Siembra de bellotas para regenerar el monte Ezkaba

Un nutrido grupo de voluntarios participó ayer en la iniciativa de concienciación ambiental del Ayuntamiento

Domingo, 18 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Un grupo de participantes, durante la siembra de bellotas en el monte Ezkaba.

Un grupo de participantes, durante la siembra de bellotas en el monte Ezkaba. (Foto: Iñaki Porto)

Galería Noticia

Un grupo de participantes, durante la siembra de bellotas en el monte Ezkaba.

pamplona- El Ayuntamiento de Pamplona convocó ayer a la ciudadanía a una iniciativa de voluntariado ambiental: la siembra de bellotas de roble y encina para regenerar las masas forestales situadas en parcelas de propiedad pública en el monte Ezkaba-San Cristóbal.

La idea no sólo era la mera siembra, sino usar esa jornada también para concienciar sobre la importancia de los ecosistemas forestales cercanos a la ciudad por sus valores de biodiversidad, por ser espacios de ocio y pulmones verdes de la urbe, ya que absorben muchos contaminantes, entre ellos el CO2 responsable mayoritario del Calentamiento Global. La de ayer fue la segunda siembra de bellotas en Monte Ezkaba, tras la realizada en diciembre de 2017, y se plantaron alrededor de 1.000 bellotas de roble y encina que se recolectaron el pasado otoño en el mismo entorno, también a través de voluntarios.

del pino al roblePamplona cuenta con terrenos forestales compuestos principalmente por pastos (193.500 m2) y pinares de repoblación (227.000 m2). Sin embargo los principales elementos del bosque autóctono de la Cuenca son robles y encinas;ambas especies se multiplican mediante la dispersión de sus bellotas. Los participantes en la jornada podrán convertirse en agentes modificadores del entorno, es este caso en positivo.

Para posibilitar un cambio en la composición de la masa arbórea se requieren actuaciones de cara a obtener una mayor presencia de especies autóctonas, tanto de árboles como de arbustos, recuperando en este caso el rosal silvestre, el pacharán o el espino blanco, entre otros.

Las masas de pino sobre las que se interviene fueron plantadas hace aproximadamente 40 años y desde entonces han tenido escaso tratamiento forestal.

Mediante el Proyecto Bosque Urbano-Hiri Basoa el Ayuntamiento de Pamplona, de la mano del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra y las organizaciones de divulgación y defensa del Medio Ambiente, pretende seguir avanzando en ese objetivo de naturalización. - D.N.

Últimas Noticias Multimedia