El beneficio de VW Navarra se reduce un 24,9%, hasta 55,9 millones

La dirección de la fábrica atribuye la caída a las fuertes inversiones para el lanzamiento del A07 y el segundo modelo
En tres años la fábrica ha recibido 425,1 millones para preparar el futuro

Juan Ángel Monreal Itxaso Mitxitorena - Viernes, 23 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

De izquierda a derecha, Miguel Ángel Grijalba Blanco (director de Producción), Susanne Dellit (directora de Recursos Humanos), Michael Pfaff (director de Calidad), Alfonso Eslava Recalde (director de Logística), Ramón Bultó López (director de Área Técnic

De izquierda a derecha, Miguel Ángel Grijalba Blanco (director de Producción), Susanne Dellit (directora de Recursos Humanos), Michael Pfaff (director de Calidad), Alfonso Eslava Recalde (director de Logística), Ramón Bultó López (director de Área Técnica de Producto), Emilio Sáenz Grijalba (presidente de Volkswagen Navarra), Ingo Neubert (director de Finanzas) y Alfredo Morales Vidarte (presidente del comité de empresa). (Foto: D.N.)

Galería Noticia

De izquierda a derecha, Miguel Ángel Grijalba Blanco (director de Producción), Susanne Dellit (directora de Recursos Humanos), Michael Pfaff (director de Calidad), Alfonso Eslava Recalde (director de Logística), Ramón Bultó López (director de Área Técnic

pamplona- Volkswagen Navarra moderó el año pasado sus beneficios, que se quedaron, según las cuentas presentadas ayer, en 55,9 millones de euros. Se trata del resultado más bajo desde el año 2014 y llega condicionado por las fuertes inversiones acometidas en los últimos ejercicios y que el año pasado alcanzaron la cifra más elevada desde el año 2001.

Los 230 millones de euros consignados como inversiones el año pasado se suman a los 165,8 millones de 2016 y los 129,3 millones de 2015, el año en que la fábrica comenzó a preparar el lanzamiento del Polo A07. En total, 425,1 millones en tres años que han reducido la liquidez neta de la compañía y han elevado las amortizaciones. Todo ello ha rebajado de forma sensible el resultado neto, que cae desde los 74,5 millones hasta los 55,9 del año pasado (-24,9%), si bien desde la fábrica destacaban que esta cifra se mantiene en la línea de los últimos cinco años. De hecho, la cifra multiplica por cuatro la que se consiguió durante el anterior lanzamiento (2009, con 13,2 millones);y la productividad, pese a reducirse respecto a los dos últimos ejercicios, es también claramente superior a la que se consiguió en el primer año del A05.

De los 230 millones invertidos el año pasado, 174,5 millones fueron destinados a la preparación de la fábrica para la producción del nuevo Volkswagen Polo, y 35,6 millones de euros correspondieron a trabajos relativos al segundo modelo de Volkswagen Navarra, cuya fabricación está prevista para finales de 2018, destacó la compañía en un comunicado. El lanzamiento de este todocamino permitirá situar en unos 350.000 coches la producción media anual durante los próximos años.

Para este año, Volkswagen prevé rondar los 300.000 coches a final de año, si bien se está encontrando con ciertas dificultades para acelerar los ritmos, debido sobre todo a la mayor demanda de motores de gasolina frente al diésel, lo que está saturando las líneas de producción en Alemania. Los 244.127 coches ensamblados el año pasado suponen la cifra más baja también desde 2009. La producción se tradujo en una facturación de 2.325 millones de euros, el 94% procedente de la venta de coches y el 6% restante, de la venta de carrocerías, componentes y recambios. El 90% de la producción de la fábrica, que es líder en su modelo en todo el mundo, se destinó a la exportación, sobre todo al mercado europeo. Entre las exportaciones, Alemania fue el primer destino del Polo fabricado en Pamplona, con un 20,1% de la producción, seguido de Italia, con un 15,7%, y Francia, con un 15,2%. En quinto lugar se situó Reino Unido, con un 5,2%, y en sexta posición finalizó Turquía, con un 4,5%.

“Como era de esperar en un año marcado por el cambio de modelo y la consiguiente reducción del volumen de fabricación, el beneficio después de impuestos se ha reducido respecto a la cifra extraordinariamente alta alcanzada en 2016,”, explicó Ingo Neubert, director de Finanzas de Volkswagen Navarra.

Los resultados de Volkswagen Navarra consolidan directamente en la cuenta de Seat, que ayer contabilizó un beneficio neto de 281 millones de euros durante el conjunto de 2017, lo que supone un retroceso del 68,8% en comparación con las cifras del año anterior (903,2 millones), que estuvo marcado por un ingreso extraordinario de 671 millones de euros. En la comparativa ajustada, sin tener en cuenta estos efectos extraordinarios de 671 millones de euros derivados de las plusvalías por la venta de la filial VW Finance a Volkswagen AG, el resultado neto de Seat subió un 21,3% respecto a los 232 millones de euros de 2016.

las cifras

4.706

plantilla media. Durante este año, y como consecuencia de las contrataciones derivadas del cambio de modelo, la plantilla media se ha incrementado en casi 200 personas respecto al año anterior. La previsión es que vuelva a crecer en 2018-2019.

350

nuevos empleos. El lanzamiento del segundo modelo puede suponer, a partir del segundo semestre de este año, la contratación de entre 350 y 500 personas. El T Cross, un pequeño todocamino, se lanzará en enero. También Martorell va a contratar en Barcelona.

900

millones prometidos. VW anunció que Landaben iba a recibir unos 900 millones en inversiones tanto para el A07 como para el SUV.

Últimas Noticias Multimedia