consolidado como "organismo imprescindible y referente" en el control de la ley 12/2013, de 2 de agosto, de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria.

Durante el pasado 2017, AICA ha realizado 1.882 inspecciones de oficio de las 3.669 llevadas a cabo desde el comienzo de su actividad inspectora en 2014. "Esta cifra pone de relieve el esfuerzo de la Agencia de Información y Control Alimentarios por potenciar el control de las operaciones comerciales en la cadena alimentaria en beneficio de todos los operadores, ya que en un único año se han desarrollado la mitad de las inspecciones totales", ha destacado la propia Agencia.

Los controles de los cuatro últimos años han dado como resultado 922 sanciones por un importe superior a los 9,2 millones de euros. Sólo el pasado año se impusieron 573, el 62% de la cifra total.

Por eslabón de la cadena, la industria alimentaria concentra 424 de las sanciones impuestas, una cifra similar a la suma de las de la distribución mayorista (232) y la distribución minorista (248). Por sectores, frutas y hortalizas con 287 sanciones, y lácteo con 265, son los más sancionados. Por tipo de infracción, el incumplimiento de los plazos de pago es en el 44% de los casos (409) el motivo más frecuente de sanción, seguido de la reincidencia al cometer más de una infracción (244) y la ausencia de contratos (167).

Además de las actuaciones de oficio, AICA interviene cuando recibe denuncias por posibles incumplimientos de la ley de la Cadena. Los datos acumulados recogen 210 denuncias, de éstas 59 se recibieron en 2017, la mayoría en los sectores lácteo y de frutas y hortalizas.

Los inspectores de la Agencia de Información y Control Alimentarios realizan una labor de inspección en todos los sectores y a todos los agentes que intervienen en las relaciones comerciales de la cadena, se ocupan de la tramitación de expedientes, investigación de denuncias recibidas así como de alegaciones presentadas por las empresas objeto de vigilancia. Como consecuencia de esta actividad continua, los datos varían día a día y los expedientes se encuentran en diferentes momentos administrativos.

AGENCIA DE INFORMACIÓN Y CONTROL ALIMENTARIOS (AICA) La Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) es un organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Fue creado mediante la ley 12/2013, de 2 de agosto, de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria, con el objetivo de controlar el cumplimiento de la misma en lo que respecta a las relaciones comerciales entre los operadores de la cadena alimentaria.

La actividad de control que ejerce la agencia se realiza cuando ésta recibe una denuncia por incumplimientos a la ley de la Cadena Alimentaria y mediante inspecciones de oficio cuando dispone de información o indicios de posibles infracciones a dicha ley. AICA inicia e instruye el procedimiento sancionador correspondiente en caso de detectar algún incumplimiento.

Además, AICA tiene encomendada la gestión de los sistemas de información y control de los mercados en el sector oleícola y en el sector vitivinícola.

Desde 2016, AICA es competente en el control oficial de los operadores acogidos a las Denominaciones de Origen (DOP) e Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) de ámbito supraautonómico. Concretamente, la misión de AICA consiste en comprobar el cumplimiento de los requisitos establecidos en los pliegos de condiciones de las DOP Jamón de Huelva, Arroz de Calasparra y Cordero Segureño, y las IGP Los Beyos y Carne de Ávila.