Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Alemania mantiene en la cárcel a Puigdemont mientras resuelve sobre su extradición

El juez de Schleswig-Holstein prolonga su custodia policial hasta que, “en días o semanas”, decida si le envía a España - Acepta la petición de la Fiscalía al considerar que existe riesgo de fuga

Igor Santamaría - Martes, 27 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Una furgoneta sin identificar abandona la cárcel de Neumünster, adonde fue trasladado el domingo Carles Puigdemont.

Una furgoneta sin identificar abandona la cárcel de Neumünster, adonde fue trasladado el domingo Carles Puigdemont. (EFE)

Galería Noticia

Una furgoneta sin identificar abandona la cárcel de Neumünster, adonde fue trasladado el domingo Carles Puigdemont.

pamplona- Acabó de declarar a las siete de la tarde y apenas una hora después el juez de primera instancia de Neumünster resolvió como estaba previsto al prolongar la custodia policial de Carles Puigdemont hasta que se decida si se le extradita a España por considerar que existe “riesgo de fuga”. El expresident compareció ante al magistrado alemán del land de Schleswig-Holstein para que le fueran dictadas medidas cautelares tras ser detenido el domingo en Schuby, a unos 30 kilómetros al sur de la frontera alemana con Dinamarca, como respuesta a la euroorden dictada por el juez del Tribunal Supremo que instruye la causa del procés, Pablo Llarena, que procesó al exjefe del Govern por presuntos delitos de rebelión y malversación de caudales públicos. “Ha comparecido en calma y sereno”, afirmó anoche el fiscal general de la ciudad de Schleswig, Georg-Friedrich Guentge, en declaraciones a la prensa al ser interrogado por cómo estaba el expresidente catalán.

En la vista de ayer por la tarde, la justicia germana simplemente se limitó a identificar a Puigdemont e informarle que sobre él pesa la euroorden del tribunal español. Si el líder de Junts per Catalunya hubiera aceptado la extradición, ésta se habría llevado a cabo en un plazo de diez días, pero al oponerse se abre un procedimiento en el que la Fiscalía General de Schleswig-Holstein analizará si existen los requisitos para su entrega al Estado español. Alemania debe marcar para ello en su Código Penal los delitos por los que le reclama España. Este organismo presentará el caso a un Tribunal Superior Regional (OLG, en sus siglas en alemán) que deberá escuchar a las partes y decidir sobre la entrega en un margen de 60 días, que son prorrogables a un máximo total de 90. Este procedimiento ya se abrió el pasado noviembre en Bélgica hasta que el Supremo decidió frenar la euroorden que entonces pesaba sobre Puigdemont y el resto de exconsellers. En el caso de que la Fiscalía concluya que no existen los requisitos para una extradición, ordenaría su libertad.

Según la fiscal Wiebke Hoffelner, portavoz de la Fiscalía General del land de Schleswig-Holstein, el dictamen del juez fue el más lógico ya que la norma que rige habitualmente en los casos de extradición es dictar prisión preventiva hasta que el tribunal superior correspondiente dictamine. El delito de rebelión no está tipificado como tal en el Código Penal germano pero puede haber delitos equiparables, en opinión de la portavoz del Ministerio de Justicia, Stephanie Krüger. “Sin embargo, lo decisivo no es la palabra sino que en la legislación alemana haya un delito equiparable y eso es una cosa que no puedo determinar desde aquí, sino que es competencia de la Audiencia Provincial de Schleswig-Holstein”, agregó. El delito que más se aproxima al de rebelión sería el de alta traición, especificado en el artículo 81 del Código Penal alemán, aunque en este caso hace referencia al uso de la violencia o amenaza de violencia de quien atente contra la existencia de la República Federal alemana o intente cambiar el orden constitucional alemán. Según la fiscal portavoz, el proceso de extradición que pesa sobre Puigdemont puede ser “una cuestión de días o de semanas”. Si el máximo tribunal del estado federado de Schleswig-Holstein responde a la solicitud del magistrado Llanera afirmativamente, el líder del independentismo catalán será conducido directamente desde la prisión a España.

Tras la vista de ayer, Puigdemont fue conducido en furgón policial al centro penitenciario de Neumünster. Construido a principio de los años noventa, esta prisión es la más grande del land más septentrional de Alemania, ya que cuenta con 571 celdas.

Por su parte, la Fiscalía de Bruselas se encuentra en contacto con los abogados de los exconsellers exiliados en Bélgica -Toni Comín, Lluís Puig y Meritxell Serret- y considera que no existe un riesgo de fuga, por lo que no les está buscando activamente.

El Ministerio Público confirmó mediante un comunicado que está en contacto con los letrados de los tres políticos y que estos les han transmitido que “sus clientes están a disposición de la justicia belga”. “Por esa razón y dado que no existe un riesgo manifiesto de fuga, la señora Serret, y los señores Comín y Puig no son buscados activamente”, subrayan las autoridades belgas, quienes apuntan que se trata de un nuevo procedimiento y no de una continuación del acontecido el pasado noviembre, que se inició cuando se emitieron las primeras órdenes de arresto. La nota destaca también que ninguno de los tres exconsellers ha sido interrogado ni remitido a un juez de instrucción, algo que podría suceder “en un futuro cercano” pero sin fijarse plazos.

Últimas Noticias Multimedia