Prioridad a la rotonda de Renolit antes de construir las nuevas viviendas

La condición se incluye en la nueva propuesta de urbanización presentada por la constructora Isga a Ayuntamiento y vecindario

Julen Azcona - Sábado, 17 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

La rotonda estará entre el coche y el edifico de la izquierda y, al fondo, la urbanización.

La rotonda estará entre el coche y el edifico de la izquierda y, al fondo, la urbanización. (Julen Azcona)

Galería Noticia

La rotonda estará entre el coche y el edifico de la izquierda y, al fondo, la urbanización.

ESTELLA-LIZARRA- La rotonda que regule la entrada de la ciudad del Ega por la avenida de Pamplona (carretera NA-1110) será una prioridad en la urbanización que la empresa Isga Inmuebles, de Caja Laboral, pretende construir en la parcela de la antigua fábrica Renolit. Así se acordó ayer durante la comisión de Urbanismo que tuvo lugar en el ayuntamiento de Estella-Lizarra, presidida por Emma Ruiz (EH Bildu) y en la que se reunieron miembros del Consistorio junto con la empresa constructora y la asociación de vecinos de San Miguel.

Tras seis meses estudiando distintas alternativas, Isga presentó ante el Ayuntamiento y los vecinos del barrio una distribución arquitectónica diferente respecto a lo dispuesto hasta ahora. “A nosotros nos parece una mejor propuesta que la anterior y apostamos por seguir avanzando por este camino”, aseguró Ruiz. El siguiente paso será la presentación del estudio de detalle, que llevará “unos dos o tres meses”, según explicaron desde el área de Urbanismo del Ayuntamiento. Después, se tramitará el proyecto de ejecución por fases, que establecerá como condición indispensable “que se construya la rotonda antes incluso que las estructuras de las viviendas. La rotonda se viene pidiendo desde anteriores legislaturas pero hasta ahora no se había exigido como fase inicial e imprescindible”, afirmó Ruiz.

Desde la constructora aseguraron que están “trabajando sin parar para que el proceso siga adelante”. Su nueva propuesta tiene el mismo aprovechamiento que la anterior, pero se le ha dado mayor altura al bloque y menor ocupación sobre el terreno. “Es más ordenado;nos parecía que la idea anterior tenía mucho recoveco”, señaló Isga, refiriéndose a los espacios abiertos, que ahora se concentran en el centro, creando dos plazas “de uso público” y “aprovechando más el espacio”.

La asociación de vecinos y vecinas de San Miguel afirmó que “es de agradecer” que el Consistorio cuente con ellos para los procesos urbanísticos que afectan a su barrio. “Hemos podido hablar con la empresa constructora y trasladarle nuestras preocupaciones”, aseguró Mikel Roig, presidente del colectivo, añadiendo que, entre otras cosas, la empresa ha respondido “favorablemente” a su propuesta de asegurar el terreno de ajardinamiento para el olivar que queda en la zona detrás de la futura urbanización, junto a la calle de los Cordeleros.

viviendas La urbanización, que tendrá una superficie máxima de 19.178 metros cuadrados y servirá para la construcción de unas 170 viviendas, incluye ahora un diseño arquitectónico más acorde con el tipo de terreno sobre el que estará construido -con un talud natural al fondo, coincidiendo con la subida al paraje de San Lorenzo-. “La altura irá de menos a más, empezando en la parte más cercana a la carretera con cuatro plantas hasta acabar con siete al fondo, contra el talud”, explicaron desde Urbanismo. En total, habrá un bajo, seis pisos y el ático.

A la planta baja se le dará uso de vivienda y, como novedad, se aprovecharán dos locales para establecer dos negocios, “uno de hostelería y otro para un comercio local. El resto, todo residencial”, afirman desde el Consistorio. La urbanización contará con dos plantas subterráneas que servirán de aparcamientos para unas 300 plazas para vehículos.

Últimas Noticias Multimedia