marcha cicloturista ‘de armas tomar’

A tomar las armas y la bicicleta

estreno | el próximo 19 de mayo la marcha cicloturista ‘de armas tomar’ celebra su primera edición

Jon Viedma Carrera - Jueves, 22 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Un ciclista subiendo el alto de Erro.

Un ciclista subiendo el alto de Erro. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Un ciclista subiendo el alto de Erro.

PAMPLONA- El deporte está más de moda que nunca. Prueba de ello es que son pocos los fines de semana en Navarra exentos de pruebas deportivas, tanto competitivas como no, y más a partir de estas fechas, entrada ya la primavera -aunque no lo parezca-.

El sábado 19 de mayo otra prueba se quiere hacer un hueco en el calendario. De armas tomar es una nueva marcha cicloturista, que en sus dos recorridos -de 62 y 138 kilómetros- llevará a sus participantes por el eje axial pirenaico entre España y Francia -con salida y llegada en Zubiri- por un magnífico entorno.

A pesar de ser su primera edición, el éxito de la organización parece estar asegurado gracias a Zaldiko Promociones -organizador de las medias maratones Roncesvalles-Zubiri y Zubiri-Pamplona- y M2 Eventos -que se ocupa de la organización de la Vuelta Ciclista a España-.

La idea de esta nueva marcha cicloturista viene de hace mucho, unos “cuatro o cinco años”, según explica Mauricio Blanco, presidente de Zaldiko Promociones: “Llevábamos tiempo pensando en hacer una marcha cicloturista pero por unas cosas y por otras nunca nos decidíamos. El año pasado ya nos unimos con M2 y decidimos poner la idea en marcha”.

Tras definir el recorrido y obtener los permisos, un problema de salud de un miembro de la organización obligó a postponer todo. “Tuvimos que retrasarlo, pero para este año ya la pusimos en marcha. Creíamos que hacía falta una carrera distinta a las que ya existían”, desembrolla Blanco, que asegura que la única diferencia entre organizar carreras de atletismo y de ciclismo es que hay que “proteger más al ciclista”, algo por lo que decidieron colaborar con M2.

unas vistas preciosasEl recorrido de esta marcha contará con algunas de las imágenes más bonitas del paisaje navarro. El embalse de Eugui, el bosque Quinto Real, la fábrica de armas de Orbaiceta, el curso del río Irati... “El recorrido es realmente bonito. El entorno es muy atractivo, cercano a lo que hacen otras carreras como la Irati Xtrem”, comenta Blanco.

Sin embargo, De armas tomar tiene una ventaja respecto a otras. “Se sale de Zubiri, no tienes que pernoctar aquí ni desplazarte muchos kilómetros”, refuerza. A partir de eso, se ha encontrado “un recorrido duro” ya que los ciclistas “lo vienen exigiendo así”, aunque en esto también esta marcha es diferente. “Las cicloturistas están añadiendo la dureza con kilometrajes, pero nosotros queríamos un kilometraje asequible y buscar la dureza en los puertos”, avala el presidente de Zaldiko.

Hasta la fecha, ya se han inscrito 190 participantes, aunque el objetivo de la organización es llegar a 400. Para ello, se han promocionado en villavesas y otros lugares, y han hecho un mailing a 17.600 corredores de la zona, tanto de Navarra como de País Vasco.

hacerse un huecoDe armas tomar no ha nacido como flor de un día, sino que quiere afianzarse en el tiempo como una marcha cicloturista habitual en el calendario para los amantes de la bicicleta.

“Hay unas marchas cicloturistas muy arraigadas, y pensábamos que iba a ser muy complicado meternos en medio de ellas. Por eso nos hemos ido al 19 de mayo, para ser la primera de todos”, explica Blanco.

Aunque eso pueda suponer un “riesgo” debido a la “incógnita del tiempo” que puede hacer en Navarra en el mes de mayo, Blanco cree que era “un riesgo que merece la pena correr”.

Organizar esta carrera no ha sido nada fácil, y es que en algunos tramos “el asfalto no está en las mejores condiciones”, por lo que se han tenido que buscar soluciones. “En Arnegui está la entrada directa al Arnostegi, pero hay otra en Ondarolle que también termina ahí y también es dura”, sentencia Blanco.

El 19 de mayo, los amantes del cicloturismo y de los parajes del Pirineo navarro tienen una nueva cita, para la que tendrán que tomar la bicicleta además de las armas.