Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Mikel Landa ciclista del movistar

“A día de hoy no me veo como gregario de Quintana en el Tour”

Una entrevista de César Ortuzar - Lunes, 26 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Mikel Landa, durante la Tirreno-Adríatico.

Mikel Landa, durante la Tirreno-Adríatico. (Foto: Movistar Team)

Galería Noticia

  • Mikel Landa, durante la Tirreno-Adríatico.

pamplona- Usted competirá al lado de Quintana por primera vez en la Itzulia. ¿Están definidos los roles?

-Todavía no nos hemos juntado. No hemos hablado de ello, pero creo que correremos los dos para lo mismo: para ganar. Uno no tiene porqué estar supeditado al otro. Tenemos que jugar con dos cartas y aprovecharnos de esa ventaja sobre los rivales.

¿Los roles para el Tour están fijados o no?

-Tampoco lo hemos hablado. Creo que será lo mismo.

Al leer la entrevista de Quintana en el diario El Tiempo de Colombia da la impresión de que le ve como un gregario para vencer el Tour. ¿Usted se ve así?

-A día de hoy, no. Mis objetivos están claros.

Todavía no han competido juntos y parece, tal vez por culpa de los medios de comunicación, que existe una guerra psicológica entre ustedes para establecer quién va a ser el líder en el Tour.

-Bueno, quizás. En realidad no tenemos nada que decir, pero sí que parece que cuando hacemos entrevistas individuales cada uno reivindica su estatus. Yo tengo claro porqué estoy en el Movistar. Vengo a sumar y a correr para el equipo. Tenemos que aprender a correr juntos para sacar el mayor beneficio para el equipo.

¿Entiende que a Quintana le haya podido molestar tu contratación?

-Sí, lo puedo entender. Él, al final, ha estado como líder en el Tour y en las carreras que ha querido. Ahora llego yo y entiendo que no le guste.

De cara a la etapa de pavés del Tour corrió la E3 Harelbeke. ¿Cómo fue la experiencia?

-Ha sido una experiencia dura, pero bonita a la vez. Me he encontrado con una carrera muy interesante, no solo por los adoquines, sino también por la forma de correr, que es más agresiva. Existen distintas normas respecto a una carrera normal. Es curioso.

¿Qué sensación le ha dejado correr sobre los adoquines?

-Me daba miedo, pero con una presión adecuada de los neumáticos y con una cinta doble en el manillar se va mejor. Sigue siendo igual de duro, pero se afronta de otro modo.

¿Se ve más seguro?

-No sé si más seguro, pero ya no tengo esa incertidumbre de lo que va a ser, ahora ya sé los que es. Volveremos después de la Itzulia para ver los tramos de adoquines y conocerlos un poco más.

¿Considera que esa etapa puede ser crítica para el desarrollo de la carrera francesa?

-Sí, seguramente será un día clave. Después de la etapa de Roubaix a algunos de los favoritos les pasará algo. Algunos saldrán favorecidos y otros, perjudicados. Será un punto de inflexión.

Tanto en Andalucía como en la Tirreno-Adriático estuvo en cabeza. Sin embargo, le penalizó la crono en ambas carreras. ¿Le preocupan sus prestaciones contrarreloj?

-Un poco sí. Es verdad que creía que estaba mejor y no la había trabajado tanto. Pensaba que ese trabajo lo tenía hecho pero la verdad es que falta coger la posición que había conseguido en el Sky y eso me ha penalizado bastante. No estoy como quisiera, pero nos hemos dado cuenta y estamos a tiempo de corregirlo y de mejorar el rendimiento.

¿En qué punto se encuentra ahora mismo en esa lucha para rendir mejor en la lucha individual?

-Ahora mismo estoy mejor que en Tirreno. Hemos hecho unas pruebas en el velódromo de Tafalla y hemos visto que mi posición no era nada buena. La hemos mejorado, pero tenemos que seguir haciéndolo.

Está obligado a recuperar su mejor versión si quiere pelear el Tour.

-Sí. Tenía mucha confianza en las cronos después de mi etapa en el Sky y tengo que recuperar esa confianza. El no estar como entonces te hace dar vueltas a la cabeza con el tema. Hasta que no esté en los números de antes, iré a contrapié.

Los vatios de potencia los conserva. ¿Es cuestión de dar con la posición óptima sobre la bicicleta?

-Sí. Saber que muevo los vatios necesarios me tranquiliza. Tengo que limar la posición, buscar una posición que me permita ir más rápido y estar en los tiempos del año pasado.

En esta tesitura, ¿considera que la crono de Lodosa es un examen?

-Sí. La voy a afrontar con otras ganas, voy a tener otros resultados, porque hemos mejorado, y seguramente me sirva para sacar conclusiones.

En su equipo, el Movistar, señalan que su objetivo debería ser estar a un segundo o poco más de un segundo de los rivales capaces de vencer una gran vuelta.

-Sí. Aunque no he empezado bien, sé que tengo los vatios y si limo bien la posición podría estar en esos números. A corto plazo sería una gran referencia, pero a largo plazo no me pongo un objetivo concreto, salvo mejorar lo máximo posible.

Sus preparadores dicen que si fuera capaz de mantener una posición aerodinámica como la de Castroviejo, que es un especialista puro, estaría en sus tiempos.

-Por vatios, sí, pero hay que tener esa posición y es complicadísimo. Yo tengo el don de subir bien y otros la capacidad de tener una posición muy aerodinámica.

Ha demostrado que mantiene intacto su potencial escalador con su victoria en Sassotetto.

-Sí. Ese es mi fuerte. Después de haber pasado un invierno bueno, sin contratiempos, ha podido salir mejor el trabajo.

¿Cuál es el balance de la campaña hasta estos momentos?

-Muy bueno. Quitando ese punto negro de la contrarreloj, que no ha me ha permitido luchar como quisiera tanto el podio de la Vuelta a Andalucía como el de la Tirreno-Adriático, creo que la condición ha sido muy buena y la adaptación al equipo, también. Conseguí una victoria de etapa en la Tirreno. Va todo sobre ruedas.

Se comenta que el Tour podría vetar la participación de Froome en caso de que antes no quede resuelto su caso. ¿Cuál es su opinión?

-No sé. Si no corre y se demuestra que no es culpable, ¿qué pasaría? Si corre y se demuestra que lo es... Creo que se deben acatar las normas que están escritas. Hay un reglamento y hay que seguirlo.

Coincidió con Froome, su excompañero de equipo, en Andalucía. ¿Conversó con él de su caso?

-Sí, me preocupé un poco por él. Le pregunté cómo lo llevaba en lo personal. Él me dijo que no estaba viviendo momentos fáciles. Le animé. Espero que todo se solucione pronto.

Hablemos del futuro. ¿Ve a la Fundación Euskadi, que preside, disputando la Itzulia el próximo año?

-No lo sé. Ojalá tengamos ese nivel y y podamos disputarla. En la Fundación seguimos trabajando poco a poco, como siempre. No tenemos ninguna prisa. Si tanto el nivel deportivo como el nivel de categoría nos lo permite, ahí estaremos.

Herramientas de Contenido