Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“Era conflictivo y temíamos que algo así pudiera acabar pasando”

Los vecinos de San Martín de Unx lamentaron que el pueblo sea noticia por el arresto del supuesto yihadista

Jueves, 15 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El joven detenido en San Martín de Unx, trasladado por dos agentes de Guardia Civil.

El joven detenido en San Martín de Unx, trasladado por dos agentes de Guardia Civil. (EFE)

Galería Noticia

  • El joven detenido en San Martín de Unx, trasladado por dos agentes de Guardia Civil.

san martín de unx- La tranquila localidad de San Martín de Unx, en la que apenas residen 383 habitantes, vio alterada ayer su rutina al amanecer con la impactante noticia de la detención de un presunto yihadista de 27 años, residente en la localidad. El suceso, del que se hicieron eco desde primera hora de la mañana los principales medios de comunicación tanto locales, como autonómicos y estatales, corrió como la pólvora entre los y las sanmartinejas, quienes se mostraron “asombrados” por la magnitud de la operación policial a la par que “aliviados” de que el joven haya sido detenido “antes de haber cometido un delito” reconocieron.

Preguntado por el perfil del arrestado, el alcalde, Javier Leoz, quien no ocultó su sorpresa por lo acontecido, señaló que el joven, pese a llevar residiendo en la localidad desde 2012, “no se relacionaba” con la gente del pueblo, siendo una persona “desarraigada de la sociedad” describió. Conocido como “el okupa”, y es que al parecer vivía de forma irregular en un inmueble ubicado en la parte alta del pueblo, junto a la iglesia (en el número 7 de la calle Castillo), “iba y venía con su moto y vivía solo” señaló el primer edil.

Asimismo, los vecinos coincidieron en que “es una pena que seamos noticia por algo así y no por el rosado “ y en que era “un chaval introvertido que hacía poca vida social en el pueblo”. Otros, por su parte, destacaron que era “reivindicativo y combativo con ciertas injusticias sociales” que no concretan. Sin embargo los que vivían junto a su casa, como Javier Campandegui, fueron más tajantes y recalcaron que “era conflictivo” y que “sólo generaba problemas”. En este sentido aseguraron que “actuaba de forma extraña y era un peligro” y temían que “algo así pudiera acabar pasando”. - A. Izko

Herramientas de Contenido