La OSN estrena el 2º concierto para piano de José María Goicoechea

Los conciertos serán hoy y mañana, dirigidos por Josep Caballé y con Mario Prisuelos como pianista

Jueves, 22 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

José María Goicoechea.

José María Goicoechea. (Foto: M. Saiz)

Galería Noticia

José María Goicoechea.Josep Caballé.

pamplona- La Orquesta Sinfónica de Navarra estrenará en su décimo concierto de temporada, que tendrán lugar hoy y mañana, el Concierto para piano y orquesta número 2, de José María Goicoechea, el compositor de Bera fallecido el pasado mes de julio. Goicoechea es uno de los protagonistas de la temporada la OSN, que ya presentó, en noviembre de 2017, la Misa Brevis en honor de San Francisco Javier. Para esta cita tan especial, la OSN estará dirigida por Josep Caballé Domenech y contará con Mario Prisuelos como pianista.

El concierto incluye, además, la Sinfonía número 4 en Mi bemol mayor Romántica de Anton Bruckner, estrenada en Viena el 20 de febrero de 1880.

Los conciertos tendrán lugar a las 20 horas, tanto hoy como mañana, en la sala principal de Baluarte. Las entradas, a precios que oscilan entre los 15 y los 30 euros, están a la venta a través de los canales habituales: taquilla de Baluarte, web de Baluarte y oficinas de la Orquesta Sinfónica de Navarra en Villava.

edición crítica La obra se interpreta en una edición crítica de la que es autor el compositor Jaime Gutiérrez, quien ha contado con la colaboración del solista encargado de la interpretación, Mario Prisuelos.

El propio Gutiérrez explica que “dentro de la obra musical actualmente catalogada del compositor navarro José María Goicoechea Aizcorbe (1924-2017), el Concierto nº 2 para piano y orquesta, escrito entre los años 2009 y 2010, se erige como su última pieza de factura sinfónica y una de las últimas de su producción. Es, posiblemente, el ejemplo cumbre de su lenguaje orquestal, que junto a obras como el Concierto nº 1 para piano y orquesta, la Missa Brevis en honor a San Francisco Javier, la Cantata Rosa Mystica o Vitraux forma parte de un amplísimo catálogo.

El manuscrito de la obra, conservado con mimo por la Fundación Ars Incógnita y que constituye la principal fuente en la que se ha basado la edición crítica de la partitura, nos descubre no sólo la música de un compositor en su madurez creativa, si no que nos abre generosamente las puertas de su personalidad: riguroso y meticuloso pero a la vez distraído, serio y al mismo tiempo con un gran sentido del humor, seguro de su camino aunque siempre explorando nuevas rutas estéticas, comprometido y reflexivo, intuitivo y espontáneo, con una solvencia técnica desbordante y al mismo tiempo con la ilusión de un joven que se enfrenta por primera vez al lápiz y al papel pautado”.

Jaime Gutiérrez resalta también que “esta labor de conocer y comprender la forma de pensar de Goicoechea, que no es otra que la de un pensador adelantado a su tiempo y su circunstancia, es la que ha constituido el principal reto a la hora de afrontar la edición crítica de su Concierto nº 2: las numerosas omisiones e imprecisiones de escritura en determinados aspectos musicales no debían abordarse presentando una versión que simplemente enmendara estas carencias, sino tratando de alumbrar la música que el propio Goicoechea escuchaba con precisión en su cabeza y cuyos detalles omitía por considerarlos evidentes e innecesarios, pero que se antojan imprescindibles para llevar a cabo con solvencia la interpretación de la partitura”. - D.N.

Últimas Noticias Multimedia