la carta del día

Entender nuestro entorno lingüístico para entendernos mejor

Por Imanol Larrea Mendizabal - Sábado, 17 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

vivimos en sociedades cada vez más complejas. A menudo, nos cuesta entender lo que ocurre a nuestro alrededor y aquello que afecta a nuestra vida cotidiana. No vemos claras las causas y consecuencias de las relaciones entre personas, entre grupos, los hábitos o las tendencias sociales. Y, a menudo, tal como dice la primera regla de la sociología, “las cosas no son lo que parecen” (Berger, 1963).

Así ocurre, también, con las lenguas. Puede que veamos que una lengua se usa cada vez más o que la gente cada vez está aprendiendo más otra;puede que percibamos que está cambiando el paisaje lingüístico que nos rodea, y así lo hace el idioma en el que nos llegan las creaciones culturales. La sociolingüística es la disciplina científica que estudia la relación entre lenguas y sociedad. Es la herramienta para comprender mejor lo que ocurre en nuestro entorno en este ámbito. Los procesos de minorización y revitalización de lenguas suelen ser multicausales y complejos. En el caso del euskera, son muchas las personas, movimientos sociales y entidades públicas y privadas que se esfuerzan en hacer crecer su uso, garantizar su continuidad y facilitar su completo desarrollo social.

El Clúster de Sociolingüística es el centro de investigación para el desarrollo social del euskera. A través de la investigación aplicada, nos encargamos de crear y divulgar el conocimiento más preciso posible sobre el desarrollo social del euskera, para responder a las necesidades de la revitalización lingüística. Para ello se reúne alrededor del Clúster una amplia red de socios y expertos que se dedican a la sociolingüística. El Clúster fue creado en 2004 y, desde entonces, ha ido generando y acumulando experiencia investigadora, tejiendo una red de relaciones y conocimiento. Llevamos a cabo proyectos de investigación para conocer la situación y mejorarla y los difundimos;siempre basándonos en métodos científicos, trabajo en equipo y compromiso con la sociedad.

El proceso de revitalización del euskera es, en cierta medida, referencial en Europa. Es un proceso único y especial;no se puede llevar a cabo mediante fórmulas o mecanismos importados directamente desde otro lugar. Requiere constantemente utilizar métodos científicos para diagnosticar la situación, aplicar iniciativas, evaluarlas, corregirlas e inventar otras nuevas.

Además, en la sociedad que vivimos el papel de las lenguas tiene vital importancia. Es uno de los elementos claves en lo que respecta a la cohesión social y las relaciones entre personas y grupos. Está relacionado con la convivencia, el desarrollo personal, la sostenibilidad, la diversidad cultural, las relaciones de poder y, resumiendo, con el modelo de sociedad que queremos construir para el futuro. Tal como sale a la luz una y otra vez, en la sociedad son muy diversas las visiones, vivencias y proyectos sobre las lenguas. Esta diversidad se nos muestra tanto en nuestra cotidianeidad como en la esfera pública. En ocasiones se revela en forma de choques;nos encontramos con visiones que no consigue entenderse mutuamente.

Todo esto nos lleva a reafirmar la necesidad de un conocimiento preciso y riguroso de nuestro entorno sociolingüístico. Compartir una descripción objetiva de la realidad es la condición mínima para que se dé un debate sincero y transparente. Es por eso que trabajamos desde la imprescindible práctica independiente, construyendo puentes entre el ámbito académico y el aplicado, desde las necesidades de toda la comunidad de hablantes del euskera y haciendo nuestra aportación en relación con las personas y entidades responsables de la política lingüística.

El autor es director de Soziolinguistika Klusterra (Clúster de Sociolingüística)