tudela/ cintruénigo/ corella/ arguedas

Las mujeres paran toda la Ribera con motivo del 8 de marzo

Marchas y concentraciones congregaron a miles de personas en todos los pueblos

f. Pérez-Nievas - Sábado, 17 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Multitudinaria concentración vespertina en Tudela.

Multitudinaria concentración vespertina en Tudela. (Foto: j.a. martínez)

Galería Noticia

Multitudinaria concentración vespertina en Tudela.Concentración en Arguedas.Minuto de silencio en Cintruénigo.La gente también salió a la calle en Corella.Marcha matutina por la calle Gaztambide-Carrera de la capital ribera.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

tudela. Cerca de 3.000 personas se manifestaron el pasado 8 de marzo en Tudela para mostrar su “hartazgo” ante la situación de desigualdad

que viven las mujeres. Entre los asistentes había personas de todas las edades desde los 8 a los 80 años, pero destacaron las jóvenes procedentes de institutos como el Benjamín de Tudela. Durante toda la jornada se realizaron diversos actos y paros laborales que tuvieron su máxima expresión en la manifestación de la noche.

En las protestas de por la mañana, donde tomaron parte unas 800 mujeres, se realizó la lectura de un comunicado por dos estudiantes que mostraron su cansancio ante “un sistema que nos dice que solo tienes que estar guapa, callada y sumisa. Estamos hartas de una sociedad que nos oprime. Por eso paramos, estamos cansadas de la diferencia salarial, del cuidado de nuestros hijos y personas dependientes, un trabajo sin reconocimiento social. Cansadas de sentir miedo y de que nos sigan pegando y matando y de que se nos considere inferior al hombre sin tener en cuenta nuestras capacidades. Queremos ser mujeres libres e independientes, queremos cambiar el mundo”.

También en Cintruénigo (donde el pleno tiene mayoría de representación femenina) se manifestaron. Concretamente, convocada por el Consistorio y la Asociación de Mujeres, tuvo lugar una manifestación en la plaza del Ayuntamiento, a la que asistieron alrededor de 150 personas. La alcaldesa Raquel Garbayo, acompañada de las concejalas, leyó un manifiesto aprobado por unanimidad en el último pleno. Tras la lectura del mismo, se guardaron cinco minutos de silencio. En Corella, el instituto Alhama salió a la calle para mostrar su adhesión y las concentraciones tuvieron lugar junto al Ayuntamiento. Los actos de protesta se repitieron también en Arguedas y en otros muchos municipios de la Ribera.