Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Fernández reclama a Madrid una investigación similar

El secretario general de Paz y Convivencia exige al Gobierno del PP una reflexión crítica que reconozca el daño causado

Martes, 20 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

BILBAO- El secretario general de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández, reclamó al Gobierno de Mariano Rajoy que “tome medidas” ante las condenas del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) al Estado español en relación a diversas denuncias por torturas policiales.

En su comparecencia ante la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Vasco para informar sobre las medidas que tiene previsto poner en marcha Lakua ante la situación que describe el proyecto, Fernández recordó algunas de las iniciativas cuyo impulso ya fue dado a conocer en diciembre, y se refirió a las “reiteradas resoluciones” de organismos internacionales en relación con los casos de tortura en España, entre ellas a las condenas del TEDH por la “ausencia de investigación” de estos casos.

La última sentencia del TEDH en torno a este asunto, dictada el pasado febrero, condenó al Estado español a indemnizar con 30.000 euros a los miembros de ETA Igor Portu y con 20.000 euros a Mattin Sarasola por el trato “inhumano y degradante” que sufrieron cuando fueron detenidos en enero de 2008. Fernández aseguró que “los poderes del Estado deberían considerarse concernidos” por estas resoluciones, y exigió al Gobierno español que “tome medidas”. De esta forma, afirmó que en el ámbito del Estado se debería encargar una investigación independiente “sobre la realidad de la tortura en España”.

Asimismo, reclamó una reflexión “crítica” que conduzca a “reconocer el daño injusto causado” a las víctimas de esta forma de maltrato. Fernández también recordó que este informe será remitido a la Ponencia de Memoria y Convivencia del Parlamento Vasco.

Su comparecencia estuvo precedida por la del forense Paco Etxeberria, director del Instituto Vasco de Criminología y coautor del informe de torturas encargado por el Gobierno de Iñigo Urkullu. En su intervención, Etxeberria defendió el rigor y la “objetividad” de este trabajo, y precisó que los testimonios que recoge este trabajo son tan “verdad” como los que se contienen en los estudios sobre víctimas del terrorismo de ETA.

Por parte de los grupos parlamentarios, el jeltzale Iñigo Iturrate destacó que este informe “sirve para fortalecer la deslegitimación del terrorismo;y no al contrario”, y explicó que este trabajo “arma ética y moralmente a la sociedad” y sirve “como instrumento para la deslegitimación del terrorismo”. Para Julen Arzuaga (EH Bildu), constata que la tortura ha sido una práctica “sistemática” en el Estado español, donde se llegó a crear un “sistema” basado en el régimen de incomunicación de los detenidos y en la “impunidad” de los responsables de estos comportamientos. Desde Elkarrekin Podemos, Pili Zabala censuró el “negacionismo” del Estado español respecto a esta forma de maltrato, y lamentó que hayan existido sectores que durante mucho tiempo “han mirado hacia otro lado” ante la tortura. “El Estado no puede obligar al olvido”, advirtió. - E.P.

Herramientas de Contenido