SE ELEVA A CUATRO FALLECIDOS

Muere el policía que se intercambió por los rehenes en el sur de Francia

EFE - Sábado, 24 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 09:25h

Efectivos policiales vigilan frente al supermercado de la cadena Système U, donde se llevó ayer a cabo una toma de rehenes en la localidad de Trèbes, al sur de Francia.

Efectivos policiales vigilan frente al supermercado de la cadena Système U, donde se llevó ayer a cabo una toma de rehenes en la localidad de Trèbes, al sur de Francia. (EFE)

Galería Noticia

Efectivos policiales vigilan frente al supermercado de la cadena Système U, donde se llevó ayer a cabo una toma de rehenes en la localidad de Trèbes, al sur de Francia.

PARÍS.- La muerte hoy del policía que se intercambió por los rehenes retenidos ayer por un presunto miembro del Estado Islámico (EI) en un supermercado en la ciudad francesa de Trèbes, eleva a cuatro el número de víctimas mortales, informó el ministro de Interior, Gerard Colomb, en su cuenta de Twitter.

"Francia jamás olvidará su bravura, su heroísmo, su sacrificio", señaló el ministro francés, quien precisó que el teniente coronel de la gendarmería Arnaud Beltrame, de 44 años, murió a causa de sus heridas.

Anteriormente, el presidente francés, Emmanuel Macron, había declarado que el policía, que se había intercambiado por los rehenes, estaba luchando por su vida.

La toma de rehenes perpetrada este viernes por un hombre que aseguró actuar en nombre del grupo yihadista EI en un supermercado de Trèbes (sur), acabó con tres muertos, antes de que el terrorista fuera abatido por las fuerzas del orden.

Redouane Lakdim, de 25 años y nacido en Marruecos, comenzó a media mañana del viernes un periplo mortal que acabó tres horas y media más tarde, tras haber matado a esas tres personas y causado dieciséis heridos, varios de ellos de gravedad.

Se trata del primer atentado de índole yihadista que vive Francia desde el asesinato de dos jóvenes en la estación de trenes de Marsella, el 1 de octubre de 2017, y el decimotercero con víctimas mortales desde el cometido contra el semanario satírico "Charlie Hebdo", el 7 de enero de 2015.

En todos ellos, 202 personas han perdido la vida, lo que sitúa a Francia como uno de los principales blancos del EI.