tras el de altsasu y el de tudela en 2019...

Lizarra Ikastola celebrará sus 50 años con el Oinez 2020

La recaudación del evento será para una nueva ‘haur eskola’ - Estella no acogía un Nafarroa Oinez desde hace catorce años

Julen Azcona / Aitor Jordana - Miércoles, 21 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Vista del recorrido del Nafarroa Oinez de 2004, el último celebrado en la ciudad del Ega.

Vista del recorrido del Nafarroa Oinez de 2004, el último celebrado en la ciudad del Ega. (Aitor Jordana)

Galería Noticia

Vista del recorrido del Nafarroa Oinez de 2004, el último celebrado en la ciudad del Ega.

Estella-lizarra- El Nafarroa Oinez de 2020 tendrá lugar en Estella y coincidirá con el 50º aniversario de la fundación de Lizarra Ikastola. Todavía quedan dos ediciones de la fiesta del euskera -primero viene la Ikastola Iñigo Aritza de Altsasu, que se celebra en octubre de este año, y después Argia Ikastola de Tudela en 2019- por lo que aún se saben pocos detalles, salvo aquellos objetivos que se quieren sacar adelante con la recaudación. La prioridad de las inversiones del centro será cambiar la ubicación de la haur eskola, el centro de 0 a 3 años.

“El objetivo es que la haur eskola pase a estar solo en una planta”, explicó Iosu Sueskun, director del centro educativo. Actualmente el espacio para menores de tres años está distribuido en dos pisos, situados en la parte circular del edificio, y para el cambio se están “barajando distintas posibilidades: cambiarlo de sitio, construyendo un nuevo edificio, o bien manteniéndolo donde está pero ampliándolo, por lo que habría que mover algún servicio al almacén o al patio”, afirmó el director.

El Nafarroa Oinez, que no se repetía en Estella desde 2004, hace catorce años, servirá también para avanzar en el desarrollo del proyecto de innovación pedagógica Keinuka. La iniciativa, que arrancó este curso con una remodelación arquitectónica y conceptual de Haur Hezkuntza (Educación Infantil), tiene la intención de continuar cambiando el modelo en Primaria y ESO. “Además, queremos seguir mejorando cosas en Haur Hezkuntza, como la acústica de los espacios”, aseguró Sueskun.

Por último, Lizarra Ikastola se propone empezar a convertirse “en un edificio inteligente, introduciendo mejoras tecnológicas que le lleven a ser un centro sostenible”. Sueskun señala como ejemplo la idea de instalar “bombillas regulables” con un panel de control centralizado “que regule automáticamente la intensidad de la luz o el calor en aquellos rincones donde haga falta”. Se trataría de una alternativa al modelo energético actual que es, según el director, un “todo o nada”. Esta última propuesta es, sin embargo, “un extra. Lo primero es la localización de la haur eskola”.

50 años en euskera La popular fiesta anual de las ikastolas, que congrega cada año a decenas de miles de personas, coincidirá en su edición estellesa con el medio siglo de vida de Lizarra Ikastola, fundada en septiembre de 1970. “Será un año muy redondo”, afirmó Sueskun. “De alguna manera había que celebrarlo y pensamos que de perdidos al río;nos lanzamos a todo”.

El director aseguró que la ikastola ha recibido la noticia “con muchas ganas” porque después de cincuenta años supone “un impulso para que dure como mínimo otro tanto”. Sueskun quiso valorar positivamente que desde la Federación de Ikastolas de Navarra “se valore el esfuerzo y la implicación social que tiene una cooperativa como la ikastola” para “consolidar nuestro objetivo con el euskera. Siempre viene bien y por eso estamos muy contentos”.

El Nafarroa Oinez de 2004 en Estella recibió una asistencia de unas 110.000 personas, según la organización, y contó con la participación de 2.500 voluntarios. Las anteriores ediciones tuvieron lugar en 1985 y 1990.

Últimas Noticias Multimedia