Recuperar la dignidad

Nace la Coordinadora Ribera por la Defensa del Sistema Público de las Pensiones con 30 colectivos

El sábado, en Tudela, esperan que 5.000 personas acudan a manifestarse para la subida de pensiones

Fermín Pérez-Nievas - Miércoles, 14 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Doce integrantes de la recién nacida Coordinadora Ribera por la Defensa del Sistema Público de las Pensiones, tras su presentación.

Doce integrantes de la recién nacida Coordinadora Ribera por la Defensa del Sistema Público de las Pensiones, tras su presentación. (FERMÍN PÉREZ-NIEVAS)

Galería Noticia

Doce integrantes de la recién nacida Coordinadora Ribera por la Defensa del Sistema Público de las Pensiones, tras su presentación.

tudela- “Recuperar nuestra dignidad”. Ése es el objetivo que subyace bajo las manifestaciones y protestas de cientos de miles de jubilados en todo el Estado y que el próximo sábado tendrán una nueva edición en todo Navarra. Ayer en Tudela se presentó la recién nacida Coordinadora Ribera por la Defensa del Sistema Público de las Pensiones que agrupa a más de dos decenas de colectivos de jubilados (de diecinueve localidades riberas y todas las de Tudela) que de forma “transversal, plural y diversa, no integrada por partidos políticos ni centrales sindicales” saldrán a las 19.00 horas a la plaza de Los Fueros porque “nos jugamos mucho las personas jubiladas pero también las generaciones futuras”. Como portavoz temporal, Esperanza Rubio Salvatierra estará presente hoy en el Parlamento Foral para reclamar unas pensiones dignas e hizo hincapié en que “hasta no lograrlo vamos a seguir con esta lucha, a la que llamamos de forma especial a nuestros hijos e hijas, nietos y nietas pero también a las generaciones futuras”.

Rubio recalcó el apoyo que han recibido en sus movilizaciones desde el Parlamento de Navarra (excepto de los dos parlamentarios de PPN) y del Ayuntamiento de Tudela (menos de los dos concejales de PPN) y recordó que en Navarra las protestas de los jubilados, que son el germen de esta coordinadora, nacieron en Tudela. “Nace al calor de las movilizaciones espontáneas que se dan primero en Tudela. A finales de 2017 ya empezamos pero a principios de 2018 cuando recibimos ese regalo de reyes de la ministra es cuando surgió la movilización e indignación en contra de la congelación y la miserable subida del 0,25% así como recuperación de nuestro poder adquisitivo perdido”. Así, de las menos de 100 personas que se concentraron en la puerta del ayuntamiento el 15 de enero, se pasó a 250 el 22 de enero, después 500 el 29 de enero y en la manifestación del 22 de febrero llegaron a las 2.300 personas, “queremos doblar esa cifra el próximo sábado”, añadió Rubio. Hace un mes existían 120 coordinadoras en todo el Estado y ahora la cifra ronda las 280.

Dejaron bien claro que la “gota que ha colmado el vaso” para lanzar a las calles a los jubilados ha sido la carta en la que el ministerio anunciaba el incremento, “cuando recibes la carta te indignas porque se están riendo de ti. Te dicen, textual, ‘Tengo el placer y el gusto de comunicarle que su pensión ha sido revalorizada con un 0,25% lo cual supone 0,98 euros’;¡y se han gastado 10 millones de euros en esas cartas”.

De esta manera, la reclamación que abanderará la manifestación del sábado se centrará en reivindicar la revalorización de las pensiones de acuerdo con el IPC real, el mantenimiento del sistema público de pensiones, la revisión y subida de las más bajas (sobretodo la de viudedad) y la recuperación del poder adquisitivo perdido durante los últimos 5 años. “No nos van a parar y mañana en el Parlamento (por hoy) vamos a exigir que mientras el Gobierno de España no adopte las medidas que tiene que adoptar sea el Gobierno de Navarra quien se haga cargo mientras”, apuntó Esperanza Rubio.

subida de 0,98En la presentación de la Coordinadora Ribera por la Defensa del Sistema Público de las Pensiones se puso sobre la mesa las dificultades que están viviendo muchos de los jubilados, especialmente en la Ribera donde se encuentran buena parte de los 58.000 pensionistas navarros que cobran por debajo de 700 euros mensuales. “Llevo propuestas concretas para los riberos porque aquí hay mucha gente que ha trabajado en el campo y que apenas han cotizado por lo que hay unas pensiones de miseria”, indicó Rubio que preside la Asociación de Jubilados la Ribera con 1.150 socios. “Aquí a la sede vienen a las 3 de la tarde para calentarse y se están hasta las 9 de la noche porque no tienen calor en casa. Muchos tienen que elegir entre tomar la medicación o comprar la leche o pan. Parece un cuento pero está situaciones se viven a diario en nuestra asociación con pensiones que no llegan a 500 euros y no pueden ni comprar bombillas. Los políticos eso lo saben pero no lo viven, no lo palpan”.

Rubio, entre emocionada e indignada, puso su propio ejemplo para describir lo que estaban padeciendo miles de jubilados de la Ribera, “A mí me han subido 98 céntimos, que es de 300 y pico euros después de trabajar 32 años. Me la complementan con 100 euros, si no es por mi marido... de qué iba a vivir? Voy de voluntaria para dar de comer en el comedor social Villa Javier todos los festivos. ¡Tuve que pedir no estar sirviendo porque cuando salía veía las caras de personas que conocía y están comiendo allí porque no tienen dinero para comer;no podía soportarlo! Cuando estaba sola me decía: ‘pero Esperanza si tú eres una de estas, si no vivieses con tu marido tendrías que venir aquí”. Más allá del momento puntual, los jubilados apuntaron que “nuestra lucha es de todos y de todas”, de esta generación y la siguiente.