El lujo toma su espacio

Nadie podrá quejarse de espacio en este BMW por que sus anhelos deportivos le conduzcan a un habitáculo reducido, ni tampoco por confort, versatilidad, equipamiento o seguridad con su tracción total. Y, además, en formato monovolumen.

Un reportaje de Tomás Pastor - Sábado, 24 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Los Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer refuerzan la posición de BMW con sólidos argumentos, como su diseño y espacio interior. Fotos: BMW

Los Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer refuerzan la posición de BMW con sólidos argumentos, como su diseño y espacio interior. Fotos: BMW

Galería Noticia

Los Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer refuerzan la posición de BMW con sólidos argumentos, como su diseño y espacio interior. Fotos: BMW

El lujo, pero también la deportividad, que es tan esencial lo uno como lo otro en BMW, toman su espacio y lo hacen bajo el formato de monovolumen con una nueva gama de la Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer. BMW presenta esta intensa puesta al día como “la unión entre el espacio funcional y la comodidad con el dinamismo deportivo y la versatilidad”. A estas indudables cualidades se suma un extenso listado de “motores de última generación y una amplia selección de servicios de conectividad y sistemas de asistencia que los hacen líderes en su segmento”.

El éxito de la generación de monovolúmenes de BMW, de los que se han comercializado más de 380.000 unidades desde 2014 a 2017, con Alemania como primer mercado y China como segundo, seguidos de otros países de la Unión Europea, se reafirma por el hecho de que más del 70% de las adquisiciones fueran realizadas por nuevos clientes de la marca, lo que a su vez propicia que estos dos modelos se sitúen entre los más vendidos de la firma alemana. Nosotros, que en su día tuvimos la oportunidad de ponernos a los mandos de una unidad con motor diésel de 150 CV, entendemos el entusiasmo tanto de quienes los fabrican y venden como de quienes los conducen, porque se trata de dotar de más espacio, comodidad y una postura de conducción más elevada a las tradicionales cualidades que han hecho de BMW todo un referente.

Los Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer se renuevan en profundidad para consolidar la oferta de monovolúmenes de BMW y en dos formatos

Diseño exterior e interior, mecánicas, conectividad, seguridad, dinamismo, habitabilidad y confort brillan a

Vistos por fuera, lo primero que llama la atención es su parrilla delantera más grande, con mayor presencia y expresividad, y con un faldón frontal provisto de una gran toma de aire;las nuevas luces antiniebla de led opcionales en las entradas de aire exteriores, los habituales dobles faros redondos también de led y hasta autoadaptables con luz de carretera antideslumbramiento, amén de mejoras estéticas en la zaga, como los tubos de escape dobles. Y si se quiere todavía algo más deslumbrante, siempre queda la posibilidad de recurrir al Paquete Deportivo M, sin olvidar una paleta de trece colores de carrocería para elegir o seis nuevos diseños de llantas de aleación, con medidas entre 16 y 19 pulgadas.

Por dentro, las mejoras hacen referencia a la nueva palanca selectora electrónica de los modelos con cambio automático de doble embrague Steptronic de siete u ocho marchas, a unos asientos más amplios y confortables, a nuevos materiales de tapicería y revestimiento, junto a las líneas Luxury, Sport y el Paquete Deportivo M que se suman a las propuestas de serie. Con 4,35 metros de largura, 2,67 de distancia entre ejes y 468 litros de maletero el Serie 2 Active Tourer (desde 27.825 euros) y 4,57 metros de longitud, 2,78 de distancia entre ejes, siete plazas en opción y 645 litros de maletero el Gran Tourer (desde 29.225 euros), los monovolúmenes de BMW se consolidan además con una gama de mecánicas de auténtico lujo.

Con la excepción de los gasolina 225i xDrive (231 CV y tracción a las cuatro ruedas) e iPerformance (224 CV), la mayoría de las mecánicas se comparten en ambas carrocerías, con los gasolina 218i (140CV) y 220i (192 CV) y los diésel 216d (116 CV), 218d (150 CV), 218d xDrive (150 CV y 4X4), 220d (190 CV) y 220d xDrive (190 CV y 4X4). A destacar en este capítulo la amplitud de la oferta entre la que elegir, con motores de tres y cuatro cilindros, tracción delantera y a las cuatro ruedas xDrive (ideal para inviernos tan crudos como el que acabamos de despedir), así como una variante híbrida enchufable para el Serie 2 Active Tourer con 224 CV, 385 Nm de par máximo y 45 kilómetros de autonomía en modo eléctrico. Todos los propulsores, con cajas de cambios manuales de seis marchas y automáticas de siete y ocho velocidades, mejoran en potencia, par y ahorro de combustible, además de en impacto medioambiental. A disfrutar.

BMW SERIE 2 ACTIVE TOURER Y GRAN TOURER