Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

UPN desprestigia a Comptos y sigue sin poder explicar por qué fracaso la planta

Los regionalistas se venden como víctimas en unas conclusiones alucinadas

Sábado, 24 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Sergio Sayas y Juan Luis Sánchez de Muniáin, los portavoces de UPN en la comisión.

Sergio Sayas y Juan Luis Sánchez de Muniáin, los portavoces de UPN en la comisión. (Foto: Oskar Montero)

Galería Noticia

  • Sergio Sayas y Juan Luis Sánchez de Muniáin, los portavoces de UPN en la comisión.

pamplona- Conscientes de que no importan tanto los hechos en sí sino cómo se vendan ante la opinión pública, UPN no se tomó a broma la presentación de conclusiones. Convocó una rueda de prensa en el Parlamento en la que estuvieron los dos portavoces regionalistas en la comisión (Sergio Sayas y Juan Luis Sánchez de Muniáin), la directora de comunicación del partido y dos asistentes parlamentarios, con circuito de grabación incluido. La estrategia de UPN ha sido construir un relato bien cerrado, sin fisuras, que presente a los regionalistas como víctimas en un caso de persecución política alentado por la Cámara de Comptos, a quien acusan de haber hecho un informe “plagado de errores, imprecisiones, cifras carentes de rigor e insinuaciones que ni se prueban ni se justifican”. No hay en su análisis un intento por estudiar, con detenimiento ni honestidad, qué llevó a la quiebra a un proyecto interesante que contó con una millonada de dinero público. Sólo mucha ansiedad por dejar claro que todo fue legal, que ningún miembro de su partido tienen ninguna culpa ni responsabilidad por que el proyecto se fuese al garete, y que en todo caso la culpa será de EH Bildu, que heredó la planta en concurso de acreedores.

Las conclusiones de UPN sobre qué pasó en la planta de Ultzama son un ejercicio de alucinación. Son 11 las conclusiones que extraen y casi merece la pena ir punto por punto analizando hasta dónde puede llegar UPN por defender un proyecto que fracasó a los tres años (estaba pensado para 30 años) y enterró consigo 3,28 millones de todos los navarros. Pero por encima de todo llama la atención el enconamiento con el que se dirige a la Cámara de Comptos, que puso el caso encima de la mesa en abril de 2017. Entonces publicó un informe duro como pocos y que incluso elevó a la Fiscalía (que decidió en julio no iniciar actuaciones). Y si bien al principio UPN trató de guardar algo más las formas, ahora ya no hay motivo para cortarse. Los regionalistas, además de cargar contra el informe, acusan a la presidenta de la Cámara de Comptos, Asun Olaechea, de “dificultar la investigación negándose a remitir parte de la información solicitada”. Olaechea ha comparecido en tres ocasiones, ha remitido toda la documentación y sólo dejó de compartir los papeles de trabajo y apuntes de sus auditores, material que por ley no tiene por qué ceder. Se deduce que más talante colaborativo tendrá para UPN la actitud de Patxi Pérez Arregui, miembro de la ejecutiva regionalista que se negó a contestar a ninguna pregunta que le formuló la comisión.

El siguiente en la lista es EH Bildu, al que critican que en enero de 2016 cerrase “precipitadamente” una planta en concurso desde 2014 (año en el que los socios mayoritarios de la planta pidieron su cierre) e invierten el resto de puntos en exonerar de cualquier responsabilidad a los gestores: dicen que la planta “en todo momento cumplió la legalidad vigente”;que intentar conseguir todas las ayudas posibles es “legal”;que la planta estaba “bien concebida”;y que el Gobierno de Navarra, en el momento de dar las ayudas, cumplió con todo.- A.I.R.

exconcejal en ultzama

demanda a sayas si no pide perdón

Petición de Josu Osácar. Quien fuera portavoz de Nafarroa Bai en el Ayuntamiento de Ultzama cuando se impulsó el proyecto ha registrado otro escrito en la comisión del Parlamento. En él, Josu Osácar vuelve a exigir a Sergio Sayas (UPN) una rectificación pública y una disculpa por haberlo vinculado a una empresa que participó en Bioenergía Ultzama. Tal y como precisa Osácar en su escrito, el exportavoz de NaBai dejó su cargo como concejal en el Ayuntamiento el 23 de diciembre de 2008, dos años antes de que se inaugurase la planta, proyecto en el que nunca participó de manera directa ni indirecta. Osácar precisa que si Sayas no se retracta se reserva la posibilidad de iniciar acciones legales.

Herramientas de Contenido