Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Ataque a tres de los once ‘tropezones’ colocados para recordar a víctimas del 36 en Pamplona

La asociación de familiares tiene sospechas y antes de denunciar intentará dialogar

Lola Cabasés Hita - Miércoles, 28 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La placa de I. Zabalardo fue arrancada en el nº 2 de San Nicolás.

La placa de I. Zabalardo fue arrancada en el nº 2 de San Nicolás.

Galería Noticia

La placa de I. Zabalardo fue arrancada en el nº 2 de San Nicolás.Portal 2 de c/ San Nicolás.

Pamplona- Tres de los once tropezones colocados el pasado viernes en las calles San Gregorio, Lindatxikia y San Nicolás de Pamplona para recordar a otras tantas víctimas de 1936 han sido arrancados. Se trata de las placas dedicadas a Ildefonso Zalabardo López, Gerónimo Julián Ruiz Lara y César Burguete Díaz, colocadas en la calle San Nicolás a la altura de los portales números 2, 4 y 9. El ataque fue denunciado por un vecino a la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra (Affana-36) la mañana del domingo, precisó la asociación.

Aunque este ataque no es nuevo, ya que han sido arrancados al menos 10 del centenar de adoquines-tropezones que Affna-36 ha puesto ya en Pamplona desde que inició esta acción en junio de 2015. En esta ocasión, la asociación tiene sospechas de la autoría. Fuentes de Affan-36 apuntaron la posibilidad de hablar con el autor o autores para que, entre otras cosas, devuelvan las placas, antes de denunciar el ataque. Para ello, apelan a la colaboración del vecindario. En este sentido, indicaron que en ocasiones alguna placa desprendida fue devuelta por algún vecino que la había recogida. “Cada placa cuesta 18 € y su valor simbólico es muy importante”.

En este caso, parece que se trata de un ataque ya que las placas quedaron el viernes “perfectamente sujetas”. Los adoquines-tropezones son pequeñas placas de latón, de 10 por 10 centímetros, que disponen de un espárrago en el centro el cual se introduce con una pasta química o pegamento, a modo de tornillo, en el suelo y queda adherida. “Una vez que está seco el pegamento, si se ha endurecido, es muy difícil quitarla. Hace falta martillo y cincel por lo que retirarla cuesta un rato”, apuntaron desde Affana-36, al tiempo que comentaron que la acción pudo ser observada por algún vecino o vecina, de ahí que pidan su colaboración. Se da la circunstancia de que al menos una de las placas retiradas fue depositada junto al portal pero ya ha desaparecido. Se trata en concreto de la de Ildefonso Zalabardo López, que fue colocada delante del portal número 2 de la calle San Nicolás, en las escalerillas a la Plaza del Castillo.

En estas pequeñas placas queda recogida la breve inscripción “Aquí vivió-Hemen bizi zen” con el nombre de la persona, año de nacimiento, fecha de su desaparición y destino final con la fecha del asesinato. La placa se incrusta en la acera o calle, delante de la puerta del último domicilio de la víctima.

Este proyecto de Affna-36 tiene su origen en Europa, donde recibe el nombre de Stolpersteine (palabra alemana que designa una piedra en el camino que puede hacer tropezar al caminante). “Cuando la gente que pasea por las calles ve las pequeñas placas, brillando con su color dorado, o cuando reparan en ellas, se inclinan para leer la inscripción, un gesto simbólico de recuerdo que suscitará una conversación en torno a la persona y a la memoria”, indican desde Affna-36. “Se les devolverá la identidad a las víctimas devolviendo también la dignidad que se les había quitado. Una persona solo es olvidada cuando se olvida su nombre”, añade. El viernes se pusieron placas a los tres citados y a Alonso Caballero, Antonio García del Olmo y Lorenzo Yoldi Lacunza (S. Gregorio);Isidro Mencos Rosain (Lindatxikia);y José Mª y Manuel Goñi Villanueva, Benito Vallejo Hernández y Juan Pérez Marturet.

Últimas Noticias Multimedia