Llega su hora

Una polémica reforma

Sábado, 17 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Varias personas en un curso de gimnasia en la pista del pabellón polideportivo Ciudad de Tudela.

Varias personas en un curso de gimnasia en la pista del pabellón polideportivo Ciudad de Tudela.

Galería Noticia

Varias personas en un curso de gimnasia en la pista del pabellón polideportivo Ciudad de Tudela.Exterior del pabellón Ciudad de Tudela.Reunión del Ayuntamiento con representantes de la LNFS.Los socios del equipo de gobierno anunciando el acuerdo.El público ha aguantado con humor la presencia de goteras.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

despuésde dos semanas de polémicas sobre el presupuesto del pabellón Ciudad de Tudela, su incremento y la necesidad o no de un nuevo polideportivo para Tudela (que defienden los partidos de la oposición), finalmente los tres partidos que integran el equipo de gobierno unieron sus posturas y llegaron al acuerdo de que las obras se acometerán sujetándose a un coste máximo que rondará el millón de euros. A esa noticia hubo que añadir, de repente, la puesta en marcha del proyecto de unas nuevas piscinas de verano en el entorno del Barrio de Lourdes (probablemente en las instalaciones de Clara Campoamor) que PSN puso como condición innegociable para apoyar la reparación del Ciudad de Tudela. Sin embargo, esta imposición fue aceptaba por I-E y Tudela Puede con “naturalidad” con cierta lógica dentro del juego político. Las piscinas figuraban dentro del programa electoral del PSN y obligan al Ayuntamiento a meterse en un gasto muy elevado (este año proyecto y 2019 su construcción) para unas instalaciones cuyo mantenimiento podría suponer un fuerte handicap para las arcas municipales.

nuevas piscinas a cambioEl edil Carlos Gimeno se mostró tajante en la rueda de prensa conjunta, “si no hubieran aceptado las piscinas no habría polideportivo”. Junto a esta exigencia, los socialistas han impuesto a I-E y Podemos (socios del cuatripartito) llevar una enmienda conjunta al Parlamento para que el Gobierno financie parte de esas piscinas en 2019. Como última condición para aprobar las cuentas de Tudela de 2018 han exigido una acreditación por escrito del presidente de la LNFS de que acepta los cambios en el proyecto “porque solo tenemos la palabra del alcalde que ha hablado con Javier Lozano”.

De esta forma, los socialistas afirmaron que quieren “influir y hacer valer nuestro peso en el Ayuntamiento de Tudela”, algo que sus socios ven “con naturalidad” y dentro de “una negociación”, concluyendo el alcalde que “lo que hemos hecho ha sido adelantar el debate presupuestario de 2019”. La duda que queda es si se pueden mantener unas nuevas piscinas de verano o si su construcción implicará tener que cerrar otras instalaciones, cabiendo la posibilidad de caer en un gasto inasumible, tal y como sucedió con otros proyectos al Ayuntamiento que presidía Luis Casado.

El hecho es que en una semana el equipo de gobierno tuvo que decidir, bajo la amenaza del PSN, sobre construir unas nuevas piscinas si quiere reformar un polideportivo para cumplir unas condiciones que ya tenía que haber acometido UPN y evitar que el máximo exponente del deporte tudelano no pierda la categoría (con el coste electoral y popular que ello tendría).

Gimeno aseveró que “el PSN no ha sido oportunista políticamente, ha sido leal. El equipo de gobierno trabajaba en una dirección que no le agradaba. Primero 400.000 euros era algo desmedido, no digo nada cuando se dijo 8000.000... ¡Pero si son 1,5 millones no estamos por la labor! Lo que hacemos es apostar por Tudela”.

las obrasLa rueda de prensa que ofrecieron los socios del tripartito pretendía tranquilizar y afirmar que Tudela va a contar con un pabellón que cumplirá con las condiciones de la Liga y que costará “en torno al millón de euros”, más que el último presupuesto inicial pero menos que los 1,5 millones a los que se había disparado.

El concejal de Urbanismo, Daniel López, explicó que esos 1,5 millones “son cifras que se dan de un proyecto que aún no se ha cerrado. Quienes hacen el proyecto proponen cosas y es tarea del equipo de gobierno aceptarlas o no”, por lo que indicaron que no se acometerá la insonorización y aislamiento térmico de la cubierta y la gradas se quedarán en algo menos de mil personas ya que de ser más implica una serie de medidas de seguridad que incrementan el coste. “Cumple con los requerimientos que exige la Liga -aseguró Larrarte- en los contactos que hemos tenido con ellos, a expensas de una confirmación escrita, hemos ido informando de todos los cambios del proyecto y estaban de acuerdo”.

El alcalde indicó que aunque han tenido encuentros con el Gobierno para pedir ayudas extraordinarias para esta instalación “nos han trasladado que no ha y líneas de financiación abiertas para instalaciones deportivas. También que no es posible usar los 215 millones del convenio, existen limitaciones por la regla de gasto”. De esta forma, en cuanto tengan el proyecto definitivo saldrán a concurso las obras cuyo coste “rondará el millón de euros” y se acometerá en 3 ó 4 meses. Aún así no saben si cumplirán el plazo de terminar en septiembre por lo que están negociando con la Liga jugar los primeros partidos de casa en otro pabellón. De esa cantidad Tudela recibirá unos 385.000 euros en ayudas por lo que deberá pagar sobre 800.000 euros que procederán de créditos y de parte del superávit del año pasado.

¿uno nuevo?Por otra parte, en una visita parlamentaria los cuatro partidos que integran el Ejecutivo foral (Geroa Bai, Bildu, Podemos e I-E) mostraron ayer su convencimiento de “la evidente necesidad” que tiene Tudela de contar con unas instalaciones deportivas dignas, por lo que en el curso de una visita parlamentaria mostraron su disposición a “tratar de implicar al Gobierno”, aunque se negaron a hacer un “brindis al sol” y a asegurar que recibirán las ayudas.

Bajo el criterio de los técnicos de deportes, la capital ribera no necesita unas nuevas instalaciones por el elevado coste que implicaría mantener ambas, sino que sería más práctico llevar a cabo la reforma integral del actual polideportivo. “Como técnico puedo decir que no se necesita una nueva instalación. Estamos empleando pabellones de centros escolares y se podrían llegar a acuerdos con Benjamín, Jesuitas y también negociar con el Arenas si se necesitara. Si hacemos uno nuevo, éste habrá que cerrarlo puesto que no se pueden mantener los dos. Si lo reformamos hay que hacerlo tal y como se merece la segunda ciudad de Navarra”, afirmó José Luis Sangüesa.

Para todo ello tienen de plazo hasta septiembre (es el compromiso alcanzado con la LNFS) y aunque las obras podrían durar 3 ó 4 meses aún no han salido a licitación ya que no hay proyecto definitivo a la espera de si se elimina alguno de los trabajos o se piensa en hacerlo por fases. El concejal de Deportes, Iñaki Magallón, recordó que el acuerdo con la LNFS se alcanzó en 2011 cuando ascendieron a Primera División y se ha ido postergando. A preguntas de UPN se afirmó que desde que se construyó el pabellón nunca se habían acometido obras de mantenimiento o mejora. De hecho baños y accesos no son aptos para personas con movilidad reducida y nunca se ha corregido, y la caldera actual incumple la normativa.

las claves

“No habría habido polideportivo si no aceptan las piscinas”

Concejal del PSN

detalles

·Visibilidad. Alcalde, equipo de gobierno y técnicos han asegurado que habra zonas del polideportivo en las que ni siquiera las obras podrán mejorar la visibilidad que ya era deficiente desde que se construyó y que ningún Consistorio ha corregido.

·Otros grupos. UPN apostó por un pabellón nuevo, y dudaron de que se vaya a dar respuesta a las necesidades con estas obras. Por PPN, Javier García, cree que “hay que pensar en el futuro y estas instalaciones no cubren las necesidades. Será un parche”.

A criterio de los técnicos de Deportes la capital ribera no necesita nuevas instalaciones

Las obras durarán 3 ó 4 meses pero se negocia con otra sede para los primeros partidos

833.000

Euros.Fue el coste inicial para la reforma, se disparó a 1,5 millones y al final rondará 1 millón de euros.

opiniones

·Carlos Gimeno (PSN).“Tudela tendrá que tirar con sus recursos porque al Gobierno ni está ni se le espera. No se ve ninguna apuesta por las dotaciones deportivas que necesita Tudela, hay que recordar que el dinero del PIL no es ninguna dádiva, es de Tudela, que ha optado por dedicarlo a esta obra”.

·Asun Fernández de Garaialde (Bildu).“Me comprometo a ver

hasta dónde se puede implicar el Gobierno pero no voy a hacer un brindis al sol. Nuestra valoración es en función de las necesidades de los tudelanos, no en términos económicos”.

·Consuelo Satústregui (G. Bai).“La necesidad es obvia, pero no olvidemos que no se ha hecho nada en muchísimos años y que el proyecto llega tarde y con prisas”.

·José Miguel Nuin (I-E).“El debate sobre una nueva instalación lo tiene que hacer Tudela, pero lo inmediato es que Aspil tiene que jugar aquí y vamos a darle todo el impulso que haga falta. Vamos a trabajar en que el Gobierno colabore con un dinero extra además del PIL”.

·Fanny Carrillo (Podemos).“Parece que esto lleva mucho tiempo abandonado. Desde el realismo financiero veremos qué se puede hacer para que el Gobierno se implique. Eso sí, aprovechando lo que hay. No vemos la conveniencia de un nuevo polideportivo”.