Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Una trampa condujo a los investigadores hasta el pozo donde estaba el cadáver

La Guardia Civil puso un cebo para que la mujer decidiera trasladar al menor a otro escondite

Martes, 13 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

pamplona- Ana Julia Quezada comenzó a convertirse en la principal sospechosa de la desaparición de Gabriel tras protagonizar dos momentos claves en el caso: encontró la camiseta blanca del menor a tres kilómetros del lugar de la desaparición y también es quien vistió al menor el día en que se le perdió la pista. Además, la prenda no constaba en la lista de ropa que se detalló a la Guardia Civil y en la zona en la que halló la camiseta ya había sido rastreada en una de las batidas que se hicieron por los alrededores donde desapareció Gabriel. Por lo que los investigadores decidieron tenderle una trampa.

Durante el interrogatorio del pasado viernes, la Guardia Civil le puso un cebo refiriéndose a una serie de grabaciones de cámaras de seguridad relacionadas con el caso. En esos archivos, al parecer, se le podía ver a ella, lo que la vincularía con la desaparición del menor. Tras tenderle la trampa, Ana Julia se dirigió este domingo al pozo donde había escondido el cuerpo de Gabriel, aunque los investigadores creen que lo pudo mover varias veces, y le fotografiaron sacando el cuerpo .

Posteriormente, los agentes le siguieron hasta su casa y, en el momento en el que iba a entrar al garaje le interceptaron y entonces fue cuando hallaron al menor sin vida en el maletero. - D.N.