El tridente de la mutilvera

tercera división dani ederra, adrián alfonso e imanol barace anotan el 70% de los goles de su equipo

M.J. Armendáriz Iban Aguinaga - Martes, 20 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

De izda a dcha: Imanol Barace, Adrián Alfonso y Dani Ederra, ayer antes del entrenamiento de la Mutilvera.

De izda a dcha: Imanol Barace, Adrián Alfonso y Dani Ederra, ayer antes del entrenamiento de la Mutilvera.

Galería Noticia

De izda a dcha: Imanol Barace, Adrián Alfonso y Dani Ederra, ayer antes del entrenamiento de la Mutilvera.

pamplona- Muchos recuerdan el famoso tridente de Osasuna formado por Echeverría, Iriguíbel y Martín. En la Mutilvera, este año el peligro lo llevan Imanol Barace, Adrián Alfonso y Dani Ederra. Los tres han jugado juntos muchas jornadas y sus botas firman casi el 70% de los goles del equipo. La Mutilvera es el equipo con más gol del grupo. 58 tantos en 30 partidos. Números de líder.

Al frente del pichichi está Dani Ederra. 18 goles lleva el capitán. Un jugador ya veterano de 32 años, que cada partido que juega se encuentra mejor. “Este año entra todo. Personalmente me encuentro bien, tanto físicamente como de cabeza y eso se nota. Además, esta temporada ofensivamente tenemos más libertad, porque en Segunda B había que cerrar más atrás y salir era complicado. Este año llevamos más la iniciativa y eso hace estar ofensivamente más fresco”, comenta Ederra, uno de los cinco supervivientes de la plantilla del año pasado. “Con toda la renovación que tuvo este equipo, pensaba que la transición iba a ser dura. Pero todos los chavales y el entrenador llegaron con muchas ganas e hicimos grupo antes de lo que pensábamos”. Después de más de una decena de años en Tercera y Segunda B, está viviendo su temporada más dulce de cara a gol. “Doce o trece había sido lo máximo. En el vestuario me vacilan porque soy el abuelo del equipo. Esto son rachas y hay que aprovecharlas y disfrutarlas. Queda lo más bonito y hay que llegar a tope”.

Adrián Alfonso no pierde detalle en el área. Ya ha llegado a la docena de goles. Espera superar los quince del año pasado. “El objetivo era jugar el play off y tal y como vamos pelearemos hasta el final por quedar lo mejor posible y, si es posible, ganar la Liga”. Es uno de los 16 que llegaron nuevos este año. “Al principio nos costó un poco, pero es sorprendente cómo nos hemos entendido todos. La clave ha sido la unión en el vestuario, desde el míster al más joven, pasando por todos los compañeros. Creo que el mérito ha sido de los veteranos, porque han sabido integrar a un vestuario nuevo. También ayudan los resultados, pero cuando no nos han salido las cosas, el equipo ha madurado”. Sigue creciendo como jugador: “Estar rodeado de futbolistas que son de lo mejor de la categoría hace que uno sea capaz de dar el máximo. Vengo de Oberena, donde no teníamos tanta posesión pero hicimos una gran campaña. En la Mutilvera disfrutas más con la pelota y se corre menos, pero también defendemos sin balón. Los once atacamos y los once defendemos. Y con los compañeros de arriba es fácil entenderse, porque tratan muy bien el balón”. Ya ha jugado dos play off.“La ilusión nunca cambia. Viene lo más bonito de la temporada: jugar con equipos que pueden ser superiores y disfrutar”. Además, compagina el fútbol con sus estudios de medicina: “Es cuestión de organizarse y como entrenamos a las ocho, viene bien para desconectar del día”.

Imanol Barace también llegó esta temporada, procedente del Subiza. Lleva diez goles, cuatro más que el año pasado. Ha pasado de pelear por la permanencia al principio de la pasada temporada a pelear por el título. “No pensaba que me iban a llamar de ningún equipo, pero cuando me fichó la Mutilvera lo vi como una recompensa a haber hecho las cosas lo mejor posible. Es una situación totalmente diferente y te exiges más cuando hay más competencia en la plantilla. También juegas en un campo más grande, con más espacios y tienes más oportunidades”. De sus diez goles, se queda con el 1-2 ante el Pamplona. Íbamos perdiendo, con uno menos, empatamos y en el 80 controlé y regateé a un defensa. Fui a celebrarlo con el banquillo. No se olvida”. Afronta con ilusión el final de Liga: “A partir de ahora viene lo duro, pero llego con mucho ánimo. A ver si podemos ser campeones”. El mismo sueño para los tres, que seguirán contribuyendo con goles a que el equipo crezca.