Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Ana Julia Quezada era “manipuladora, fría y carente de empatía hacia otras personas”

La Guardia Civil no cree la versión de la detenida de que discutió con Gabriel antes de matarlo

Viernes, 16 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Ana Julia Quezada consuela a Ángel Cruz antes de la aparición del cadáver de Gabriel.

Ana Julia Quezada consuela a Ángel Cruz antes de la aparición del cadáver de Gabriel. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Ana Julia Quezada consuela a Ángel Cruz antes de la aparición del cadáver de Gabriel.

almería - “Egocéntrica, incapaz de ponerse en el lugar los demás y dotada de una frialdad máxima”. Con estas palabras describió ayer por la mañana la Guardia Civil a Ana Julia Quezada, la autora confesa de la muerte del niño Gabriel, cuyo cadáver fue encontrado el pasado 11 de marzo en el maletero del coche que conducía la responsable del crimen.

El comandante de la Unidad Central Operativa (UCO), Jesús Reina, hizo públicos varios detalles referentes a la Operación Nemo, bautizada así en homenaje al pescaíto, en compañía del jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Almería, José Hernández Mosquera. En la rueda de prensa convocada en Almería, los dos portavoces explicaron que Quezada, considerada por el Instituto Armado como responsable de los delitos de detención ilegal y asesinato, es una persona “muy manipuladora” a la que “ciertas circunstancias negativas” le pueden provocar una inestabilidad “muy grande”.

Hernández Mosquera y Reina también señalaron que durante la investigación se percibieron ciertas “actitudes” sospechosas y un “cúmulo de incongruencias, de movimientos extraños”, entre ellos el hallazgo de la camiseta del niño junto a una depuradora, punto determinante para centrar definitivamente el foco sobre ella.

“La prenda apareció en una zona buscada, estaba seca y fue ella la que propuso buscarla”, incidieron los mandos refiriéndose, a su vez, a las continuas “mentiras” y supuestas pérdidas de teléfonos móviles en un “espacio de tiempo muy pequeño”.

“Queríamos que cometiera el último error y lo hizo la mañana del domingo cuando se vio un poco más liberada. La pena es que buscábamos que nos llevase a Gabriel, pero al final nos guió al sitio donde estaba enterrado”, añadieron.

no hubo discusiónNi Hernández Mosquera ni Reina quisieron dar detalles sobre la muerte del niño más allá de que fue asfixiado y no sufrió, pero sí descartaron el relato que Ana Julia, pareja de Ángel, el padre de Gabriel, defiende sobre una supuesta discusión previa. “Respecto a la versión que da de unos insultos, estamos convencidos de que tenemos pruebas suficientes para demostrar cómo ocurrieron los hechos. Hay un detalle importante, aunque no tenga valor judicial: los padres educaron a ese niño en el amor y el respeto a la gente”, explicó Reina.

Así, sin querer defender una única hipótesis sobre por qué Quezada acabó con la vida del menor, el comandante de la UCO sostuvo que “hay un hecho evidente: para Ángel, Gabriel era lo más importante”. “Los fines de semana los pasaba con él y siempre aprovechaba cualquier momento para verlo”, subrayó, muy emocionado, Reina.

varios condicionantesLa Guardia Civil está convencida de que Quezada, dominicana de 43 años, asfixió al niño de ocho años en la finca familiar de Rodalquilar el mismo día de su desaparición, y después ocultó el cuerpo en un “agujero” sobre el que arrojó tierra, piedras de jardinería y unos tablones. Los cuerpos de seguridad no registraron a fondo dicha propiedad porque en los doce días de búsqueda los familiares, incluida la autora confesa del crimen, habían estado en reiteradas ocasiones allí sin encontrar nada sospechoso.

Asimismo, la investigación, centrada en el entorno familiar, también estuvo “condicionada” por otros factores como la esperanza de encontrar vivo al menor, ya que, de ser así, era poco probable que Gabriel permaneciera oculto en el cortijo familiar. - Efe/E.P.

ángel cruz

“gabriel quizás ME HA SALVADO LA VIDa”

Todo un héroe. Ángel Cruz, el padre de Gabriel, afirmó el miércoles por la noche en el programa Desaparecidos de TVE que la muerte de su hijo quizás le haya salvado la vida al haber supuesto la detención de su pareja, Ana Julia Quezada. En una entrevista junto a la madre del menor, Patricia Ramírez, los progenitores del niño admitieron que siguen sin asumir la pérdida de su hijo: “No hay consuelo ahora mismo, pero si esa mujer no le va a poder hacer daño a nadie más, Gabriel la ha ganado, aunque haya pagado con un coste tan alto como su vida”. Además, Ramírez volvió a destacar que la muerte de su hijo “ha logrado sacar de la gente muchas cosas bonitas”. “Para mí, se ha ido como un rey, y si ha servido para parar a la bruja, nos sirve de consuelo”, explicó la madre, que agradeció de nuevo las muestras de cariño recibidas desde diferentes lugares de todo el mundo y el trabajo de las más de 5.000 personas (3.000 de ellas voluntarias) que peinaron 625 kilómetros cuadrados en Níjar para encontrar a Gabriel.

los datos

Prisión provisional y sin fianza. El juez Rafael Soriano decretó ayer prisión provisional, comunicada y sin fianza para Ana Julia Quezada, acusada de asesinato, detención ilegal y atentado contra la integridad moral. La mujer ingresará hoy en el centro penitenciario El Acebuche de AlmeríaEl derrumbe de la autora. El abogado de Quezada, Esteban Hernández, reveló que su clienta quedó “muy afectada” tras escuchar la decisión del juez. “Creemos que está arrepentida”, afirmó el letrado, quien aseguró que la autora confesa está colaborando con la Justicia. Hernández también lamentó “algunas reacciones de los ciudadanos”, aunque se mostró comprensivo dada la gravedad de los hechos.

Conducción a la deriva. La Guardia Civil cree que Quezada conducía su coche con el cadáver de Gabriel “sin saber a dónde iba” hasta que fue arrestada en Vícar.

Cadáver semidesnudo. Gabriel fue encontrado en ropa interior por los agentes de la Guardia Civil;el resto de sus prendas, a excepción de la camiseta que Quezada dejó junto a la depuradora, fueron arrojadas en un contenedor de vidrio de Retamar (Almería).

Crítica a los medios. La Guardia Civil criticó a la prensa y a la televisión por poner en peligro los operativos de seguimiento a Quezada, aunque agradeció su profesionalidad y la de los voluntarios que participaron en la mayor búsqueda coordinada de un desaparecido.

Últimas Noticias Multimedia