Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La oposición critica que Barkos no explique un informe ajeno a su Gobierno

UPN, PSN y PP querían que la presidenta diese la cara por una auditoría de KPMG

Martes, 27 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

pamplona- UPN, PSN y PP patentaron ayer la última tendencia en oposición parlamentaria: pedir al Gobierno que explique un informe de auditoría privado y enfadarte y tacharlo de sectario si, como es lógico, se niega a comparecer porque excede sus obligaciones.

Es lo que hicieron ayer regionalistas, socialistas y populares cuando pusieron el grito en el cielo porque la Mesa y Junta del Parlamento de Navarra no admitió a trámite la petición de comparecencia formulada por Ana Beltrán (PP) para que la jefa del Ejecutivo valorase el Informe Perspectivas España 2018, un estudio de auditoría externo realizado por la firma multinacional KPMG, que desde 2009 viene realizando trabajos similares en todo el Estado. A priori, la decisión del Parlamento parece ajustada a la lógica: si la Cámara tiene asignada una función de control al Gobierno, esta será extensible a todas las parcelas en las que el Ejecutivo, haciendo uso de los medios humanos y materiales que la ciudadanía pone en manos de la Administración, desarrolla su trabajo. Algo que, se deduce, no encaja dentro de pretender que la presidenta Barkos valore un informe privado de una multinacional holandesa que, de refilón, incluye algunos juicios sobre Navarra en un trabajo sobre economía española.

Pues precisamente eso es lo que quería la oposición: que la líder del Ejecutivo foral explicase por qué, según el trabajo en cuestión, los empresarios navarros son todavía escépticos a la hora de anunciar la salida de la crisis. Al margen de la información que haya manejado el trabajo, que Navarra es uno de los territorios que más tiran de la recuperación económica lo atestiguan los indicadores estadísticos: la Comunidad Foral cerró el año 2017 creciendo al 3,2%, una décima más que el propio Estado.

Sin embargo, la decisión de la Mesa y Junta sirvió para que Javier Esparza, Ana Beltrán y María Chivite hablasen de “veto” y “dictadura” e insinuasen que se trata de una estrategia para que Barkos no dé la cara, obviando a la ciudadanía que estaban tratando de condicionar la agenda de la presidenta con informes privados ajenos al quehacer del Gobierno. Incluso Esparza aprovechó para repetir que el Ejecutivo es “sectario” y que le falta “talante democrático”. - D.N.