Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
partido amistoso | España 6 - Argentina 1

Todo un repaso a Argentina

amistoso | españa tritura a una argentina sin messi, con isco espectacular firmando tres goles y con iago aspas revolucionando el choque

Roberto Morales / Javier Lizón - Miércoles, 28 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Isco celebra con Piqué y Sergio Ramos uno de sus tres goles.

Isco celebra con Piqué y Sergio Ramos uno de sus tres goles. (EFE)

Galería Noticia

  • Isco celebra con Piqué y Sergio Ramos uno de sus tres goles.

ESPAÑA De Gea;Carvajal, Piqué (Azpilicueta, m.72), Sergio Ramos, Jordi Alba (Marcos Alonso, m.79);Koke, Thiago (Parejo, m.83), Iniesta (Saúl, m.56), Isco (Lucas Vázquez, m.76), Marco Asensio;y Diego Costa (Iago Aspas, m.46).

ARGENTINA Romero (Caballero, m.22);Bustos (Mercado, m.62), Tagliafico, Otamendi, Rojo, Macherano (Pavón, m.56), Biglia;Banega (Pablo Pérez, m.62), Meza, Lo Celso (Acuña, m.84) e Higuaín (Lautaro Martínez, m.59).

Goles 1-0, m.12: Diego Costa. 2-0, m.27: Isco. 2-1, m.39: Otamendi. 3-1, m.52: Isco. 4-1, m.55: Thiago. 5-1, m.74: Aspas. 6-1, m.75: Isco.

Árbitro Anthony Taylor (ING). Amonestó a Isco (68) y Ramos (88) por España;y a Tagliafico (68), Meza (82) y Pavón (89) por Argentina.

Estadio Wanda Metropolitano, lleno: 65.541 espectadores. Sergio Ramos recibió una camiseta conmemorativa por alcanzar 150 partidos como internacional absoluto.

Madrid- La selección española se tomó la revancha de la goleada del último precedente en Buenos Aires, pasando por encima de la actual subcampeona del mundo, una Argentina que añoró a su líder Leo Messi y obligó a la Roja a pisar nuevos registros en los que desató su pegada con Isco magistral.

La última vez que España recibió a Argentina, para celebrar su centenario, lo hacía en pleno éxtasis camino de un Mundial que conquistó. Las sensaciones que deja un nuevo reencuentro invitan al optimismo. Recuperado el ansia por ganar, en una racha sin fin invicta con Julen Lopetegui, cambia de registro según le exige el duelo sin perder eficacia. Y pasa por encima de rivales sea cual sea su nombre.

Perdía la albiceleste a su líder, Leo Messi, que optó por no arriesgar ante sus problemas musculares. Pero Argentina no solo le perdía a él. Sin Agüero ni Di María buscaba una identidad desde el bloque, la unión de sus líneas y un centro del campo poblado para anular a la Roja.

Consiguió poner en problemas por momentos a una España que añoraba las asociaciones en corto de sus genios bajitos. La diferencia la marcó Diego Costa: la primera que le cayó la mandó a la red. Luego apareció Asensio para golpear. Dejó atrás a Mascherano con una potencia incontrolable. Desde el costado izquierdo encontraba primero la llegada de Alba, que no precisaba su remate, y después a Isco que de primeras no perdonaba.

El castigo era duro para Argentina que tiró de orgullo mientras pudo y se fue 2-1 al descanso.

Salió a por el empate Argentina en el segundo acto y no pudo ser golpeada con mayor efectividad. España firmó una mitad de ensueño, disfrutando de su fútbol y los goles en el mayor triunfo de la historia de este gran enfrentamiento.

La fiesta se instalaba en la abarrotada grada del Wanda Metropolitano que respiraba euforia. El número final no podía ponerlo otro jugador que no fuese Isco. Su exhibición se cerró con su primer triplete en la selección española. Respondiendo a la confianza ciega de Lopetegui sea cual sea su situación en el Real Madrid. La cara de Messi en la grada lo decía todo.

LOPETEGUI Julen Lopetegui, seleccionador español, avisó que "esto no ha empezado todavía", en referencia al Mundial 2018, que es "otra cosa diferente a los amistosos", y abogó por la "calma y la tranquilidad", además de remarcar: "nosotros sabemos dónde estamos".

"A los jugadores se les da la enhorabuena, se les da las gracias y se les dice la realidad;que esto no ha empezado todavía. Estamos contentos, hemos ganado a un equipo que fue subcampeón del último Mundial, con una historia fantástica... Y a partir de ahí nada más", explicó el técnico en la rueda de prensa posterior al encuentro.

Lopetegui no ve que haya la diferencia entre ambas selecciones que marcó el 6-1 en el Wanda Metropolitano: "Tu no la crees y yo menos. El resultado es real y el partido que hemos hecho también. El partido arrancó parejo. Argentina tenía bajas importantísimas. El Mundial es otra cosa, es diferente a un partido amistoso".

"Estamos contentos, pero no satisfechos, porque el Mundial no ha empezado todavía. Lo que hay que hacer es tener certezas, felicitar a los chicos, creer en el camino que hemos iniciado, pero nada más", expuso el entrenador, que entendió la posible euforia que pueda generar en la afición un triunfo tan incontestable como éste.

"No voy a pelearme con nadie porque tenga ilusión y esté contento. Otra cosa es cómo lo gestionemos a nivel interno. Que la gente esté feliz o ilusionada... Los chicos se lo han ganado. A partir de ahí, tranquilidad y calma. Nosotros sabemos dónde estamos", continuó Lopetegui en el estadio Wanda Metropolitano.

Isco Alarcón lideró el triunfo con tres goles. "No voy a decir nada nuevo ni descubrir nada del gusto que me produce ver a Isco y además del rendimiento que siempre ha tenido con nosotros. Encantado de que así sea y que sea feliz. Esperamos que estos dos meses sea lo más feliz que pueda en su club y encarar el Mundial con toda la ilusión y la ambición. Y la confianza no se la da el entrenador;se la da el jugador al entrenador", valoró Lopetegui.

El seleccionador no se pronunció sobre si Isco tiene que jugar más en el Real Madrid. "No voy a entrar a opinar eso. Sería un metepatas si dijera algo de un colega y de un equipo. Es una decisión de Zidane y poco más tengo que añadir", explicó.

Lopetegui, que sí esperaba la defensa adelantada de Argentina, alineó en la primera parte a Diego Costa y en la segunda a Iago Aspas como delantero. "Decidimos poner a Diego la primera parte, porque entendíamos que era lo que necesitábamos, y a Iago en la segunda porque Diego también tenía algún problema", apuntó.

"Tenemos plena confianza en los dos y en todos los jugadores que vienen con nosotros y hemos decidido apostar por ellos", añadió el seleccionador, que explicó que dispone de delanteros "diferentes", pero está "contento" con los tres jugadores (Rodrigo Moreno, además de Aspas y Costa) que han jugado en esa posición en los dos amistosos ante Alemania y Argentina.

"Los tres nos dan cosas diferentes, igual que nos puede dar Álvaro (Morata). Intentaremos buscar en cada momento lo que el equipo necesita", abundó el técnico, que también habló del 5-1 de Iago Aspas a pase de David de Gea: "Sin duda, los entrenadores aspiramos a que los equipos sean lo más completos posibles, manejen todos lo registros y les ha salido fantástico".

SAMPAOLI Jorge Sampaoli, seleccionador de Argentina, consideró este martes, tras la derrota por 6-1 contra España, que el resultado "no fue tan futbolístico", sino que fue "muy anímico", aunque remarcó que hay que "hacerse cargo para que estas cosas no pasen en el Mundial" de Rusia dentro de dos meses.

"El equipo intentó hacer un partido de quitarle la pelota a España desde el inicio y buscar la posibilidad de generar a través de las características de los jugadores, de buscar esa realidad que entrenamos. En el primer tiempo se dieron episodios muy favorables para España cuando por ahí no había dominado para ir 2-0", dijo.

"En el segundo tiempo, España nos agarró atacando un poco con mucho vértigo y un poco de desorden. Cuando terminábamos mal los ataques vinieron goles muy rápidos. Y eso generó la diferencia que hubo en el resultado", indicó Sampaoli.

El técnico argentino quiso dejar claro que el resultado final no refleja lo ocurrido en el campo. "Explicar que en el desarrollo no ha sido un partido tan abultado, pero el resultado marca que indudablemente hay que hacerse cargo de este partido para que esta cosas no pasen en la Copa del Mundo".

"El resultado global -continuó Sampaoli- fue que encontramos un rival de mucha jerarquía para definir cada jugada. Aprovecharon muy bien cuando la tuvieron y el deterioro del resultado nos hizo que nos fuéramos de manera desmedida", apuntó el técnico, que admitió que "indudablemente no se dieron los aspectos defensivos" que hagan tener el "equilibrio y la solidez" que esperaba de su conjunto.

"No esperábamos que el equipo rival nos generara a lo mejor, con un dominio tan equitativo del partido, tanta contundencia. Me justificaría decir que el desarrollo no fue tan amplio como el resultado, pero la verdad que nos golpearon mucho los goles y eso lo tenemos que mejorar. Tenemos que aprender de todo", añadió.

El seleccionador argentino señaló también que "el equipo quedó bastante descompensado, no son goles construidos desde España, sino con lanzamientos a la espalda de los centrales. Hubo aspectos ahí que seguro que tienen que ver conmigo en la resolución de cara a lo que viene".

"Son partidos o resultados muy atípicos que pueden llegar a modificar la óptica del entrenador si por ahí no analizas profundamente lo que pasó. Nos hacemos cargo de todo lo que nos compete, que fue mucho en este resultado", agregó.

Sampaoli, por eso, abogó por analizar "muy tranquilamente" un marcador que calificó como "un buen golpe" que les "perjudicó mucho". "Tratar de saber que veníamos a buscar jugadores en esta ventana que nos permitan definir la lista para el Mundial y sacar conclusiones", declaró.

En ese sentido insistió en el buen primer tiempo de su equipo. "Fue increíble, pero 60 minutos no alcanzan. El rival aprovechó su jerarquía y nos abofeteó por la forma en que nosotros jugamos", valoró Sampaoli, que también resaltó el esfuerzo de sus jugadores. "Me da una pena terrible que se haya dado este resultado. El resultado no fue tan futbolístico, fue muy anímico".

Sampaoli tuvo la baja de Messi para el partido. "Leo entrenó con nosotros, tuvo una semana muy buena de entrenamientos, pero seguía con molestias en su pierna y después de este último entrenamiento sintió esa fatiga y generó que no pueda estar. Acompañó al grupo en todo momento, en el vestuario, sentimos su baja, pero resalto mucho la cercanía de Leo, de quedarse con nosotros, estimular, hablar en el medio tiempo...", destacó el seleccionador.

También admitió que de haber sido un partido de competición posiblemente habría jugado él y otros futbolistas más: "Varios jugadores que hoy no estuvieron habrían jugado. Veníamos a otra cosa. No venimos a exigir a nadie para que no se recupere. Cada jugador tiene que jugar ahora partidos importantes con sus clubes y queremos que los jugadores lleguen lo mejor posible al Mundial".

Herramientas de Contenido