Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
exigen al Kremlin que dé explicaciones

El ataque al exespía ruso Sergei Skripal: la OTAN advierte a Rusia de que no quiere "otra Guerra Fría"

Reino Unido, Francia, Alemania y EEUU culpan a Rusia por el ataque al exespía ruso y su hija y piden que informe ante la OPAQ

EP - Jueves, 15 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 16:07h

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov (EFE)

Galería Noticia

  • El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov

LONDRES. Los líderes de Francia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos han atribuido al Gobierno de Rusia la responsabilidad por el ataque con gas nervioso contra el exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia, al tiempo que han exigido al Kremlin que dé explicaciones ante la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas. (OPAQ).

"Los líderes de Francia, Alemania, Estados Unidos y Reino Unido rechazamos el ataque que tuvo lugar contra Sergei y Yulia Skripal en Salisbury el 4 de marzo", han asegurado los mandatarios, en un comunicado conjunto publicado este jueves, el día después de que Reino Unido anunciar la expulsión de 23 diplomáticos rusos por el ataque contra el exespía.

"El uso de un agente nervioso de fabricación militar, de un tipo desarrollado por Rusia, constituye el primer uso ofensivo de un agente nervioso en Europa desde la Segunda Guerra Mundial", han considerado los líderes de Reino Unido, Francia, Estados Unidos y Alemania.

Los cuatro mandatarios han hecho hincapié en que el ataque en Salisbury ha supuesto "un asalto contra la soberanía de Reino Unido" y han dejado claro que el uso de este tipo de sustancias por parte de un país representa "una clara violación" de la Convención sobre Armas Químicas y "una violación del Derecho Internacional". "Amenaza la seguridad de todos", han considerado.

Tras señalar que Reino Unido ha informado detalladamente a sus aliados de que es "altamente probable" que Rusia haya sido la "responsable" de este ataque, los dirigentes de los cuatro países han dejado claro que creen que "no hay otra explicación alternativa plausible" que no sea la responsabilidad de Rusia y han puesto de manifiesto que el Gobierno de Moscú no ha respondido a las preguntas que le ha planteado el Ejecutivo de Londres.

"Reclamamos a Rusia que afronte todas las preguntas relacionadas con el ataque en Salisbury. Rusia debería en concreto desvelar por completo y con detalles su programa Novichok ante la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ)", han subrayado.

Por últimos, los presidentes de Francia y Estados Unidos, Donald Trump y Emmanuel Macron, y las jefas de Gobierno de Alemania y Reino Unido, Angela Merkel y Theresa May, han manifestado su preocupación por el patrón "de comportamientos irresponsables de Rusia" y han exigido al Gobierno de Moscú que "cumpla sus responsabilidades como miembro del Consejo de Seguridad de la ONU en cuanto al mantenimiento de la paz y la seguridad internacional".

El comunicado conjunto de Francia, Reino Unido, Alemania y Estados Unidos llega un día después de que el Gobierno británico haya anunciado la expulsión de 23 diplomáticos rusos en represalia por el ataque con gas nervioso contra el exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia el 4 de marzo en Salisbury.

Skripal y su hija permanecen desde entonces ingresados en un hospital con pronóstico grave, al igual que el agente de Policía británico que les atendió en el banco en el quedaron inconscientes cerca de un control comercial en Salisbury.

'LA OTAN NO QUIERE OTRA GUERRA FRÍA' El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó hoy que los aliados no quieren "otra Guerra Fría" y pidió a Rusia "cambiar su comportamiento" hacia el "diálogo político", tras considerar que los envenenamientos registrados en Reino Unido son "un ataque muy serio".

"Cuando las tensiones se incrementan es importante tener un diálogo político, porque no queremos otra Guerra Fría", afirmó Stoltenberg en una rueda de prensa hoy en Bruselas, centrada en la presentación del informe anual de la Alianza, en la que el político se refirió al ataque al exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia.

El Reino Unido informó este miércoles al resto de sus socios del uso de una sustancia "de grado militar" desarrollada por Rusia y señaló como "altamente probable" que este país estuviera detrás del envenenamiento de Skripal, que trabajó para el espionaje ruso antes de ser condenado en 2006 a 13 años de prisión por trabajar para los servicios secretos británicos.

"La sustancia utilizada es una de las más tóxicas nunca desarrolladas. Es la primera vez que se utiliza un agente nervioso en territorio aliado desde la fundación de la OTAN. Todos los aliados están de acuerdo en que este ataque rompe las reglas y acuerdos internacionales. Esto es inaceptable. No tiene lugar en un mundo civilizado", agregó el político noruego hoy.

Stoltenberg mostró su pleno apoyo al Reino Unido y consideró que el país "está respondiendo de manera proporcionada".

"Apoyo que hay que dar una respuesta porque ante acciones así hay consecuencias", consideró.

El secretario general reiteró así la "solidaridad" de los aliados con el Reino Unido y garantizó "el apoyo necesario" ante un "patrón de comportamiento (de Rusia) en los últimos años", con hechos como "la anexión ilegal de Crimea y el apoyo a los separatistas en el este de Ucrania" o la presencia militar en Moldavia y Georgia "en contra de la voluntad de estos países".

Stoltenberg también citó los intentos de "anular elecciones e instituciones democráticas" y dijo que "la OTAN está respondiendo para dar un mensaje claro a Rusia".

"Estamos construyendo nuevas capacidades para defendernos en contra de cualquier amenaza, incluyendo la híbrida, cibernética y otro tipo de agresiones. Vamos a continuar y estamos evaluando constantemente qué más podemos hacer", dijo.

Entre otras acciones, Stoltenberg citó el despliegue de los batallones en los Balcanes o una "mayor inversión en defensa para desarrollar sistemas de protección contra ataques químicos y biológicos".

"Después de la Guerra Fría, trabajamos para una asociación estratégica con Rusia. Rusia tiene que cambiar de comportamiento y verá que estamos dispuestos a una relación más constructiva", agregó.

La OTAN, agregó "no quiere ser el espejo de Rusia", pero su "visión sigue siendo firme, defensiva y proporcionada".

"Nosotros no queremos entrar en una nueva carrera armamentística porque no hay ganadores en esa carrera. Es costoso, peligroso y no interesa a nadie. Pero que no haya dudas de que la OTAN defenderá a los aliados contra las amenazas", aseguró.

Stoltenberg dijo que el Reino Unido "no necesita apoyo práctico" para la investigación de estos ataques pero subrayó que "el apoyo político es importante".

Herramientas de Contenido