Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
en contra del recurso del PSOE

El Tribunal Constitucional se dispone a avalar el dinero público para colegios que segregan por sexos

EFE - Lunes, 19 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 13:35h

Escolares acceden a un colegio durante el primer día de clase.

Escolares acceden a un colegio durante el primer día de clase. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

Escolares acceden a un colegio durante el primer día de clase.Un grupo de escolares en su primer día de clase.

MADRID. El Constitucional tiene previsto debatir en el pleno que comienza mañana una propuesta de resolución que avala que se subvencione con dinero público a los colegios que segregan por sexos a sus alumnos, en contra del recurso del PSOE contra la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce).

El Grupo Socialista del Congreso recurrió en marzo de 2014 varios puntos de la Lomce, como la financiación pública de la educación separada por sexos, la "segregación" de los alumnos en itinerarios académicos o que la asignatura de Religión tenga una alternativa obligatoria.

El alto tribunal lleva discutiendo distintas ponencias sobre este recurso en varios plenos anteriores, y hoy mismo el ponente del asunto, el magistrado Alfredo Montoya, ha puesto otra encima de la mesa, para que se debata en el pleno que comienza mañana. La ponencia defiende la constitucionalidad de las subvenciones a colegios que segregan por sexos.

Fuentes del alto tribunal han informado a Efe de que lo previsible es que, si no se encuentran fórmulas de acuerdo, lo que no es imposible, el juego de mayorías entre los magistrados del TC hará que esta propuesta salga adelante pues estará apoyada por los miembros conservadores del alto tribunal, que son más que los progresistas.

No obstante, los magistrados del alto tribunal llevan varias semanas intentando encontrar esas fórmulas de acuerdo que rompan el habitual juego de mayorías y la decisión podría ser aplazada de nuevo en un nuevo intento.