Semana Santa

Alfonso Palencia Gallo - Sábado, 24 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Es curioso: hay iglesias llenas a rebosar todos los domingos. Multitud de gente celebra la Semana Santa. Sin embargo, parece que se rehuye el tema. Los medios de comunicación lo apartan. Peor, muchas veces, se busca una barbaridad de cualquier repugnante alcalde o edil, sobre este tema, para llenar páginas.

Veamos de qué es lo que me quejo: hay multitud de personas que acudimos cada semana, en grupos, a comentar los Evangelios. Nos damos cuenta de que aquellas enseñanzas las tenemos todos dentro. Nos sentimos felices de haberlas descubierto. Más aún, reconocemos la cantidad de veces que nos hemos apartado de ellas. Pero ahí están, esperando que volvamos al evangelio para sentir una enorme felicidad.

Cualquiera está llamado a esta dicha y, en algún momento, Dios les llamará. En efecto, el botellón, el ateísmo, etcétera, crean un gran vacío. No explican nada. No dan sentido a nada. Muchos estarán pronto de vuelta.

Creemos que es una gran noticia. La solución a todos los problemas de convivencia la tenemos todos dentro: el respeto, el no sentirnos superiores a los demás, la empatía hacia el diferente, el amor, etcétera.

¡Qué pena que todo esto no sea noticia!