NIBALI SUMA TÍTULO NUEVO

Un tiburón en San Remo

CICLISMO| Nibali ataca en el poggio para imponerse en ‘la Classicissima’

Domingo, 18 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Vincenzo Nibali celebra su triunfo con unos pocos metros de ventaja sobre el pelotón.

Vincenzo Nibali celebra su triunfo con unos pocos metros de ventaja sobre el pelotón. (EFE)

Galería Noticia

Vincenzo Nibali celebra su triunfo con unos pocos metros de ventaja sobre el pelotón.

ROMA.- Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida) se adjudicó la 109ª Milán-San Remo, primer monumento de la temporada, de 291 kilómetros, y devolvió a Italia un éxito que no lograba desde 2006, cuando ganó Filippo Pozzato.

El Tiburón de Messina, de 33 años, es uno de los mejores ciclistas italianos de todos los tiempos. Ha ganado las tres grandes (Vuelta 2010, Giro 2013 y 2016, y Tour 2014), algo solo logrado por seis ciclistas en toda la historia, y el de ayer es su segundo monumento tras el Giro de Lombardia de 2015.

Nibali se escapó en la última subida, en el Poggio, y llegó con unos pocos metros de ventaja sobre el pelotón, encabezado por el australiano Caleb Ewan (Mitchelton-Scott).

Tras ser tercero en 2012, Nibali se coronó con una gran prestación en una Milán-San Remo condicionada por la lluvia y la temperatura fría, de unos 10 grados. Los corredores pedalearon durante más de seis horas en condiciones muy complicadas, hasta llegar a la Riviera Ligure, donde había sol y cielo despejado.

No faltó la habitual escapada al comienzo, con nueve corredores que llegaron a tener 6:30 de ventaja. La fuga terminó al comienzo de los capos -los pequeños puertos de la zona-, a 60 kilómetros de la meta.

El grupo superó compacto los capoMele, Cervo y Berta, y tampoco la intensa subida al Cipressa fue suficiente para que algún corredor tomara una ventaja significativa.

La presencia en el pelotón de muchos corredores provocó varias caídas, la más peligrosa de las cuales la sufrió el británico Mark Cavendish (Dimension-Data), que tuvo un violento choque en una rotonda.

La prueba se decidió en la última subida, la del Poggio, donde Nibali tomó una ventaja de 12 segundos que los velocistas no lograron enjugar.


CLASIFICACIÓN

1. Vincenzo Nibali (ITA/Bahrain) 7h.18:43

2. Caleb Ewan (AUS/Mitchelton-Scott) m.t.

3. Arnaud Demare (FRA/FDJ) m.t.

4. Alezander Kristoff (NOR/UAE Emirates) m.t.

5. Jurgen Roelandts (BEL/BMC) m.t.

6. Peter Sagan (SVK/Bora) m.t.

7. Michael Matthews (AUS/Sunweb) m.t.

8. Magnus Cort Nielsen (AUT/Astana) m.t.

9. Sonny Colbrelli (ITA/TBM) m.t.

vINCENZO nIBALI

“SE ME HA HECHO INTERMINABLE”

Felicidad. Al término de la Milán-San Remo, Vincenzo Nibali comentó: “Siempre quiero tener buenos resultados en las carreras más importantes, pero ésta es la última clásica en la que pensaba que podía ganar... A falta de 15 kilómetros para la meta he notado que tenía muy buenas sensaciones y por eso he atacado en el Poggio. Tras el descenso, mi director me ha dicho por la radio que tenía una buen ventaja y me he puesto a full gas. Ha sido una mezcla de táctica y de corazón. He medido mis fuerzas a la perfección, pero el último kilómetro se me ha hecho interminable”. - Efe