Elizalde (UPN) tilda de “numerito de flores” el homenaje a víctimas de ETA

La mayoría municipal rechaza los actos “exaltando” a Xabier Rey, preso de ETA natural de Pamplona que apareció muerto en su celda la semana pasada

Martes, 20 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Familiares de Gregorio Hernández, en el acto.

Familiares de Gregorio Hernández, en el acto. (Foto: O. Montero)

Galería Noticia

Familiares de Gregorio Hernández, en el acto.

pamplona- La concejala del grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona, Ana Elizalde, descalificó ayer el acto de homenaje a favor de las víctimas del terrorismo que se convocó en Pamplona el pasado 10 de marzo, catalogándolo de “numerito de flores”, y en cambio defendió el acto que se celebró un día después al que acudieron otro grupo de familiares de víctimas.

El asunto, que como es habitual generó un acalorado debate, salió ayer a relucir en la comisión de Presidencia tras una declaración de los regionalistas sobre los homenajes al preso pamplonés de ETA Xabier Rey, que apareció muerto el martes pasado en su celda de la prisión gaditana de Puerto III.

Pese a tratarse de una competencia de la Delegación del Gobierno, la edil de UPN vinculó al Ayuntamiento con los actos de homenaje que se celebraron durante su entierro y acusó a las formaciones del cuatripartito de estar más cerca de las verdugos que de las víctimas. En un tono agrio y por momentos visceral, Elizalde criticó los posicionamientos en contra de la política de dispersión y minusvaloró el homenaje del Gobierno foral a las víctimas.

La primera en responder fue la edil de Geroa Bai Itziar Gómez, que acusó a la regionalista de distinguir entre unas víctimas y otras y de hacer un uso partidista de la cuestión. Recordó que su formación, junto a PSN e I-E, aprobó recientemente una iniciativa en el Parlamento para rechazar los homenajes a los presos de ETA y que solo UPN se opuso (PP y EH Bildu se abstuvieron). “UPN no nos va a exigir respeto a las víctimas porque el respeto está”, comentó la concejala de la formación progresista.

Con la misma línea argumental intervino Edurne Eguino, quien recalcó el posicionamiento claro de I-E en contra de los actos a presos de ETA por lo que suponen de ofensa a las víctimas. De forma explícita pidió a la izquierda abertzale que no se repitan este tipo de homenajes y exigió una rectificación a Elizalde, que en su turno de replica tuvo que asumir.

Eduardo Vall (PSN) lamentó el tratamiento social que reciben los presos de ETA en algunas ocasiones y se preguntó si sucedería lo mismo en el caso de la asesina confesa del niño Gabriel.

Laura Berro (Aranzadi) señaló que iniciativas como la de UPN no ayudan a plantear soluciones y reiteró su crítica a la política de alejamiento por lo que supone de vulneración para los derechos de los presos. La última en intervenir fue la representante de EH Bildu Patricia Perales, que lamentó la muerte del preso de ETA y el inmovilismo de los regionalistas.

La declaración de los regionalistas, que constaba de tres puntos, fue aprobada en su totalidad. Dos puntos se referían a las víctimas del terrorismo y el tercero al acto concreto de homenaje al preso de ETA en Pamplona. - D.N.

Últimas Noticias Multimedia