Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
La charla

Vestirse de psicólogo

Por Álvaro Meoqui - Viernes, 23 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

La primavera ya ha empezado, estamos ya en las puertas del mes de abril y de momento ya han tenido que caer las aguas mil y otras tantas más. En estas fechas el fútbol se pone de lo más emocionante porque todos los equipos saben que los objetivos marcados desde hace meses se van a decidir en la estación que la sangre altera. Los entrenadores, da igual de que categoría, sabemos que esa sangre que ahora pasa por el cuerpo de nuestros jugadores está más alterada de lo normal y no solo porque las flores coloreen los campos sino porque el equipo juega una final en cada partido y la presión se sube por la nubes.

Salvo que seas el Real Madrid y juegues la Champions, todos los demás equipos del mundo que por estas fechas se juegan títulos, ascensos, descensos, promociones o lo que sea menester, saben que dominar la presión o la ansiedad es pieza clave para llegar al verano con todo aprobado y si puede ser con buena nota.

Por mucho que se empeñen algunos, un equipo de fútbol no son 11 tíos o 11 tías dando patadas a un balón. Un equipo de fútbol es un grupo humano que representa a otra mucha gente y que sabe que la línea del fracaso al éxito puede ser muy delgada.

Nadie tiene esa receta mágica para que su equipo no sufra de ansiedad, estrés, miedo o como le queramos llamar. Los clubes grandes desde hace unos años cuentan con psicólogos entre sus cuerpos técnicos y poco a poco se está convirtiendo en una pieza clave para que los futbolistas se intenten liberar de esos factores y siempre rindan al máximo.

Para los clubes que no tienen ese psicólogo llega la hora que el entrenador debe vestirse de psicólogo y hacer que sus jugadores sepan afrontar, sepan controlar y sepan tolerar esa presión que les puede estropear el verano.

Estoy seguro que todos intentaremos que el resultado sea el mejor posible pero quizá debemos de pensar que lo suyo seria priorizar el rendimiento al resultado. Eso sería una gran victoria, porque siempre que ha llovido, ha parado.

El autor es técnico deportivo superior

Herramientas de Contenido