La mayoría parlamentaria censura la improvisación y el despilfarro de UPN en el Canal

Los partidos destacan la meticulosidad del actual Gobierno para dar pasos firmes con la obra

Juan Ángel Monreal Patxi Cascante - Martes, 20 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Primera fase del Canal de Navarra a su paso por Tirapu.

Primera fase del Canal de Navarra a su paso por Tirapu.

Galería Noticia

Primera fase del Canal de Navarra a su paso por Tirapu.
“Si creen que se ha hecho mal que acudan a los tribunales, pero con el dinero de su partido” “UPN ha sido un pésimo gestor para la sociedad y uno magnífico para algunos de sus amigos” “El actual Gobierno está solucionando un problema que generó UPN y no solventó” “Se trata de una nueva chapuza de UPN y de una obra que no hubiéramos hecho así” “Los pasos que se están dando ahora son firmes y seguros desde el punto de vista jurídico” “Lo que tiene que hacer el Gobierno de Navarra es acabar el Canal y llevar agua a la Ribera”

pamplona- UPN tiene un problema con la forma en que gestionó la adjudicación y la construcción del Canal de Navarra, y especialmente la ampliación de su primera fase. Y ayer se lo recordó la mayoría del Parlamento, compuesta por las cuatro fuerzas que apoyan al Gobierno de Uxue Barkos, que criticaron la falta de planificación y el despilfarro de una obra que ahora afronta el desarrollo de su segunda fase.

Tanto Geroa Bai como EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra recordaron que UPN se había mostrado como un mal gestor y que los problemas surgidos en la ampliación de la primera fase suponen “otra chapuza más de los regionalistas”. Con estas palabras se referían al hecho de que la ampliación se hubiese iniciado con 3.000 hectáreas en el aire y que esta le vaya a costar a las arcas forales unos 400 millones de euros en los próximos años. Y, del mismo modo, destacaron la meticulosidad con la que el actual equipo de Desarrollo Rural está gestionando el proyecto. En esta ocasión, UPN ni siquiera encontró el apoyo decidido del PSN, cuya portavoz, María Chivite, manifestó que no se atrevía a opinar sin conocer los costes de otras opciones de financiación.

En este sentido, Koldo Martínez, de Geroa Bai, señaló en declaraciones recogidas por Europa Press que en su coalición están “impresionados” de lo “mal gestores que ha sido UPN también con el tema del Canal de Navarra”, una cuestión que, según dijo, van “a estudiar seriamente”. A su juicio, “llama la atención que Esparza asumiera el coste de ampliación de la primera fase para el Gobierno al 100% cuando el pago de las obras de canal dependen teóricamente el 50% a Canasa y la otra mitad a los propios regantes”. Y aseguró: “Todo lo que vemos nos demuestra una vez más que UPN ha sido un pésimo gestor para los intereses de la sociedad y al parecer un excelente gestor para algunos de sus amigos”.

Según dijo, si llegan a esta conclusión una vez estudien el tema apoyarán “la puesta en marcha de una comisión de investigación” porque lo que tienen entre manos “es una flagrantísima demostración de la pésima gestión de UPN del dinero de todos los navarros”.

Carlos García Adanero

UPN

Koldo Martínez

Geroa Bai

adolfo araiz

EH Bildu

carlos couso

Podemos

marisa de simón

Izquierda-Ezkerra

Javier García

PP

herencia recibidaEn esta misma línea, Adolfo Araiz, de EH Bildu, consideró que se trata de “un nuevo regalo que dejó en ese campo de minas económico como herencia al Gobierno del cambio” y ha defendido que “se está solucionando un problema que UPN fue incapaz de solucionar y que, además, generó”.

Por parte de Podemos, Carlos Couso declaró que la fórmula de financiación de la ampliación de la primera fase del Canal de Navarra supone “otra chapuza de UPN”. Y dijo que su partido “está otra vez ante la tesitura de una obra” que no es la que hubieran realizado”, si bien valoró que “una vez que te encuentras con las cosas a medias, el Gobierno ha intentado arreglarlo de una manera más racional”.

Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, consideró que este tema supone “otro despropósito y otro error del Gobierno de UPN”, que “tanto en la ampliación de la primera fase como en la segunda tomó decisiones sin prever cuestiones tan importantes como que el trazado pasaba por una finca particular”. Y felicitó al actual departamento de Desarrollo Rural por “el gran trabajo que está haciendo para que los pasos que se den a partir de ahora sean pasos firmes y seguros desde el punto de vista jurídico y de la estructura”.

Ante la ausencia de Javier Esparza, con responsabilidad directa en la obra como exconsejero de Desarrollo Rural, fue Carlos García Adanero el encargado de defender la gestión de UPN. Así, enmarcó las críticas de la mayoría del Parlamento de Navarra en “una campaña de desprestigio absoluto” y les ha instado a que acudan a los tribunales si “creen que se ha hecho algo mal”.

“Si creen que se ha hecho algo mal que acudan a los tribunales, pero no con el dinero de los ciudadanos, sino con el dinero del partido”, ha expuesto Adanero, quien señaló, sobre la posibilidad de que pueda haber una comisión de investigación sobre la financiación del Canal de Navarra, que “si quieren hacerla que la hagan, tienen votos”. En cualquier caso, defendió que “lo que tiene que hacer el Gobierno es el Canal de Navarra”, paralizado en su momento por UPN, y sobre el sistema de financiación que se empleó, que consideró “correcto”, opinó que si se hizo así es porque “se entendió que había que hacerlo”.

Últimas Noticias Multimedia