Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Iñigo Eugui gerente de la adjudicataria erro y eugui

“El ‘Passivhaus’ logra eficiencia energética sin renunciar a la calidad”

Miércoles, 14 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Iñigo Eugui, gerente.

Iñigo Eugui, gerente. (Foto: J. Bergasa)

Galería Noticia

Iñigo Eugui, gerente.

las claves

pamplona- “El estándar Passivhaus logra que los edificios estén construidos con una alta eficiencia energética y así reducir el consumo de energía, sin renunciar a una mejoría en la calidad de vida de sus habitantes”, explicó ayer Iñigo Eugui, gerente de la adjudicataria de la primera promoción de vivienda pública ya en marcha en Mutilva impulsada por el Gobierno de Navarra. La constructora pamplonesa Erro y Eugui, que construyó en el Soto de Lezkairu el edificio Thermos, primer bloque residencial con certificación Passivhaus del Estado, es ahora la que edifica, con el mismo estándar de ahorro energético , esta primera promoción de VPO que el Gobierno destinará a alquiler.

Ayer, en el acto simbólico de la colocación de la primera piedra, Iñigo Eugui destacó, en relación a las viviendas Passivhaus, que se caracterizan por “mantener las condiciones ideales en su interior, optimizando los recursos mediante el empleo de técnicas pasivas y sin utilizar ningún producto material o estilo arquitectónico específico”.

Precisó que los principios básicos de esta manera de construir son cinco: “excelente aislamiento térmico, en toda la envolvente del edificio, lo que permite que las temperaturas extremas no alcancen el interior de la vivienda;ventanas y puertas de altas prestaciones con carpinterías de baja transmitancia térmica y ventanas con doble o triple vidrio;ausencia de puentes térmicos, no interrumpiendo la capa de aislamiento, cuidando las juntas y utilizando material de resistencia térmica mayor;hermeticidad del aire, de manera que no puede haber una fuga de aire superior a una pelota de ping pong;y en quinto lugar, ventilación mecánica con recuperación de calor, aprovechando el calor que generan las personas y los electrodomésticos al precalentar el aire limpio entrante antes de expulsar el viciado”.

Iñigo Eugui puso de manifiesto que, una vez concluida la construcción del edificio, se mide y se evalúa de tal manera que si no cumple las altas exigencias en los ensayos no obtiene el sello Passivhaus. Subrayó que con estas medidas constructivas “se consigue una notable reducción del coste de calefacción, pasando de un gasto de calefacción de 784 € por año, en un piso tipo de 70 m2 de más de 30 años de antigüedad o de 220 € en un edificio más moderno, a 73 € anuales, es decir un ahorro de un 80%”. - L.C.H.

la primera promoción pública

dos edificios con 42 viviendas

Equipo y cifras. El proyecto consta de 5.631 m2 repartidos en 42 viviendas exteriores distribuidas en 2 edificios de baja más 3 alturas. La inversión es de 4.148.355 € y 20 meses el plazo de ejecución. Iñigo Eugui destacó que la constructora, en sus 50 años, tiene entre sus pilares “construir con calidad y la innovación”. Deseó éxito al equipo formado por: Jesús Goñi, Roberto García, José Luis Astiz, Andrés Trincado, José Mª Prada (autores del proyecto);Artaso Royo, ATEC (aparejadores);Iñaki Archanco (asesor Passivhaus);Juan Pedro del Río y Juan José Martos (jefe y encargado de Obra) y Alberto Bayona, David Chocarro y Beatriz Gomez, de Nasuvinsa.