Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
La otra crónica

Solidez ante la adversidad

Por Javi Gómez - Lunes, 26 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

los duros golpes solo tienen dos reacciones. Una, hundirse;la otra salir adelante más fuerte. Osasuna se llevó la semana pasada un palazo importante por todo lo que ocurrió. Pero el equipo demostró ayer que ha decidido tomar el segundo camino y realizó un encuentro muy efectivo, sólido y lo supo leer en (casi) todo momento.

La unión existente dentro de la plantilla (sumada a la que estos tienen con el cuerpo técnico) es una ayuda importante a la hora de salir adelante. No era fácil, por mucho que las sensaciones fuesen buenas, levantarse del impacto de perder un partido como el de la semana pasada.

Diego ha dado con la tecla. En Marzo, sí, pero mejor tarde que nunca, como reza el dicho. El equipo ahora mismo se arma con la solidez defensiva recuperada de hace meses, apoyado en un portero que aparece, como ayer, con apariciones fugaces pero estelares.

Osasuna demostró ayer que se ha levantado del golpe de la semana pasada;parece que Diego Martínez ha dado con la tecla

Pero sobre todo lo hace con un centro del campo que pierde pocas veces sus duelos con los rivales. Primero, hay que valorar el esfuerzo de Torró, recién salido de una amigdalitis y dando un nivel más que óptimo. Segundo, el dúo Mérida-Lasso. Con balón están mostrando ambos la calidad que tienen, pocos habrá en la liga como ellos en ese aspecto, pero sobre todo están siendo estiletes en la presión. El pase de Mérida a Clerc en el primer gol es para guardarlo en una videoteca. Ambos sostuvieron al equipo hasta que les duró la gasolina. La entrada de Arzura (claramente más cómodo con Torró al lado) dio aire.

Luego está la zona de arriba. La presencia de Róber y Barja en las bandas provoca varias cosas. La primera, verticalidad;la segunda, provocar que los laterales contrarios midan más sus subidas;y la tercera, gol. Ambos son dos jugadores que en el área llevan mucho peligro.

Todo esto para desembocar en el delantero. A Quique le tocaba, como le tocaba la semana pasada. Él hace su trabajo y la recompensa tenía que llegar. Ahora habrá que ver cómo reacciona, los delanteros cuando rompen barreras mentales pueden desencadenar la tormenta perfecta. Lo que es seguro es que seguirá dando todo lo que tenga dentro. Y con eso será ídolo en Pamplona, si además acompañan los goles...

Osasuna respondió ayer al golpe, y lo hizo levantándose, sin humo, con hechos. Sólidos ante la adversidad.

Herramientas de Contenido