jornada final del campeonato de parejas

Disgustos con el material

PAREJAS | Ezkurdia y Zabaleta acaban molestos al no encontrar pelotas adecuadas en el cestaño de cara al choque ante Olaizola II e Imaz

Jokin Victoria de Lecea - Jueves, 22 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Zabaleta, Ezkurdia, Olaizola II e Imaz, durante la elección de material de ayer en el frontón Bizkaia.Foto: José Mari Martínez

Zabaleta, Ezkurdia, Olaizola II e Imaz, durante la elección de material de ayer en el frontón Bizkaia.Foto: José Mari Martínez

Galería Noticia

Zabaleta, Ezkurdia, Olaizola II e Imaz, durante la elección de material de ayer en el frontón Bizkaia.Foto: José Mari Martínez

Bilbao- “Lo que me jode es que algunos tengan su pelota y nosotros no la tengamos”, lamentó ayer Joseba Ezkurdia, que no escondió su enfado después de la elección de material celebrada en el frontón Bizkaia. Su compañero, José Javier Zabaleta, tampoco se anduvo por las ramas a la hora de criticar los cueros ofrecidos por el intendente: “La primera pelota sí que nos encajaba un poco con lo que estábamos buscando, pero las demás no. Hemos estado a punto de no elegir”. No encontraron los de Aspe respuesta a su deseos en el cestaño. Todo lo contrario que Aimar Olaizola y Jon Ander Imaz. Los de Asegarce terminaron satisfechos y optaron por hacer oídos sordos a las críticas de sus rivales antes del importante partido que les enfrentará el sábado en Bilbao con la final en juego.

Malas miradas, dudas en el rostro, conversaciones constantes… Ezkurdia y Zabaleta no encontraron las pelotas deseadas. Buscaron y rebuscaron, pero el resultado siempre fue el mismo, ninguna era de su gusto. “Una hemos elegido seguida, pero el resto no tenía nada o no nos convenían. Es lo que hay, habrá que jugar con ellas el sábado y a darlo todo en la cancha”, reconoció el delantero de Arbizu. El objetivo de la pareja de Sakana era encontrar cueros que pudieran hacer daño a Imaz en los tantos trabajados. Pelotas “fuertes” que cogieran peso sin necesidad de que fueran balines que volaran desde el frontis hasta el rebote sin aparente dificultad. “Ya había una pelota que botaba mucho para arriba, pero tampoco nos conviene. Queríamos pelota que cuando le des coja carga, que en el ocho coja peso. Pelota fuerte como había en Eibar, donde se veía que los pelotazos en el ocho hacían daño, no hacía falta echar al diez”, detalló Zabaleta.

Ezkurdia y Zabaleta no encontraron consuelo tampoco en la decisión de sus rivales. Olaizola e Imaz escogieron pelotas muy adecuadas para ellos y los de Aspe fueron conscientes de ello. “Creo que Aimar estará muy contento, son pelotas que le vienen fenomenal a él. Para que sus remates de gancho corran mucho por el suelo y vayan lejos son divinas”, describió el guardaespaldas de Etxarren. El goizuetarra, acostumbrado a fajarse en muchas batallas también en este terreno, no escondió su satisfacción por los cueros con los que se jugaran. Son su arma de cara a la lucha por entrar en la final y repitió el discurso de la semana anterior ante Danel Elezkano y Beñat Rezusta: “Nosotros cogemos buenas para nuestro juego y si son malas para el contrario mejor”.

Este cruce de declaraciones no es nuevo para Olaizola y reconoció que “ya paso” de las opiniones de sus rivales con respecto al material. El goizuetarra además se defendió a la hora de hablar de su propio material: “Son pelotas que había en el cestaño. Yo no llevo de casa las pelotas, cojo las que hay. Siempre que estamos o estoy y siempre que ganamos, hay algo”.

BILLETE PARA LA FINALLa disconformidad con el material dejó en un segundo plano el tema más importante, el hueco en la final del Parejas. Ezkurdia y Zabaleta necesitan ganar por 22-18 o por un resultado mejor para estar en la final. “Haremos un buen entrenamiento, sudaremos y el sábado vendremos con el chip cambiado. Tenemos que aprovechar esta oportunidad. Ganar o perder es otra cosa, pero estamos ante un gran partido y podemos meternos en una gran final”, comentó Ezkurdia. Más fácil lo tienen Olaizola e Imaz. Les vale con llegar a 19 tantos y si no lo consiguen, siempre pueden ser salvados si Altuna y Martija ganan su partido. Sin embargo, Aimar no quiere oír hablar de especulaciones: “No pensamos en eso. Tengo experiencia y ha habido otros pelotaris que para entrar en semifinales han tenido que hacer 14 o 15 tantos y se han quedado en 7 u 8. Lo que está claro es que nosotros tenemos que salir pensando en que tenemos que ganar y punto”.

Últimas Noticias Multimedia