Las obras del Cerro de Santa Bárbara tendrán que volver a salir a licitación

El Consistorio no las ha podido adjudicar al incumplir las empresas concurrentes aspectos técnicos

Fermín Pérez-Nievas Nieves Arigita - Martes, 27 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Natalia Castro (UPN) e Irene Royo (PPN), en un pleno anterior.

Natalia Castro (UPN) e Irene Royo (PPN), en un pleno anterior. (NIEVES ARIGITA)

Galería Noticia

Natalia Castro (UPN) e Irene Royo (PPN), en un pleno anterior.

tudela- Las obras de restauración y puesta en valor de los restos del Cerro de Santa Bárbara tendrán que volver a salir a licitación después de que se hayan inadmitido las ofertas de varias empresas porque incumplían algunas de las condiciones técnicas que se exigían. Así se señaló ayer durante la celebración del pleno municipal ante a preguntas de la oposición. Los trabajos habían salido a licitación por un montante global de 580.000 euros para acometerlo a lo largo de 8 meses. Según señaló el concejal de Urbanismo podría volver a salir a licitación dentro de una semana, si bien representa un nuevo retraso en este proyecto que se lleva a cabo con ayuda de la UE y que coordina a tres países.

Esta información se ofreció en el transcurso del pleno en el que UPN y PPN acusaron al tripartito de estar teniendo desvíos presupuestarios en las obras de entre el 50% y el 100%, especialmente en el Cerro de Santa Bárbara y el pabellón Ciudad de Tudela. Ambas obras fueron aprobadas ayer al habilitarse una modificación en los presupuestos de 2018. Natalia Castro (UPN) acusó al alcalde de dar más valor a los tres votos del PSN que a los de los ciudadanos al aceptar la construcción de unas piscinas de verano a cambio del respaldo a la reforma del pabellón. “Han cambiado tres veces de presupuesto y en el definitivo de 1.086.000 euros viene una partida de 20.000 euros para la reforma del césped y otros 60.000 euros para un proyecto de futuras piscinas de verano. ¿Dónde están los 90.000 euros de la reforma del césped de los presupuestos participativos?”, preguntó Castro.

Además, señaló que las obras del Cerro se habían disparado hasta los 666.000 euros y que tanto el Barrio de Lourdes como el paseo de Pamplona habían aumentado de forma importante su coste (de 680.000 a 800.000 y de 300.000 a 600.000, respectivamente).

Por su parte Irene Royo (PPN) calificó la gestión de la concejalía de Urbanismo de “poco transparente, caótica y con falta de previsión”, por su labor en obras como estos dos proyectos. Si bien durante meses se han mostrado partidarios de un pabellón nuevo, ayer destacó que “estamos a favor de la reforma” y apuntó que el incremento en el coste del cerro viene de “esta forma de actuar”.

Desde Tudela Puede, Daniel López negó las acusaciones de falta de transparencia (“está todo colgado en la página web, así de opacos somos”) y también del incremento en los presupuestos.

En otro orden de cosas, tanto UPN como PPN pidieron al equipo de gobierno que retirara su crítica a la Orden del Volatín porque están “exaltando los ánimos y yendo en contra del turismo”. Larrarte negó las acusaciones y apuntó que apoyan en todo momento tanto a las jornadas y pidió que pusieran “el foco de atención en la oferta en la que también participa este Ayuntamiento” y repitió la calificación del nombramiento de Méndez de Vigo como “político”.

Últimas Noticias Multimedia