Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
la carta del día

Pamplona, ‘Zona Libre de Transgénicos’. ¿Qué significa esto?

Por David Soba Hidalgo - Domingo, 25 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

el miércoles la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona aprobó declarar Pamplona como Zona Libre de Transgénicos. Nada nuevo, antes de Pamplona otras ciudades ya han firmado declaraciones parecidas, o incluso comunidades autónomas como el País Vasco, Baleares o Asturias. Pero, ¿qué implica esto?

Los organismos GM son parte de nuestra vida cotidiana. Aparte de en agricultura, estos organismos son utilizados en sectores como la medicina (por ejemplo, la insulina o la hormona de crecimiento), la industria de los alimentos (enzimas para la elaboración de quesos, levaduras del vino), la industria textil (el algodón de tu camiseta seguramente lo será), la producción de detergentes (enzimas que permiten lavar en frío) entre otros usos, y nunca se ha dudado de su seguridad y de sus beneficios.

Por lo tanto, ¿qué consecuencias tendría esta declaración? Ninguna, un ayuntamiento no tiene competencias para regular lo que se vende en las farmacias o en las tiendas, ni qué se siembra en sus campos. Los productos transgénicos están regulados por normativas nacionales o europeas, que garantizan la superación de un estricto control y demuestran que no suponen ningún problema para la salud o el medio ambiente. Imagina por un momento que tuviera competencias, ¿de dónde iba a sacar el dinero el Ayuntamiento de Pamplona para cumplir esa normativa? Inspectores en farmacias, supermercados, tiendas de ropa, presupuesto para analíticas…

Otra pregunta lógica sería, ¿en base a qué datos o informes se ha tomado esta decisión? La declaración de Zona Libre de Transgénicos son decisiones basadas en criterios políticos, que carecen de base científica. En este sentido hay que recordar que después de veinte años de cultivo y más de treinta de experimentación, no tenemos un solo dato científico de peso que diga que suponen un riesgo mayor que los cultivos tradicionales.

Esta medida, aunque carente de valor jurídico, sí que es preocupante por la desinformación científica que transmite, por ejemplo, es de esperar que, a corto-medio plazo, la imagen social de las líneas de investigación con organismos modificados genéticamente queden dañadas.

En resumen, se trata esta de una medida que lo único que pone de manifiesto es la profunda incultura científica del país y de nuestros políticos, más preocupados en medidas de cara a la galería y sin ningún efecto, que en medidas que realmente afectan a su municipio.

Herramientas de Contenido