Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El Gobierno central espera que no se repitan elecciones

El próximo 22 de mayo terminará el plazo de dos meses para que sea investido un nuevo presidente de la Generalitat

EFE - Viernes, 23 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 19:27h

Méndez de Vigo.

Méndez de Vigo. (Foto: Efe)

Galería Noticia

  • Méndez de Vigo.

Madrid. Pese al fracaso de la investidura del candidato de Junts per Catalunya (JxCat), Jordi Turull, el Gobierno confía en que no haya que repetir las elecciones en Catalunya y que todavía sea posible un presidente de la Generalitat de acuerdo con la ley.

Turull, que ayer no consiguió los apoyos para ser investido por la abstención de la CUP, ha sido procesado hoy por el Tribunal Supremo que ha acordado su ingreso en prisión incondicional junto a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y los exconsellers Raül Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa.

Su ingreso en la cárcel abre nuevos interrogantes sobre la investidura en Catalunya y la posibilidad de que haya que celebrar nuevas elecciones mientras se mantiene, plenamente vigente, la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Catalunya.

Desde Bruselas, donde ha asistido al Consejo Europeo, el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha dejado claro que él no desea unos nuevos comicios sino que se recupere cuanto antes la normalidad política, económica, social e institucional en la comunidad.

"La gente vota y los políticos tienen la obligación de, a la vista de las decisiones de la gente, resolver el problema y no crear otro", ha proclamado.

Rajoy ha reiterado que él pide un gobierno que cumpla la ley, que mire hacia adelante y que intente construir.

"Corresponde a los partidos catalanes ofrecer las soluciones de gobernabilidad y espero que las encuentren a la mayor celeridad posible", ha insistido.

Después de la oferta de diálogo planteada la víspera por Turull y preguntado si estaría dispuesto a sentarse a dialogar con cualquier presidente que sea elegido por el Parlamento catalán, Rajoy ha mostrado su total disposición a negociar, siempre y cuando la ley permita que esa persona sea elegida.

En esta misma línea, el ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha destacado el "fracaso" y el "esperpento" vivido ayer en la investidura fallida de Turull.

Méndez de Vigo ha criticado la "maniobra arbitraria" del presidente del Parlament, Roger Torrent, de convocar ese pleno de investidura después de tres meses de "inacción" y apenas unas horas antes de que Turull tuviera que acudir al Tribunal Supremo.

"Vimos ayer un nuevo episodio esperpéntico", ha lamentado el portavoz del Ejecutivo, que ha reprochado a Torrent que convocara ese pleno a sabiendas de que el candidato no sería investido, pensando solamente en intereses partidistas y olvidándose del bienestar del conjunto de los catalanes.

Ya antes de que se dictara la prisión para Turull, Méndez de Vigo ya ha descartado que el candidato pueda ser investido sin estar presente en el Parlament.

Ha recordado que la reciente doctrina del Tribunal Constitucional es taxativa al respecto y establece que el candidato debe acudir a la sesión de investidura.

"Es un requisito imprescindible", ha remarcado.

Rechaza por tanto el Ejecutivo la hipótesis de una investidura telemática, como la planteada en su día por los independentistas con Carles Puigdemont como candidato.

Lo que sí constata el Gobierno es que el reloj para unas hipotéticas nuevas elecciones ha comenzado a correr en Catalunya después de la votación fallida del jueves.

El próximo 22 de mayo terminará el plazo de dos meses para que sea investido un nuevo presidente de la Generalitat o de lo contrario se convocarán de forma automática nuevas elecciones, que podrían celebrarse el 15 de julio, fecha que coincidiría con la final del Mundial de fútbol de Rusia.

Herramientas de Contenido