Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Osasuna se muestra efectivo

Victoria en el Miniestadi | Róber Ibáñez y Quique firman los dos goles de los rojillos en los dos únicos remates entre los tres palos ante un Barcelona B con clase que se estrella en Sergio Herrera

Javier Saldise / Agencia LOF - Lunes, 26 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Los jugadores de Osasuna celebran el primer gol del partido, obra de Róber Ibáñez, en la imagen, el primero empezando por la izquierda.VER VÍDEOReproducir img

Los jugadores de Osasuna celebran el primer gol del partido, obra de Róber Ibáñez, en la imagen, el primero empezando por la izquierda.

Galería Noticia

Los jugadores de Osasuna celebran el primer gol del partido, obra de Róber Ibáñez, en la imagen, el primero empezando por la izquierda.ReproducirLos jugadores de Osasuna celebran el primer gol del partido, obra de Róber Ibáñez, en la imagen, el primero empezando por la izquierda.

Galería[GALERÍA] Partido Barça B - Osasuna

  • Partido Barcelona B - Osasuna.
  • Partido Barcelona B - Osasuna.
  • Partido Barcelona B - Osasuna.
  • Partido Barcelona B - Osasuna.
  • Partido Barcelona B - Osasuna.
  • Partido Barcelona B - Osasuna.
  • Partido Barcelona B - Osasuna.
  • Partido Barcelona B - Osasuna.
  • Partido Barcelona B - Osasuna.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Barcelona- Osasuna remedió, en la medida que dan tres puntos, el tropiezo de la jornada anterior y logró una importante victoria en el campo del Barcelona B. El Miniestadi le sirvió al equipo rojillo para reafirmarse en la lucha por alguno de los puestos de la zona alta, en donde las dudas y la falta de aliento se extienden a otros rivales directos, que también se están dejando puntos por el camino en esta fase decisiva de la competición.

Fue un partido con un primer tiempo con sosiego gracias a un gol tempranero, pero con muchos problemas en la reanudación por el empuje del filial blaugrana, espoleado por la calidad de Aleñá. Sergio Herrera, como en otros encuentros, resultó vital para su equipo con un par de intervenciones cruciales para mantener su puerta a cero. En el correcalles de la segunda mitad, los rojillos casi se llevan un buen disgusto, pero el acierto en esta ocasión sí jugó a su favor. La puntería olvidada en otras tardes estuvo ayer al 100% porque los dos disparos del conjunto navarro entre los tres palos se marcharon para dentro.

A Osasuna le premió en el primer tiempo, y por extensión en el partido, la puntería que otros días se le negó. En esta ocasión fue en la primera jugada de ataque, en el primer remate entre los tres palos, cuando los rojillos acertaron. Fue una jugada encauzada por Clerc a la que Róber Ibáñez llegó por la puerta de atrás, en el segundo poste, para marcar. El extremo valenciano le ganó la partida a Cucurella. El fogoso e hiperactivo lateral izquierdo blaugrana es un futbolista con mucho recorrido en el campo y capaz de plantear batallas en las dos áreas. Ibáñez se le coló al defensa y le puso el partido en el carril de la victoria a Osasuna.

Con el marcador a favor a los diez minutos, Osasuna se sintió bien, precavido como siempre, pero con un soplo de sosiego en su fútbol. De hecho, no cambió nada en su forma de actuar tras el tanto a favor y se dejó incluso dominar por el Barcelona B. Fueron los mejores minutos del primer tiempo de Aleñá, el canterano que ya entra en los planes del primer equipo y que ayer se empleó como un organizador tenaz y con un guante en las dos botas. Hacia un lado y hacia al otro movió a sus compañeros, que se mostraron como jugadores excelentes mirando la portería rival y con el balón en su poder, pero con serios problemas cuando había que recular y sufrir. Los chavales de la Masía tuvieron una oportunidad en el primer tiempo, en una falta que remató fuera David Costas. El resto fueron sólo buenas intenciones.

Osasuna también enseñó la calidad de uno de sus futbolistas con estrella durante el partido de ayer. Borja Lasso, a veces más efectista que efectivo, se mostró como un futbolista muy aprovechable cuando primó lo segundo por encima de lo primero y conectó con sus compañeros, tiró paredes y buscó huecos para crearle muchos problemas al Barcelona B en el balcón de su área.

Con un compendio de buenas señales se marchó Osasuna al descanso como para, tirando de oficio y rigor defensivo, llevarse los tres puntos.

Aleñá, protagonista del mejor juego del filial azulgrana en el primer tiempo, varió su registro en la reanudación y quiso echarse el equipo a sus espaldas, pero de otro modo. El centrocampista protagonizó un par arrancadas fantásticas y espoleó a los suyos. Perdiendo el balón con facilidad, pero más profundo que en el primer acto, el Barcelona B se mostró más insolente. A Osasuna no le importó entrar en el toma y daca de un inicio de segunda mitad a la carrera. Los rojillos dispusieron de un par de remates a cargo de Lasso y Mérida, pero fue Aleñá el que demostró que lo suyo iba muy en serio con un disparo al larguero al que siguió otra ocasión de Vitinho.

Fueron los peores minutos para Osasuna, porque el Barcelona B se lo estaba creyendo y todo el mundo sabe que una cuadrilla de chavales entusiasmados suele dar bastante guerra. Sergio Herrera, el portero rojillo, recuperó los galones de protagonista principal y primero con el pie y después con el cuerpo frustró dos acciones clarísimas, especialmente ante Palencia, cuando el gol estaba cantado.

La diferencia de tono de una portería a otra se reivindicó como fundamental. A los momentos de mayor presión del Barcelona B, Osasuna supo contenerse gracias a su rigor defensivo y las habilidades de su portero, mientras que en la otra meta todo estaba listo para saltar por los aires. Un centro sobre él área, una salida en falso de Ortolá sobre el corpachón de Xisco, ya en el partido como delantero centro, permitió que en la acción siguiente Quique marcara de cabeza. Fue el segundo disparo entre los tres palos, el segundo gol del partido. El de la calma.

Más sobre Osasuna

ir a Osasuna »