Baztan, dispuesto a trabajar por el museo etnográfico

Lo asegura el alcalde al “abrirse una nueva línea de negociación” que ha conocido por la prensa

Viernes, 16 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

La escultura ‘Maternidad’ de Jorge Oteiza junto al museo etnográfico.

La escultura ‘Maternidad’ de Jorge Oteiza junto al museo etnográfico. (Foto: Ondikol)

Galería Noticia

La escultura ‘Maternidad’ de Jorge Oteiza junto al museo etnográfico.

elizondo- El Ayuntamiento del Valle de Baztan está dispuesto a “seguir trabajando a fin de conseguir mantener el museo (el etnográfico Jorge Oteiza) por al menos otros veinte años”, según manifestó el alcalde Joseba Otondo en una nota de prensa. La declaración, de acuerdo con lo que indica, se produce “al abrirse una nueva línea de negociación como recoge la prensa”.

Otondo indica que “en relación al protagonismo mediático y político que está adquiriendo el tema del museo de Baztan”, ubicado en Puriosenea, un inmueble de propiedad privada, “es preciso hacer (...) aclaraciones. Así, señala que en marzo de 2017 “a punto de expirar el convenio de cesión de Puriosenea, habida cuenta de que los años anteriores se habían invertido más de 300.000 euros de dinero público en este edificio privado, el Ayuntamiento de Baztan trasladó un borrador de convenio a la familia propietaria que suponía una continuación del hasta entonces en vigor!”.

La propietaria del edificio respondió, afirma el alcalde, reclamando al Ayuntamiento de Baztan el abono de la deuda generada por terceros (alrededor de 23.000 euros) como condición para aceptar ese borrador”. Posteriormente, indica que, “con la conformidad de todos los grupos representados en el consistorio baztandarra” se trasladó una nueva propuesta: el compromiso de cesión del inmueble a veinte años y a cambio el Ayuntamiento “estaría dispuesto a asumir la deuda” y pagar anualmente una cantidad equivalente a la contribución urbana del edificio”. La contrapropuesta de la propiedad, sin embargo, “planteaba el pago de la deuda como requisito imprescindible”, un plazo de cesión máximo de 3 años y un alquiler mensual “inasumible para el Ayuntamiento” y que trasladado al resto de grupos políticos municipales “ninguno la consideró aceptable”. El intento de “asegurar el uso del edificio con un horizonte temporal acorde a un equipamiento cultural de este tipo se vio así truncado”. - Nafarpress