Para que el centro esté libre de coches hay que empezar por los grandes accesos, resalta Cabasés

Vecinos y comerciantes críticos con el plan de Pío XII dicen que se han desoído sus propuestas, se limita el acceso a las ambulancias y no convence a los ciclistas

Laura Garde Iban Aguinaga - Miércoles, 14 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Vecinos, vecinas y comerciantes de Iturrama, ayer durante el foro de barrio.

Vecinos, vecinas y comerciantes de Iturrama, ayer durante el foro de barrio.

Galería Noticia

Vecinos, vecinas y comerciantes de Iturrama, ayer durante el foro de barrio.
“El barrio más perjudicado por las emisiones de los coches es Iturrama”

pamplona- Iñaki Cabasés, concejal de barrio de Iturrama, reiteró que el proyecto de Pío XII, cuyas obras se pondrán en marcha en mayo para que pueda comenzar a funcionar a finales de noviembre, convierte a las personas en protagonistas del espacio público con el objetivo de mejorar su calidad de vida. Además, será punta de lanza en el proceso de transformación de Pamplona en una ciudad de movilidad sostenible: “Respecto a otras ciudades, llevamos mucho retraso en la implantación de modos de movilidad sostenible. Hay muchas cosas que mejorar, y si queremos que el centro de Pamplona sea un espacio libre de coches, tenemos que empezar por Pío XII, uno de los grandes accesos a la ciudad”, recalcó.

Durante el foro de barrio que tuvo lugar ayer en Civivox, Cabasés se encontró con vecinos, vecinas y comerciantes hostiles ante la introducción del carril bici en la calzada, la creación de un carril de servicios múltiples o la sustitución de las 126 plazas de aparcamiento por 75 de rotación en las calles adyacentes. José Ignacio López aseguró que los vecinos y vecinas del barrio han aportado “todo lo que han podido” durante el proceso de participación, y que, sin embargo, “no se les ha hecho caso”: “El proyecto parece muy bonito. Con el de lo Viejo y el Ensanche la sensación era la misma. Pero mira ahora qué ha pasado. Ha habido mucha participación pero no se nos ha hecho caso. Además, creo que se están creando problemas donde no existían”. De la misma forma, Luis Landa sintió que el Consistorio ha ignorado las peticiones de los colectivos que se posicionan en contra del plan: “Tenía que haber habido más diálogo con los comerciantes”. Ambos fueron apoyados por Ainhoa Comerón. Como comerciante, sentenció que sus ideas técnicas han sido rechazas por motivos políticos: “En su momento dijeron que podíamos aportar muchas cosas, pero la realidad ha sido otra”. Respecto al carril bici, afirmó que colectivos ciclistas no están satisfechos con el cambio: “El carril bici no va a estar pintado de otro color, por ejemplo. Quizá todo se tenga que replantear desde aquí”. En cuanto a la contaminación, dudó si su reducción va a ser real porque el tráfico que no pase por Pío XII lo hará colapsando otras zonas. Así, les gustaría que a final de año, cuando se ponga en marcha, lo hiciese también un contador de personas y vehículos. Para ella, la solución solo puede estar en la educación y el consenso político.

Otro de los puntos que preocupa a los asistentes que ayer mostraron su punto de vista en la reunión es el acceso de los servicios de emergencias al Complejo Hospitalario de Navarra (CHN). “La idea es buena, pero no sé si Pío XII es el mejor lugar para ejecutarla. Reduciendo carriles, ¿qué va a pasar con las ambulancias?”, cuestionó Landa.

iñaki cabasés

Concejal de barrio de Iturrama

Por el contrario, Juan Carlos Berasategui manifestó su gratitud por la intención “beneficiosa” de la transformación de la avenida. Según él, las arterias generales de las ciudades deben ser para los peatones, el transporte urbano o las urgencias;deben ser las calles colindantes las que acojan los coches particulares de vecinos y vecinas. Por ello, sostuvo que la próxima labor del Ayuntamiento es construir aparcamientos disuasorios en barrios como Etxabakoitz o Buztintxuri.

monasterio de urdaxPara vecinos como Jesús Legasa o Pello Andueza la gran perjudicada en los últimos años ha sido la calle Monasterio de Urdax. Allá se derivó el tráfico que se dirigía de la Vuelta del Castillo hacia la cuesta de Larraina convirtiéndola en “una autopista”, por lo que pidieron soluciones para “desembotellarla”.

Cabasés presentó también el Plan de Caminabilidad, propuesto tras conocer los resultados del proyecto de la Universidad de Navarra Life+Respira, que analiza la contaminación existente en la capital. Según los datos, el barrio más perjudicado por las emisiones de los vehículos es Iturrama. Entre las proposiciones que se someterán a estudio para mejorar la situación se encuentran la reducción de la velocidad, la revisión de los aparcamientos -su gestión y distribución-, la sustitución del pavimento, la mejora de la iluminación y la revisión de la accesibilidad a los cruces: “Cada vez que actuemos, tenemos que ir siempre en esta dirección con el único propósito de mejorar la calidad de vida”.

Otro de los vecinos asistentes al foro, pidió un semáforo en la confluencia de la calle Íñigo Arista con la Avenida de Navarra: “Lo propuse hace dos años. Me dijeron que con un municipal podían solucionarse los atascos que se forman en hora punta, pero todavía no he visto a ninguno”. También criticó la doble fila de coches de la calle Abejeras que se forma por la zona azul y que corta el paso al transporte público, realentizando así al resto de vehículos.