Juan Mari Arzak cumple 30 años con tres estrellas Michelin

22 COCINEROS RINDEN HOMENAJE EN Marbella a su “padre espiritual” con una tamborrada y una cena

Martes, 20 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Juan Mari Arzak, en la cocina de su prestigioso restaurante en San Sebastián.

Juan Mari Arzak, en la cocina de su prestigioso restaurante en San Sebastián. (RUBÉN PLAZA)

Galería Noticia

Juan Mari Arzak, en la cocina de su prestigioso restaurante en San Sebastián.

málaga - A Juan Mari Arzak, cuyo restaurante en San Sebastián cumple tres décadas con tres estrellas Michelin, le debía un homenaje la cocina española, y ayer se lo tributaron en Marbella 22 cocineros que lo consideran su padre espiritualporque sin él no estarían entre los mejores del mundo.

Cita central de las quintas jornadas gastronómicas A cuatro manos que organiza Dani García, el reconocimiento incluyó desde una tamborrada hasta una cena para un centenar de comensales oficiada por 22 cocineros que suman 40 brillos en la guía roja y que versionaron algunos de sus platos más emblemáticos o aquellos que denotan la influencia del camino que abrió con la nueva cocina vasca.

En el homenaje estuvieron presentes Ferran y Albert Adrià (grupo elBarri), Joan Roca (El Celler de Can Roca), Martín Berasategui (Martín Berasategui), Andoni Luis Aduriz (Mugaritz), Quique Dacosta (Quique Dacosta Restaurante), Ángel León (Aponiente), Paco Roncero (La Terraza del Casino), Diego Guerrero (DSTAgE), Toño Pérez (Atrio), Ramón Freixa (Ramón Freixa) y Paco Pérez (Miramar).

Además, completaron la relación Josean Alija (Nerua), Francis Paniego (El Portal del Echaurren), Marcos Morán (Casa Gerardo), Nacho Manzano (Casa Marcial), Ricard Camarena (Ricard Camarena Restaurant), Paco Morales (Noor), Pablo González (La Cabaña), Aitor Arregi (Elkano), su propia hija, Elena Arzak, y Dani García como anfitrión.

Poco amigo de los homenajes (“Parece que vas a cascar”, comenta Arzak), éste lo aceptó con gusto quien no piensa en retirarse porque donde “mejor” está es en su restaurante y “en la mesa”.

vida entre fogonesHijo de cocinera, Juan Mari Arzak cambió los estudios de aparejador por los de cocina en Madrid, pese al “disgusto familiar”, y desde entonces no se ha separado de los fogones.

Su principal legado es haber prestado atención al potente movimiento de la nouvelle cuisine francesa y haberla traducido a la nueva cocina vasca junto con los prestigiosos chefs Pedro Subijana y Luis Irizar.

“Yo no quise traer a España lo que se estaba haciendo en Francia porque nosotros tenemos nuestro ADN, pero sí estuve aprendiendo con sus cocineros y me inspiré mucho”, explica Arzak, que transformó poco a poco el restaurante familiar en un templo culinario al que acuden comensales de todo el mundo.

El secreto de su éxito, asegura, es la “autoexigencia a tope”, actitud que ha contagiado a su hija Elena, a la que considera “el gran premio de la lotería” y de la que alaba que es “muy exquisita en la cocina”.

Para Arzak, es “sagrado que el cliente se vaya contento” de su restaurante, “que no es de lujo, es familiar”, y mantener la disposición a “aprender de todo, desde un bareto a los mejores establecimientos”.

ejemplo a seguirPara Dani García este homenaje está “más que justificado”, no sólo por la influencia que Arzak ha tenido en cocineros contemporáneos y de generaciones posteriores, sino “como persona, porque se preocupa por sus colegas, por cómo te va en la vida y en los negocios, te aconseja, es nuestro padre espiritual”.

Recuerda el marbellí que Arzak “cambió la mentalidad” y con ello la cocina en España, por lo que “hay que darle su sitio”.

En esta quinta edición de A cuatro manos, García reconoció también la “chispa” de cocineros que están haciendo de Andalucía un “destino gastronómico de primer nivel”, como los que trabajan en Bar FM (Granada), La Cosmopolita (Málaga), Bagá (Jaén), Los Marinos José (Fuengirola, Málaga), El Campero (Barbate, Cádiz) y Cataria (Chiclana, Cádiz).

Asimismo, García aprovechó para presentar la nueva temporada de Dani García Restaurante, en la que con el menú Arcadia retorna a la cocina de sus orígenes, de hace 20 años, enraizada en Andalucía. “Revisitamos platos que nos dieron mucho pero no es una retrospectiva, sino una vuelta a lo esencial”, comentó.

El homenaje concluirá hoy con una cena cocinada por el propio García y Gastón Acurio, considerado el padre de la cocina peruana y responsable de su extensión por todo el mundo. - Efe

Últimas Noticias Multimedia