Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La cifra de nuevos donantes de sangre crece un 7% y por primera vez hay más mujeres

Navarra, con 1,7 donaciones por donante y año, presenta la tasa más alta del Estado
Salud insiste en la necesidad de contar con donantes fieles y de captar más voluntarios para plasma por aféresis

M. Pérez Iñaki Porto - Viernes, 23 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Profesionales sanitarios atienden a dos hombres que donan plasma por aféresis en el Banco de Sangre y Tejidos de Navarra.

Profesionales sanitarios atienden a dos hombres que donan plasma por aféresis en el Banco de Sangre y Tejidos de Navarra.

Galería Noticia

Profesionales sanitarios atienden a dos hombres que donan plasma por aféresis en el Banco de Sangre y Tejidos de Navarra.Domínguez, García Erce y Álvarez, en la reformada sala de refrigerio.
“Aunque no puedan donar muchas más veces, la mujer es una donante muy comprometida”

pamplona- Navarra finalizó el año 2017 con 2.220 nuevos donantes de sangre, lo que supone un incremento de un 7,04% respecto del ejercicio anterior, según los datos proporcionados por el Banco de Sangre y Tejidos de Navarra. Así, continúa el “aumento sostenido” que se viene registrando desde el año 2014 y, por primera vez, el número de nuevas donantes mujeres (1.154) supera al de hombres (1.066). Un dato que ilusionó al director de esta entidad, José Antonio García Erce, porque “aunque no puedan donar muchas más veces -pueden hacerlo tres veces al año frente a las cuatro de los varones y por sus condiciones físicas suele presentar más dificultades para hacerlo-, es una donante muy comprometida y va a estar muchos años donando sangre”. De hecho, consideró a este colectivo “el futuro” para poder ir sustituyendo a la generación del baby boom.

El consejero de Salud visitó ayer la sede del Banco de Sangre, acompañado por su director y por el presidente de Adona (Asociación de Donantes de Sangre de Navarra), Javier Álvarez, para ver las mejoras de espacios e iluminación llevadas a cabo en los últimos meses. Un encuentro en el que Fernando Domínguez reconoció el trabajo de Adona en la captación y fidelización de donantes, a quienes también agradeció su “generosidad”. Y es que, gracias a esta altruista labor, la tasa de donación de la Comunidad Foral es la más alta del Estado, con 1,7 donaciones por donante y año.

Domínguez hizo un llamamiento para que el voluntariado acuda al Banco al menos dos veces al año, puesto que eso posibilitará “mantener un flujo que permite ajustarse a las demandas de sangre que tenemos”. Además, recordó la necesidad de hacerlo también en vacaciones, apuntando que “son periodos en los que se reducen los días hábiles y, en cambio, pueden aumentar las necesidades por accidentes de tráfico y la actividad de los hospitales se mantiene”.

josé antonio garcía erce

Director del Banco de Sangre y Tejidos

problemaPor otro lado, el departamento de Salud recalcó que la Comunidad Foral necesita seguir captando voluntarios para donación de plasma por aféresis, con el fin de aumentar el nivel de autoabastecimiento de productos derivados de este componente, base para elaborar tratamientos de gran valor para pacientes inmunodeprimidos, hemofílicos, con problemas de coagulación o patologías en el hígado, entre otras enfermedades.

Al respecto, García Erce explicó que “Europa tiene un problema gravísimo de aseguramiento de suministros de productos derivados del plasma. Hay una serie de proteínas, como son las inmunoglobulinas, que no se pueden producir de forma industrial -la única solución son las donaciones- y su uso está incrementándose progresivamente en todo el mundo”. Tras apuntar que, según un informe del Ministerio, en el Estado su consumo ha aumentado un 46% entre los años 2012 y 2016, sostuvo que “no hay capacidad física en este momento de conseguir ese producto nacional a partir de las donaciones estándar. España no cubre ni el 50% de su consumo y Navarra, que somos una de las comunidades con mejor rendimiento a la hora de obtener plasma para industria, para fabricar fármacos, y por el perfil de los donantes, no somos capaces de cubrir esa necesidad”. No obstante y tras incidir en que “ninguna comunidad autónoma es capaz” de autoabastecerse, señaló que cuando eso ocurre los servicios de Farmacia lo compran a multinacionales.

Por todo ello, García Erce consideró que “antes de que ocurra ningún problema de abastecimiento tenemos que trabajar en todas las líneas: con nuestros clínicos, para hacer el uso más eficiente de cualquier producto, como cualquier fármaco o terapia;y nosotros, en promover la donación”. El director expuso que “la situación es preocupante”, aunque “no de forma inmediata, pero si no se toman medidas a corto-medio plazo y medidas estructurales, sensatas, multidisciplinares, trabajando todos, los diferentes niveles de la administración, comunidades autónomas y colectivos de donantes;si no trabajamos bien y en previsión podríamos tener algún desabastecimiento puntual de fármacos derivados de plasma”.

En la actualidad, hay menos de 200 donantes de plasma por aféresis y el objetivo es “intentar ir adecuando progresivamente nuestra producción de plasma a las necesidades de la comunidad”, indicó García Erce, que manifestó que “lo ideal sería retornar a las cifras históricas de más de 500”. “Buscamos un donante fiel, frecuentador, y que no haya tenido nunca efectos secundarios con la donación”.